Facebook Twitter Google +1     Admin

Bombas de fragmentación prohibidas arrojadas por Israel

20060904171034-0000-bomba-de-fragmentacion-residuo.jpgDenuncian que hay 100 mil bombas racimo sin explotar en El Líbano
 
Expertos de Naciones Unidas en el sur de Líbano estimaron que la cantidad de bombas racimo sin explotar puede ser superior a 100 mil unidades, al tiempo que revelaron haber detectado más de 400 sitios golpeados por ese tipo de artefactos que utilizó Israel.
    
El coordinador humanitario de Naciones Unidas para Líbano, David Shearer, informó en conferencia de prensa que "estas pequeñas bombas son extremadamente peligrosas", y advirtió que hasta hoy murieron 14 personas y 61 sufrieron heridas desde el cese el fuego, el 14 de agosto.
 
Más de cien expertos trabajan para desactivar artefactos explosivos en el sur de Líbano, tarea que puede demandar al menos un año, explicó, según la agencia de noticias italiana ANSA.
 
Shearer dijo que esa tarea y el cese del bloqueo aéreo y aeronaval que impone Israel, "son claves para reanudar actividades económicas en la región".
 
La información llega un día después de que el secretario general de la ONU, Kofi Annan, denunciara a Israel por el uso de esos artefactos explosivos que si bien no están prohibidos, se encuentran sumamente cuestionados por sus consecuencias post guerras.
 
Annan le pidió a Isarel que entregue un mapa de los campos minados a fin de garantizar la protección de los civiles" que quieren volver a sus hogares en Líbano.
 
Las bombas de racimo, también llamadas de fragmentación, contienen municiones más pequeñas, que por lo general son del tamaño de un puño, muchas de las cuales no llegan a detonar inmediatamente después del impacto.
 
El Protocolo de 2003 sobre los Restos Explosivos de Guerra, impulsado por la Cruz Roja Internacional y firmado por 91 países, pero no por Israel, exige a las partes que, tras el cese de las hostilidades en una guerra, remuevan todos los artefactos sin explosionar o abandonados que amenazan a los civiles, a los miembros de las fuerzas de mantenimiento de la paz y a los trabajadores humanitarios.
 
Estados Unidos usó bombas de racimo en las guerras de Afganistán, Irak y Kosovo pero la funcionaria de la ONU Dyala Farran indicó que la "situación (en Líbano) es mucho más grave" que las constatadas por ese organismo internacional en aquellos países y que un 10 por ciento de esos dispositivos no llegó a explotar.
 
"A medida que regresan los civiles, encuentran muchas de estas bombas sin estallar. Esto se pondrá mucho peor", afirmó Farran, según la agencia alemana DPA.
 
En el mismo sentido se pronunció el coordinador de la ONU para Ayuda Humanitaria, Jan Egeland, quien destacó que Israel usó el 90 por ciento de las bombas de fragmentación en los últimos tres días de la guerra en Líbano, conducta que calificó de "sorprendente e inmoral".

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris