Facebook Twitter Google +1     Admin

Lo que quiere Gaza

por Haidar Eid * 

La conspiración internacional de silencio sobre la escalada del genocidio sionista contra dos millones de civiles en Gaza indica complicidad  

 

Cuatro años después de que las fuerzas de ocupación israelíes perpetraran una masacre sobre la población de Gaza, la tercera en cinco años, el apartheid israelí insiste en cometer más delitos al atacar a los civiles que protestan pacíficamente todos los viernes y exigen su derecho de retorno autorizado internacionalmente a las ciudades y aldeas de las que fueron limpiados étnicamente en 1948.

La última ronda de crímenes de guerra israelíes ha resultado en una nueva masacre, desde el 30 de marzo, cuando se llevó a cabo la primera de una serie de marchas en la parte este de la Franja de Gaza, más de 220 civiles inocentes, entre ellos 34 niños y 5 mujeres, han sido asesinados brutalmente mientras se manifestaban de forma no violenta. Más de 2.000 han sido heridos, algunos muy críticos. (Estadísticas tomadas del Ministerio de Salud de Gaza).

Los manifestantes palestinos afectados por el gas lacrimógeno durante la represión de las fuerzas terroristas israelíes por la Gran Marcha del Retorno en el sur de la Franja de Gaza el 15 de mayo de 2018.

A medida que nosotros, los palestinos de Gaza, emprendemos nuestro largo camino hacia la libertad, hemos llegado a la conclusión de que ya no podemos confiar en los gobiernos, en cambio, solicitamos que los ciudadanos del mundo se opongan a estos crímenes mortales en curso. El hecho de que las Naciones Unidas y sus numerosas organizaciones no hayan condenado esos crímenes demuestra su complicidad. También hemos llegado a la conclusión de que solo la sociedad civil puede movilizarse para exigir la implementación del derecho internacional y poner fin a la impunidad sin precedentes de Israel.

Nuestra inspiración es el movimiento antiapartheid. La intervención de la sociedad civil fue efectiva a fines de la década de 1980 contra el régimen de apartheid de la Sudáfrica blanca. El notable Nelson Mandela antes de su muerte y el arzobispo Desmond Tutu, entre otros activistas contra el apartheid, no solo describieron el control opresivo y violento de Israel sobre los palestinos como apartheid, sino que también se unieron a este llamado para que la sociedad civil del mundo vuelva a intervenir.

De hecho, esperamos que las personas de conciencia y las organizaciones de la sociedad civil presionen a sus gobiernos hasta que Israel se vea obligado a respetar el derecho internacional y el derecho internacional humanitario. Funcionó el siglo pasado. Sin la intervención de la comunidad internacional -que fue efectiva contra el apartheid en Sudáfrica-, Israel continuará con sus crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Necesitamos ser más específicos sobre nuestras demandas. Queremos que las organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo intensifiquen la campaña de sanciones contra Israel para obligar a Israel a poner fin a su agresión.

Se ha vuelto absolutamente claro que la conspiración internacional de silencio hacia la escalada del genocidio que se está produciendo contra los dos millones de civiles en Gaza indica complicidad en estos crímenes de guerra.

Ya es hora de que la comunidad internacional exija que el prepotente Estado de Israel, un Estado [un régimen] que ha violado todas las leyes internacionales que uno puede pensar, ponga fin a su sitio medieval en Gaza y compense la destrucción de la vida y la infraestructura que ha causado al pueblo palestino.

Pero esto también debe incluirse en un conjunto de demandas que deben realizar todos los grupos de solidaridad con Palestina y todas las organizaciones internacionales de la sociedad civil que aún creen en el Estado de derecho y en los derechos humanos básicos:

- El fin del asedio impuesto a los palestinos de la Franja de Gaza desde 2006 por votar en contra de la solución ficticia de dos estados y los Acuerdos de Oslo.

- La protección de las vidas y bienes civiles, según lo estipulado en el Derecho Internacional Humanitario y la Ley del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, como el Cuarto Convenio de Ginebra.

- Que los refugiados palestinos en la Franja de Gaza reciban apoyo material para hacer frente a las inmensas dificultades que están experimentando a manos de las fuerzas de ocupación de Israel.

- Reparaciones inmediatas y compensación por toda la destrucción llevada a cabo por el ejército en la Franja de Gaza.

- Responsabilizar a los generales y líderes israelíes por los crímenes de guerra y los crímenes de lesa humanidad cometidos contra los civiles de Gaza.

 - El fin de la ocupación, el apartheid y otros crímenes de guerra cometidos por Israel.

¿Por qué es mucho pedir? ¿Fueron los movimientos contra el apartheid y los derechos civiles demasiado exigentes para pedir el fin de todas las formas de racismo, institucionales y de otro tipo? ¿Y se equivocó la comunidad internacional al escuchar sus llamadas?

----

* Haidar Eid es profesor asociado de literatura poscolonial y posmoderna en la Universidad al-Aqsa de Gaza.
Mondoweiss. Traducido del inglés para Rebelión por J.M. Extractado por La Haine

Texto completo en: https://www.lahaine.org/bG5a


 

16/11/2018 17:55 difusionpalestina Nota anterior completa. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris