Facebook Twitter Google +1     Admin

Manifestación por la paz en Tel Aviv

20060809213007-marcha-en-tel-aviv-mujeres-de-negro-05-08-b.jpgpor: NIKO SCHVARZ UNAS 7 MIL personas participaron el sábado en una manifestación por la paz en el centro de Tel Aviv, reclamando el inmediato cese del fuego en el Líbano y Gaza, y el inicio de negociaciones de paz entre Israel, Líbano, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y Siria. Las consignas repetidas  a lo largo de la marcha fueron: “Los niños de Haifa y de Beirut quieren vivir”, “Basta de bombardeos a civiles”, “Hay que negociar con los vecinos”, “Bombardeos, murallas y retiradas unilaterales no garantizarán ninguna seguridad”. Judíos y árabes en la demostración pacifista En la manifestación participaron judíos y árabes, mayoritariamente de Tel Aviv y sus alrededores, y delegaciones que llegaron en autobuses desde ciudades bombardeadas del norte como Haifa, Nazareth, Akko, Carmiel. Organizada por una coalición de grupos pacifistas, la protesta logró ampliar el espectro de opositores a la guerra con la participación de jóvenes del seccional local del partido de izquierda sionista Meretz. En la oratoria intervinieron Yael Dayan, hija de Moshe Dayan y edila de Tel Aviv, la ex diputada de Meretz Noemí Hazan, junto a diputados de Hadash (Frente Democrático por la Paz e Igualdad, comunistas y aliados) y de Balad-Tayamu (Alianza Nacional Democrática, nacionalistas árabes de izquierda). Los organizadores expusieron cómo funciona la lógica de las escaladas bélicas y acusaron al gobierno de Israel de aprovecharse de provocaciones para desatar una guerra desproporcionada e injustificada que sólo sirve intereses foráneos (en alusión a EEUU e Irán). Por parte de la población árabe habló Shauki Hatib, presidente del Consejo de Municipalidades Arabes en Israel, el mayor órgano representativo de la minoría palestina ciudadana de Israel. Zohar Mulgrom, un reservista de 26 años, anunció desde la tribuna su negativa a servir en la guerra; ayer domingo debía presentarse en su unidad militar, donde tras anunciar su negativa le esperaba el arresto y el juicio militar. Gadi Algazi, de Taayush (Convivencia Arabe-Judía, uno de los principales organizadores del acto) expresó que Israel, para su seguridad y su futuro, debe dejar de considerarse como una fortaleza de avanzada del imperio occidental e integrarse al Medio Oriente, en el marco de una paz entre iguales con todos los países vecinos y otorgando plena igualdad de derechos a los palestinos ciudadanos de Israel. Señaló que la guerra afecta a los más pobres en el norte de Israel y el sur del Líbano: los que carecen de medios para escapar de sus regiones, o los que no salieron de vacaciones de verano y quedaron atrapados entre las bombas y los misiles. Un habitante del norte de Israel en la tribuna El veterano periodista y militante pacifista Uri Avneri reclamó la apertura de negociaciones con los países vecinos y con la ANP, mencionando a las decenas de muertos civiles en Gaza que dejaron de ser noticia por las muertes en el Líbano. (En ese momento fuerzas israelíes se llevaban preso en Ramalá al presidente del Parlamento palestino). El sindicalista comunista Benjamín Gonen, quien en el pasado colaboró en el plano sindical con Amir Peretz (líder a la vez del ala izquierda del laborismo), manifestó su desagrado por la transformación operada en el ex líder sindical desde que asumió el ministerio de Defensa. En la oratoria participó asimismo Saúl Feldman, cuya vivienda en la norteña localidad de Nesher fue destruida por un misil de Hizbolá hace dos semanas. El y su pareja Ruth Gur habían participado poco antes en un acto de protesta contra la guerra y no se encontraban en la casa. Dijo que su posición contra la guerra no se debía a la circunstancia de haber sido víctima directa de la misma, y protestó porque una foto que lo muestra revisando los daños a su piano tras el ataque fue utilizada por los medios para emitir propaganda a favor de la guerra. “No se trata de estar a favor del gobierno de Israel o a favor de Hezbolá –expresó- sino que hay otras posibilidades y posiciones”. Incidentes y antecedentes Durante  la marcha y el acto se registraron incidentes originados por algunos transeúntes que influenciados por la propaganda belicista insultaron y agredieron a manifestantes. A pesar de que la marcha contaba con todos los permisos la policía provocó al menos un incidente violento en el cual arrestó a dos manifestantes y otros resultaron levemente lesionados. La manifestación del sábado en Tel Aviv es una culminación, en esta etapa, de actividades pacifistas que ya se habían expresado en actos y en protestas frente a la embajada de EEUU en Tel Aviv. En una manifestación realizada el 16 de julio se difundió un manifiesto que proclamaba: “No más muertos civiles en Líbano, Israel y Gaza. Negociaciones políticas ahora”.  

Publicado en La República, 7 de agosto 2006, pág. 26

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris