Facebook Twitter Google +1     Admin

RECORTES DE PRENSA

20060826230932-0000-aaa-heli.jpg

*  ATAQUES Y DETENCIONES EN LA FRANJA    

*  CON UN METODO CASI MILITAR, MILLONES DE DOLARES EN EFECTIVO Y MUCHO TRABAJO    

*  FRANCIA QUIERE RECUPERAR EL LIDERAZGO Y ENVÍA 1600 SOLDADOS MÁS AL LÍBANO    

*  DENUNCIA DE LAS MADRES DE PLAZA DE MAYO    

*  UN GALO DIRIGIRA LAS TROPAS ITALIANAS EN LIBANO    

*  LOS RESERVISTAS DE LA GUERRA LIBANESA EXIGEN LA RENUNCIA DEL PREMIER ISRAELÍ

    

oooooooooooooooooooooooooooooooo

ATAQUES Y DETENCIONES EN LA FRANJA   

Gaza sigue en llamas    

Viernes 25 de Agosto de 2006  - Lejos del cese del fuego del sur libanés, la Franja de Gaza continúa siendo objeto de incesantes ataques israelíes. A pesar de haber disminuido las operaciones terrestres y los bombardeos, Tel Aviv mantiene su ofensiva contra los líderes políticos del movimiento islámico Hamas. Un helicóptero disparó dos misiles ayer contra la casa de un importante miembro de Hamas del sur de Gaza. En el ataque, las tropas israelíes detuvieron al dirigente islámico y mataron a su hermano. En Cisjordania, al mismo tiempo, detenían al alcalde de una aldea de Hebrón, también miembro de Hamas, y a diez militantes del movimiento islámico.    

Hamas no es el único objetivo en la campaña de asesinatos selectivos. El miércoles, las tropas israelíes realizaron una operación relámpago en el campo de refugiados de Jenin, en Cisjordania. Según la cadena qatarí Al Jazeera, en el ataque fue herido el líder del brazo armado de la Jihad Islámica, Husam Jaradat. El dirigente de las brigadas de Al Quds fue llevado al hospital, donde continúa internado. Pero la campaña israelí contra los dirigentes palestinos no se queda sólo en las detenciones. Esta semana Tel Aviv acusó formalmente por primera vez a uno de los 33 líderes islámicos –29 legisladores y cuatro ministros– que habían sido arrestados en el inicio de la ofensiva, el 25 de junio. El presidente del Parlamento palestino, detenido a principios de mes, se enfrentó el martes pasado a una corte militar israelí, que lo acusó de ser parte de la organización “ilegal”.

Abd al Aziz Dweik rechazó el proceso. “Es un juicio político y no lo reconozco. Yo soy un funcionario electo”, afirmó el dirigente de Hamas. La ofensiva militar israelí en Gaza, además, golpea a los civiles. La agencia de la ONU para los refugiados palestinos anunció ayer que si Tel Aviv no levanta el bloque que mantiene en el principal paso fronterizo no podrá continuar enviando ayuda.   

ooooooooooooooooooooooooooo    

CON UN METODO CASI MILITAR, MILLONES DE DOLARES EN EFECTIVO Y MUCHO TRABAJO    

Empezó la reconstrucción de Beirut   

Cada persona que perdió su domicilio recibe 12.000 dólares. Son 16.000 las inutilizables y 200 millones de dólares es la cifra que se está gastando para financiar las primeras urgencias. Los asistentes sociales de Hezbolá sacan fajos de billetes de cajas de zapatos y se los entregan a las víctimas. Sobre las ruinas renace la esperanza.   

Por Eduardo Febbro - Desde Beirut   

Viernes 25 de Agosto de 2006   - Beirut apenas se despierta de la pesadilla de las bombas. En el gran suburbio chiíta del sur, Chiah, bastión social del Hezbolá, pocas cosas han quedado en pie. Lo único que se mantiene firme es la disciplina. Cada hombre y mujer parecen tener un orden asignado, una función casi militar que respetan con la puntualidad de un rito.

Las topadoras extraen los escombros, la gente barre los vidrios, en el local del movimiento chiíta libanés los encargados de la comunicación reciben a la prensa mientras que, en las calles derruidas del suburbio, un guía del Hezbolá, con un megáfono en la mano, conduce a los curiosos y visitantes explicándoles lo que existía antes de esa montaña de piedras que los extranjeros miran extasiados.

El espectáculo es a la vez desolador y sobrenatural, una mezcla de fin del mundo con un montón de gente dando vueltas por una calle de cráteres, pilas de cemento y hierros retorcidos. Sin embargo, en ese caos provocado por la violencia hay un orden intrínseco, un método feroz para reparar los daños. El Hezbolá trabaja con una regla inquebrantable, quizá la misma que, al cabo de 34 días de bombardeos, privó a Israel de la victoria militar. Sus hombres y mujeres se juegan en la reconstrucción una carta política esencial.   

La calle Ragheb Harb conserva cinco o seis edificios en pie de las decenas que alguna vez existieron. A la escena de la destrucción, el Hezbolá le superpuso un telón casi teatral. Delante de cada edificio derrumbado, el partido chiíta plantó enormes carteles rojos rectangulares que dicen: “Made un USA”, “Este es el nuevo Medio Oriente”. El contraste de los argumentos basta para convencer a los más escépticos. Hasta las protestas pintadas en los muros fueron modificadas. Donde antes decía en árabe Damar –destrucción–, ahora se lee otra cosa. La “D” fue borrada de un trazo. Entonces se lee Amar, es decir, construcción. En Chiah nada es como en otras partes.

Este es el reino de una corriente confesional compuesta por dos tercios de la sociedad libanesa y todo está en función de ella, de su historia y de sus mártires. Una de las principales avenidas lleva el nombre del hijo del jefe del Hezbolá, Hassan Nasrallah, muerto durante un combate con el ejército israelí en el sur del Líbano. La sede del Hezbolá quedó hecha polvo, pero el partido funciona a pleno.

El doctor Bilan Naim, miembro del ejecutivo del Hezbolá, mira con orgullo sincero los avances de la reconstrucción. Aquí, los medios no faltan y el partido ha hecho todo para que nadie pierda la oportunidad de filmar o fotografiar esas acciones. El doctor Naim desgrana las cifras sin emoción. “Hay 16 mil viviendas destruidas en todo el Líbano, más de 500 en este barrio. Nosotros hemos definido una política de ayuda concreta para que la población pueda suplir las carencias que heredó de la guerra.

A cada persona que perdió su domicilio le entregamos 12.000 dólares para que salga del paso.” 12.000 dólares por familia, 16.000 habitaciones inutilizables, la cifra es rápidamente clara: hacen falta más de 200 millones de dólares para financiar las primeras urgencias de la reconstrucción.   Nada de lo que se dice es metáfora. En otro sector del suburbio, el Hezbolá instaló su oficina central de ayuda inmediata. Un edificio medio moderno donde funciona una escuela. En la puerta de cada aula hay un cartel con el nombre del barrio correspondiente. Adentro, media docena de hombres extraen fajos de dólares de una caja de cartón. Cuentan y entregan la suma, el beneficiario firma después. Dólares frescos, salidos, según Naim, de las contribuciones religiosas obligatorias y de las donaciones diversas.

La aviación israelí parece haber herrado también aquí su blanco. Aplastó calles abarrotadas de civiles porque eran la cuna del Hezbolá, pero, además de no matar a ningún jefe de peso, olvidó las cajas fuertes de donde hoy mana ese dinero. Salim Kenaan también está satisfecho. Apenas se instauró el alto el fuego el pasado 14 de agosto, este miembro del Hezbolá visitó cada casa de Haret Hrik, otro de los barrios del sur, para evaluar los daños.

“Todas las personas damnificadas han sido tomadas en cuenta. No hay nadie olvidado, ni durmiendo en la calle o en una situación desesperada”, dice Kenaan. La gente que vivía en las inmediaciones de la sede de la televisión del movimiento, Al Manar, pagó el tributo más alto en vidas y en destrucciones. El panorama hiela la sangre. Hay que imaginar un kilómetro de la calle Florida sin un edificio en pie para darse cuenta del desastre que desencadenaron las bombas. Y sin embargo, nadie se lamenta ni lanza diatribas contra los judíos.

Hassan el Milejj, un habitante de Haret Hrik, no expresa remordimientos ni deseos de venganza. Su departamento –al igual que el edificio– es un recuerdo. “Nuestro problema no son los judíos sino Israel y su política de ocupación.” El Milejj, Achrabi, Al Hassan, nadie quiere pensar en el pasado, ni tampoco ver el abismo presente: “Hay que borrar todo esto y pensar en el futuro. De nada vale derramar lágrimas sobre un montón de piedras, de ollas y juguetes rotos. Es irrecuperable. Nos han expoliado el presente a fuerza de bombas, pero no dejaremos que nos roben el futuro. Eso es la reconstrucción”, dice Hassan el Milejj.   

En dos semanas, el drama atravesó la frontera de la vida. En Chiah y Haret Hrik se respira un clima doble, la tristeza inevitable ante un barco hundido y la energía del mar que traerá otros navíos. La acción del Hezbolá no es ajena a esa confianza. Su organización es de un metodismo alucinante: nadie dice más de lo que debe decir; los interlocutores autorizados a dar datos se consagran a ello y cuando se trata de evocar temas políticos son otros jefes los que se presentan con una sonrisa bondadosa.

Y sin embargo, como ocurrió durante los combates en el sur, no están en ningún lado, son una suerte de magma invisible que lo supervisa todo. Es el milagro de la eficacia basada en la disciplina y la invisibilidad. Pero en sus locales, en sus centros de ayuda, se siente latir el corazón del organismo. Mucho de lo que será el Líbano mañana se juega en esas ruinas.   

ooooooooooooooooooooooooooooooo    

FRANCIA QUIERE RECUPERAR EL LIDERAZGO Y ENVÍA 1600 SOLDADOS MÁS AL LÍBANO   

Viernes 25 de Agosto de 2006  - El presidente Jacques Chirac, que había mandado sólo 400 tropas de paz a Beirut, decidió cuadruplicar ese número y recibió el aval de Naciones Unidas. Incluso tuvo el beneplácito de Italia, que había mostrado interés en comandar esa fuerza y enviará entre 2000 y 3000 hombres.   

Por John Lichfield y Anne Penketh * - Desde París   

Francia infundió nueva vida a la fuerza de paz internacional en Líbano, al ofrecer 1600 tropas extra a las Naciones Unidas anoche. Después de varios días de titubeos y confusión, el presidente Jacques Chirac anunció en televisión que Francia jugará, después de todo, un gran papel en la fuerza que ayudará al ejército libanés a controlar una zona tapón entre Israel y el grupo chiíta Hezbolá. La intervención del mandatario francés llegó en la víspera de un encuentro de los ministros de Exteriores de los 25 países de la Unión Europea (UE), a la cual asistirá el secretario general de la ONU, Kofi Annan.   Chirac dijo que había recibido nuevas garantías de la ONU sobre la cadena de mando y las reglas de enfrentamiento. Los gobiernos del Líbano e Israel también le aseguraron que se permitirá a la fuerza operar en condiciones de seguridad razonables. Como consecuencia, en un mensaje televisado desde el Palacio del Elíseo, dijo que estaba preparado para transformar el contingente de 400 franceses ya existente bajo comando de la ONU en uno de 2000 hombres. Chirac afirmó que Francia también estaba lista para liderar la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (Finul) ampliada, si es que se lo pedían. El presidente francés indicó que esperaba que la decisión llevará a una mejora en la oferta de tropas de otros países de la UE y de Asia, para “repartir la carga equitativamente”.   Mientras la resolución de cese el fuego –propuesta por los franceses– estaba bajo negociación en la ONU, París parecía lista para tener un rol dominante en la fuerza de paz. Para la consternación de la comunidad internacional y sus socios europeos, Francia sólo ofreció doblar el contingente de 200 hombres que ya tiene en Finul. En ese momento, Italia se ofreció a comandar la tropa y era el líder más fuerte hasta el anuncio de Chirac de ayer. El cambio de parecer de Francia se dio después de las presiones de Kofi Annan, el secretario general de la ONU, del gobierno norteamericano y de la prensa y la opinión pública francesa.   Las presiones también vinieron de Israel. Chirac dio su discurso después de que Tzipi Livni, la ministra de Exteriores israelí, fuera citada advirtiendo a su homólogo francés de que, a menos que París aumentara sustancialmente la contribución de sus tropas, la resolución de la ONU no podría ser respetada. Después de mantener negociaciones en París, Livni viajó ayer a Roma para presionar a los italianos, advirtiendo que la situación en el sur del Líbano es “explosiva”.   A pesar de que podría verse desplazado por Francia en el liderazgo de la tropa internacional, Italia expresó su satisfacción por la decisión de Francia. “Juntos trabajaremos en el Líbano en el interés de la paz. Ahora Italia no está sola en el campo: lo que habrá en el Líbano será un despliegue de fuerzas europeas”, dijo el primer ministro Romano Prodi. “De la cumbre de Bruselas de hoy espero que el secretario de la ONU anuncie los detalles de las operaciones y también sobre el comando”, agregó el premier, quien no quiso precisar nada para evitar anticipar lo que Kofi Annan dirá al término de la cumbre. Pero subrayó que el resultado de las conversaciones fue un acuerdo “de satisfacciones comunes”, una frase que podría significar la posibilidad de un comando conjunto ítalo-francés. En tanto, Annan dio su apoyo a Francia. “El general francés Alain Pellegrini dirige la Finul y lo continuará haciendo, con el firme apoyo del secretario general Kofi Annan”, indicó ayer el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.   La comunidad internacional también expresó su beneplácito por el aporte francés. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, fue uno de los primeros en aplaudir el anuncio de Chirac. “El presidente saluda la decisión de los franceses”, señaló Dana Perino, una portavoz de la Casa Blanca. Por su parte, Israel calificó la decisión como un “desarrollo positivo”. “Francia jugó un papel importante (en la ONU) para la idea de una fuerza internacional y el anuncio de una fuerte participación francesa contribuirá a reforzarla”, dijo Avi Pazner, uno de los voceros israelíes.   

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.Traducción: Virginia Scardamaglia.   

ooooooooooooooooooooooooooooooo   

DENUNCIA DE LAS MADRES DE PLAZA DE MAYO 

Jueves 24 de Agosto de 2006 - La Asociación Madres de Plaza de Mayo denunció ayer que la corresponsal que envió su estación de radio a Medio Oriente fue detenida por las fuerzas israelíes durante varias horas. “Tamara Lalli, corresponsal de nuestra radio AM 530 en el Líbano y Palestina, fue secuestrada por los servicios secretos israelíes”, afirmó la organización liderada por Hebe de Bonafini. En el comunicado, las Madres de Plaza de Mayo aseguraron que la periodista fue detenida por miembros del Mossad, que la interrogaron durante seis horas. “En un momento del interrogatorio, Lalli fue desnudada por completo y un militar la amenazó de muerte con una pistola”, aseguraron. La organización de derechos humanos explicó que lo que más les preocupaba a los servicios secretos israelíes era por qué esta radio argentina estaba cubriendo el conflicto actual entre Israel y la milicia chiíta Hezbolá. Además, los interrogadores israelíes, según el comunicado, destacaron que la corresponsal estaba informando de forma “parcial” lo que sucedía en el Líbano y en Palestina. “Además le manifestaron (a la periodista) expresamente que toda la información sobre ella la tenían gracias a la embajada israelí en Argentina”, denunciaron en el comunicado. Incluso –cuentan las Madres– en un momento del interrogatorio llamaron a los familiares de la corresponsal en Argentina para demostrar que tenían información sobre ella y su entorno. La periodista fue detenida cerca del mediodía de ayer en el puente que une Cisjordania y Amman. Después de liberarla, las fuerzas israelíes la deportaron a la capital jordana.  

oooooooooooooooooooooooooooooooo   

UN GALO DIRIGIRA LAS TROPAS ITALIANAS EN LIBANO  

Un francés lidera la forza  

Jueves 24 de Agosto de 2006 - Los europeos siguen sin concretar la conformación de la fuerza internacional de la ONU en el Líbano, que lideraría Italia. Los 25 miembros de la Unión Europea (UE) se mostraron ayer de acuerdo en reforzar la Fuerza Interina de las Naciones Unidas para Líbano (Finul) para garantizar el alto el fuego y para la aplicación plena de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad, pero no acordaron el número de efectivos que aportará cada país. A pesar del alto el fuego, ayer se produjeron cuatro muertes por la detonación de artefactos que quedaron en el terreno.   

En la reunión de la UE de ayer, los países volvieron a informar el número de soldados que estarían dispuestos a enviar: Italia, que se mostró dispuesta a encabezar la fuerza después de que se lo pidiera el premier israelí, Ehud Olmert, planea enviar entre 2000 y 3000 soldados. Finlandia ha anunciado que aportará entre 110 y 260 soldados, España entre 700 y 800 militares, y Francia, que se había perfilado en un comienzo como líder de la fuerza, pero después ofreció sólo 200 efectivos, mostró un “compromiso general” con la misión, sin dar más detalles. Sin embargo, la reunión de ayer fue sólo de preparación para la que sostendrán mañana los ministros de Exteriores de la UE con el secretario general de la ONU, Kofi Annan, de la cual se esperan avances reales en la conformación de la Finul.   

En este sentido, el primer ministro italiano, Romano Prodi, pidió ayer “un compromiso internacional” con la misión de la ONU y que “no seamos sólo países europeos los que formen la fuerza”. El diario francés Le Monde indicó que la fuerza podría incluso ser liderada por un comando conjunto de italianos y franceses. Italia se encargaría de la dirección general, mientras Francia se haría cargo de las operaciones en el terreno, al menos hasta el fin del mandato del actual comandante, el general Alain Pellegrini, en febrero de 2007.   

En tanto, la ministra de Exterior israelí, Tzipi Livni, reclamó ayer una urgente actuación en el Líbano de la comunidad internacional por lo sensible de la situación. El reclamo llegó el mismo día en que el ejército israelí bombardeó la localidad libanesa de Shebaa, en el sector oriental de la “línea azul” que marca la frontera entre el Líbano e Israel, diez días después de acordado un alto el fuego. “Nuestras fuerzas vieron a cinco personas que se acercaban hasta la frontera: algunos disparos fueron lanzados como acto de defensa de la parte israelí”, dijo un vocero israelí. Por otro lado, un soldado israelí murió por la explosión de una mina antitanque en el sur del Líbano y tres soldados libaneses murieron cuando trataban de desactivar un misil israelí que había quedado sin explotar.  

oooooooooooooooooooooooo    

LOS RESERVISTAS DE LA GUERRA LIBANESA EXIGEN LA RENUNCIA DEL PREMIER ISRAELÍ   

Jueves 24 de Agosto de 2006 - También reclaman la dimisión del ministro de Defensa y del jefe del ejército desde una carpa de protesta montada en Jerusalén. Aparecen diferencias entre los socios de la coalición de gobierno por el costo de la guerra. La oposición de derecha aprovecha para ganar espacios.   

Por Sergio Rotbart - Desde Jerusalén  

 “Estoy dolorido no solamente por la pérdida de mi hijo, sino por el país entero que perdió su rumbo y por sus dirigentes, que no son capaces de asumir la responsabilidad y decir ‘nos equivocamos, por lo tanto debemos renunciar’.” Así resumió su motivación para sumarse a la protesta de los soldados reservistas Elifaz Baluha, padre de Nadav, quien murió en el combate de Marun ar-Ras, en el sur del Líbano. Junto con él, varios familiares de soldados caídos en la guerra llegaron hasta la carpa erigida por los reservistas frente a la oficina del primer ministro en Jerusalén. Allí sobresalían las pancartas y las frases a voz en cuello exigiendo las renuncias del premier Ehud Olmert, del ministro de Defensa, Amir Peretz, y del jefe del ejército, Dan Halutz. Baluha justificó ese reclamo. “Los dirigentes dejaron al pueblo golpeado y herido, enviaron a nuestros hijos a luchar por un objetivo determinado y violaron el valor más sagrado del Ejército de Defensa de Israel: no abandonar personas en el campo de batalla.”   

En otro orden, se produjo la primera crisis entre las dos fuerzas que componen la coalición de gobierno, Kadima y el Partido Laborista. Ello ocurrió como resultado de la negativa de dos parlamentarios laboristas a aceptar una propuesta de recorte presupuestario en la Comisión de Finanzas del Parlamento. La medida, destinada a financiar los gastos de la guerra en el Líbano, fue aprobada por los ministros laboristas en el gobierno, pero los diputados del mismo partido la rechazaron por considerarla contraproducente para “la Galilea, el Neguev y los sectores sociales más débiles”.   

El incidente acrecienta las dudas acerca de la estabilidad de la coalición si se mantiene su actual composición, y allegados al premier Olmert ya señalaron la imperiosidad de ampliarla con otras fuerzas de derecha, como Israel Beitenu, y del sector religioso. La oposición de derecha, encabezada por el Likud y su actual líder, Benjamin Netanyhau, viene mejorando posiciones hacia un futuro recambio dirigencial. Moshé Yaalon, el ex jefe del ejército que fuera reemplazado por Dan Halutz, se mostró dispuesto a ocupar el cargo de “general especialista en temas de seguridad” por ese partido. ¿Tal vez un “gobierno de emergencia nacional”, la fórmula que algunos dirigentes de Kadima exhibieron en plana guerra, será el camino correcto que evite la caída total del sucesor de Ariel Sharon? Sea como fuere, al primer ministro le hará falta mucha imaginación para atravesar las aguas turbias del descontento de posguerra y llegar a buen puerto.   

La protesta de los reservistas, en tanto, no está unificada ni organizada en torno de un cuerpo representativo homogéneo, sino que conforman distintos grupos de soldados aglutinados en primera instancia de acuerdo a su unidad de pertenencia. Así, junto a la demanda más militante sobre la renuncia de la cúpula gubernamental, en la carpa instalada frente a la sede del gobierno, en Jerusalén, pueden escucharse quejas más puntuales sobre la falta de equipamiento adecuado, comida y agua durante la ofensiva militar en el Líbano. E incluso es muy común la decepción por “no habernos dejado combatir hasta el final”, como lo expresó Yaacov Silberman, de 38 años, que participó en la batalla de Ayta ash-Shab. El oficial reservista manifestó su desagrado ante “la falta de claridad y de decisión de los altos mandos” y agregó que pudo percibir “una concepción encaminada a evitar el combate cuerpo a cuerpo, contraria al principio sagrado promovido por el ejército”.   

A pocos metros de la carpa de los reservistas, se encuentra otra instalada por el Movimiento por un Gobierno de Calidad, cuyos miembros se ocupan habitualmente de la lucha en pos de la transparencia gubernamental y la denuncia de la corrupción en la esfera pública. Contrariamente al reclamo de los ex combatientes, los representantes del movimiento piden la creación de una comisión de investigación estatal. Roni Tvangenboim, uno de los organizadores de las manifestaciones de los reservistas, explica la diferencia entre ambos mensajes: “Nosotros no pedimos una comisión investigadora, la verdad acá está clara, y ahora falta que los responsables asuman las consecuencias”. Y, con todo, a los dos focos de la protesta los une un denominador común: su carácter no partidario. Yosi Beilin y otros parlamentarios del partido Meretz llegaron el pasado martes a la carpa de los reservistas, con la intención de expresar su solidaridad con la causa, pero debieron abandonar el lugar ante el pedido amable de los organizadores. Lo mismo ocurrió con políticos del Partido Religioso Nacional (Mafdal).   

Si bien la protesta ha crecido gradualmente, aún no ha congregado a un público masivo. Uno de los participantes de la marcha a Jerusalén que marcó el inicio del establecimiento de la carpa de los reservistas, que prefirió no identificarse, intentó explicar, como excusándose: “Todavía no sé si la lucha conseguirá desarrollarse. No podemos olvidar que la mayoría de los combatientes estuvieron un mes entero en el frente, sin trabajar. No tengo idea cuántos de ellos lograrán resistir y llegar hasta aquí para manifestar”.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris