Facebook Twitter Google +1     Admin

LA ONG HABLA DE CRÍMENES DE GUERRA

20060824055941-capt.06d74c7d58ec4a1abc28952a629ec4e2.mideast-lebanon-ksd119-1-.jpgAmnistía denuncia que Israel destruyó de forma deliberada infraestructura civil libanesaEl Gobierno israelí ha bombardeado plantas de almacenamiento de combustible y agua La organización exige a Naciones Unidas una investigación independiente y exhaustiva   

ELMUNDO.ES MADRID.- Amnistía Internacional ha publicado unas conclusiones que apuntan a una política israelí de destrucción deliberada de infraestructura civil libanesa, incluidos crímenes de guerra, durante el conflicto reciente. 

El último informe de la organización de derechos humanos demuestra que la destrucción por parte de Israel de miles de viviendas, así como el bombardeo de numerosos puentes y carreteras y de plantas de almacenamiento de combustible y agua, formaban parte de la estrategia militar de Israel en el Líbano, y no fueron simplemente "daños colaterales" resultantes de la legítima persecución de objetivos militares. 

El informe viene a reforzar los argumentos en favor de que las Naciones Unidas (ONU) emprendan una investigación urgente, exhaustiva e independiente sobre las graves infracciones del derecho internacional humanitario cometidas tanto por Hezbolá como por Israel durante el conflicto que ha enfrentado a ambos bandos durante un mes. 

Ataques indiscriminados

"Israel afirma que los ataques contra infraestructuras fueron legítimos, pero es manifiestamente falso. Muchas de las agresiones señaladas en nuestro informe son crímenes de guerra, como ataques indiscriminados y desproporcionados. Existen claros indicios de que la destrucción masiva de plantas de energía y agua, así como de infraestructura de transporte, imprescindible para el reparto de alimentos y otra clase de ayuda humanitaria, fue intencionada y formaba parte de una estrategia militar", ha manifestado Kate Gilmore, secretaria general adjunta ejecutiva de Amnistía Internacional. 

El Gobierno israelí argumenta que sus objetivos eran las posiciones e instalaciones de apoyo de Hizbulá y que los restantes daños causados en infraestructuras civiles se deben a que Hizbulá utiliza a la población civil como "escudo humano". 

"El patrón, el alcance y la escala de los ataques simplemente no hacen creíble la afirmación de Israel de que fueron 'daños colaterales'", ha asegurado Kate Gilmore. "Las víctimas civiles de ambas partes en conflicto merecen justicia. En vista de la gravedad de los abusos perpetrados, es urgente una investigación sobre la conducta de ambas partes. Los autores de crímenes de guerra deben responder de sus actos y las víctimas tienen derecho a una reparación". 

El informe se basa en información de primera mano recabada por las últimas delegaciones de investigación de Amnistía que han visitado el Líbano e Israel. Dicha información incluye entrevistas con decenas de víctimas y representantes de la ONU, la Fuerza de Defensa Israelí y el gobierno libanés, así como declaraciones oficiales e informes de prensa. 

Meta de la campaña militar

El informe contiene indicios de todo lo siguiente destrucción masiva de barrios y pueblos enteros con población civil; bombardeos de puentes en zonas que aparentemente no revestían importancia estratégica; ataques a estaciones de bombeo de agua, plantas de tratamiento de agua y supermercados, a pesar de la prohibición de perseguir objetivos indispensables para la supervivencia de la población civil. 

Además, durante la investigación la ONG ha recogido declaraciones de autoridades militares israelíes según las cuales la destrucción de infraestructura civil era, en efecto, una meta de la campaña militar israelí destinada a presionar al Gobierno libanés y a la población civil para que se volvieran en contra de Hizbulá. 

En el informe queda de manifiesto un patrón de ataques indiscriminados y desproporcionados que ha dado lugar al desplazamiento de una cuarta parte de la población. Este patrón de agresiones, junto con las declaraciones oficiales, indica que los ataques contra infraestructuras fueron deliberados y no sólo la consecuencia fortuita de la legítima persecución de objetivos militares. 

 Amnistía pide a la ONU que emprenda con carácter urgente una investigación exhaustiva, independiente e imparcial sobre las violaciones del derecho internacional humanitario cometidas por ambas partes en conflicto

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris