Estimada Canciller,

Reciba nuestros saludos cordiales.

El Comité Permanente de Solidaridad “Ecuador por Palestina”, en reacción a las posturas tomadas por usted y su ministerio, en representación del pueblo ecuatoriano, durante su visita a Medio Oriente y en particular a Palestina e Israel, desea puntualizar ciertos aspectos importantes:

Nuestro comité siempre felicitará la decisión de una Canciller ecuatoriana de visitar al pueblo palestino y reiterar su apoyo y reconocimiento de un Estado libre y soberano; celebramos esta postura porque sabemos que no siempre es fácil de mantener. En la visita a Palestina se han sentado las bases para una cooperación bilateral que esperamos siga fortaleciéndose con el tiempo. Sin embargo, debemos apuntar que después del año 2010, año en el que oficialmente Ecuador reconoció al Estado palestino, y del 2014, año en el que el entonces canciller llamó a consultas al embajador ecuatoriano en Israel por los atroces bombardeos a la Franja de Gaza, el Estado ecuatoriano no ha concretado acciones en defensa del pueblo palestino y sigue tratando en “igualdad de condiciones” al Estado opresor y al pueblo oprimido.

Recordemos que los últimos informes de la ONU evidencian una terrible crisis humanitaria en la Franja de Gaza causado por el bloqueo criminal del Estado israelí a dicho territorio. Recordemos también que, de acuerdo a la organización internacional Defense for Children International, cada año entre 500 y 700 niños y niñas palestinas son detenidos y procesados judicialmente en cortes militares. Más del 90% de ellos ha denunciado abuso físico y psicológico, en violación a todos los convenios internacionales de derechos de la niñez. Recordemos, además, que las políticas de apoyo a la expansión y consolidación de asentamientos exclusivamente judíos en Cisjordania, la aplicación de dos sistemas legales para dos poblaciones distintas en un mismo territorio y la segregación en el uso de servicios e infraestructura constituyen un régimen de Apartheid. Como país signatario ratificado, el Ecuador reconoce el crimen de apartheid como un crimen de lesa humanidad