Facebook Twitter Google +1     Admin

RECORTES DE PRENSA

20060915234725-1062-hamas.jpg

*  Libertad para los líderes de Hamas  

*  Hamas y Al Fatah formarán un gobierno de unidad  

*  Mal trago para Blair en Beirut  

*  Abas está dispuesto a reunirse con Olmert  

*  Furor en Israel contra Olmert por el levantamiento del bloqueo de Líbano  

*  Blair la va de mediador  

*  Israel levantó el bloqueo aéreo del Líbano, pero a su ejército no le gustó  

*  Mahmoud Abbas, dispuesto a dialogar con Olmert; recibe en Ramallah
a Tony Blair

 

*  Exigen indagatoria sobre la actuación de su gobierno

 

 ooooooooooooooooooooooooo  

UN JUEZ ISRAELÍ ORDENO LA EXCARCELACIÓN DE MINISTROS Y DIPUTADOS  

Libertad para los líderes de Hamas  Por Donald Macintyre -Desde Jerusalén  

Un juez militar israelí ordenó la libertad de 21 ministros y parlamentarios de Hamas detenidos después del secuestro de un soldado israelí por los militantes de Gaza en junio. Mientras tanto, los funcionarios israelíes insistían en que el fallo no tenía relación con sus esfuerzos por liberar al soldado secuestrado, Gilad Shalit. Pero un importante asesor del primer ministro palestino, Ismail Haniyeh, dijo que la decisión del juez representaba “un progreso significativo” para su liberación. Tras padecer durante seis meses sanciones internacionales que lo dejaron al borde del colapso financiero, Hamas dijo ayer que formará una coalición de gobierno con el opositor partido Fatah de Mahmud Abbas, visto como más moderado. Hamas, considerado un grupo “terrorista” por Israel y gran parte de Occidente, también acordó dar a Abbas autoridad para negociar con Israel. Abbas sostiene desde hace tiempo la necesidad de reanudar las conversaciones de paz con Israel y Hamas dijo ayer que el mandatario tendrá toda la autoridad para hacerlo. El llamado “documento de unidad nacional” llama a la creación de un Estado palestino en los territorios ocupados por Israel en la guerra de 1967 y abandona la meta histórica de Hamas de destruir al Estado judío. Más de 220 palestinos, incluyendo civiles, han muerto en operaciones militares israelíes en Gaza, que comenzaron después de la captura del soldado Shalit. Un soldado israelí fue muerto ayer en Gaza central, cuando los militantes emboscaron a tropas que estaban conduciendo un ataque. En un incidente no conectado, las tropas israelíes mataron a un muchacho palestino de 13 años durante una protesta contra un asalto de tropas israelíes a la ciudad de Bethlehem de Cisjordania. La libertad de los importantes funcionarios de Hamas, con una fianza de casi 6 mil dólares cada uno, fue postergada hasta mañana pendiente de una apelación de los fiscales militares. Los líderes de Hamas estaban entre los 60 arrestados después de la captura del soldado Shalit. Los detenidos elegidos para ser liberados incluyen al presidente del Parlamento palestino, Aziz Dweik, y el alto líder de Hamas en Jerusalén, el miembro del Parlamento Mohammed Abu Tir. En contraste con los avances diplomáticos para destrabar la situación en Palestina, la situación en el Líbano sigue generando desencuentros. El jefe de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasrallá, dijo ayer que Tony Blair había participado en la matanza de libaneses en la guerra de Israel.  

oooooooooooooooooooooo 

Hamas y Al Fatah formarán un gobierno de unidad  

El premier palestino y líder de Hamas, Ismail Haniya, sentó las bases de un nuevo gobierno con el presidente, Mahmud Abbas. Haniya continuará en el cargo. Buscan destrabar la ayuda internacional.  Por Juan Miguel Muñoz - Desde Gaza  Saltó la sorpresa. Enfrentados en una lucha a menudo cruenta por el poder, el presidente palestino, Mahmud Abbas, y el primer ministro, el islamista Ismail Haniya, acordaron ayer las bases para la formación de un gobierno de unidad nacional cuya composición se conocerá en los próximos días. Sólo se anunció un detalle: Haniya, dirigente de Hamas, continuará ejerciendo como primer ministro. Pretende Abbas que se levante el embargo económico sobre los territorios palestinos y retomar las negociaciones de paz con Israel. Pero todo apunta a que el Estado sionista no aceptará un gabinete en el que participe Hamas, que se resiste a reconocer explícitamente a Israel. Se impone la prudencia, porque nadie apostaba en Gaza, hace sólo 72 horas, por un acuerdo entre ambas facciones. El 27 de junio, el movimiento fundamentalista y Al Fatah, el partido del presidente, ya habían firmado un pacto para poner fin a las refriegas a balazos que acabaron con la vida de unos 20 policías y milicianos de ambos bandos. No se llevó entonces a la práctica. Pero la destrucción de las infraestructuras civiles de Gaza tras la captura, el 25 de junio, del soldado Gilad Shalit –aún cautivo en la Franja– y el bloqueo económico a la Autoridad Palestina ejecutado por Israel y la comunidad internacional han conducido a los territorios ocupados a una situación calamitosa. El acuerdo anunciado ahora pretende convencer a los países occidentales de que levanten el embargo. Es imperioso un respiro. “Esperamos en los próximos días constituir un gobierno de unidad nacional”, comentó Abbas tras concluir una reunión, la segunda en 24 horas, con Haniya. Pocos detalles se conocen del pacto. Algunos políticos y comentaristas apuntan que Abbas ha planteado un ultimátum a Haniya: o aceptaba la dimisión del actual gobierno o el presidente ejercería su potestad de disolver el Ejecutivo. Según informaron fuentes de ambos partidos, la iniciativa de la Liga Arabe aprobada en Beirut en 2002 es la base del acuerdo. Esta propuesta recoge el reconocimiento formal del Estado hebreo a cambio de la retirada completa israelí a las fronteras previas a la guerra de junio de 1967, tal como ordena la resolución 242 de Naciones Unidas. Es Tel Aviv, el que, sin duda, no aceptará devolver la soberanía del eventual Estado palestino Jerusalén Este, ocupada desde hace 39 años junto al resto de Cisjordania, donde la expansión de las colonias es imparable. Aquí comienzan algunas de las vaguedades no aclaradas ayer. Hamas acepta sólo parcialmente ese plan de la Liga Arabe. Está dispuesto a admitir la creación de un Estado palestino dentro de las fronteras anteriores a la Guerra de los Seis Días, lo que no significa admitir la legitimidad del Estado sionista. Para despejar dudas, el portavoz fundamentalista, Sami Abu Zuhri, enfatizó explícitamente: “Hamas continúa teniendo su agenda política. Nunca reconoceremos la legitimidad de la ocupación”. Y para la organización fundamentalista, no sólo Cisjordania y Gaza son territorios ocupados. Todo el territorio de Israel lo es. Y también está por verse cómo toman el acuerdo en Al Fatah, un partido indisciplinado y segmentado en infinidad de facciones que cuenta con cabecillas que rechazan sin tapujos toda colaboración con Hamas. La que está muy clara es la actitud invariable de Israel. Para la administración de Ehud Olmert, la iniciativa es totalmente insuficiente. El portavoz del Ministerio de Exteriores, Mark Regev, afirmó que el gobierno de concertación podría crear “un nuevo impulso al proceso de paz” siempre que se cumplieran los requisitos que exige el Cuarteto –Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y la ONU– desde que Hamas se hiciera con el triunfo en las elecciones legislativas de enero. A saber: reconocimiento explícito de Israel, desarme de la milicia de Hamas y aceptación de los acuerdos suscritos por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Una tríada que los fundamentalistas no pueden digerir, so pena de cometer suicidio político. Sí parece seguro que el actual gobierno, compuesto por varios de los más importantes jefes de Hamas, tiene las horas contadas. El portavoz del presidente, Nabil Abu Rudeina, precisó que antes del jueves Abbas firmará el decreto de disolución del Ejecutivo, nombrado a finales de marzo. Sin embargo, es imposible aventurar si el futuro gabinete tendrá éxito en su pretensión de que el asedio sobre Gaza termine. Primero, porque la comunidad internacional puede considerar que no se han cumplido sus exigencias. Y en segundo lugar, porque la turbulenta política palestina es impredecible. Sin ir más lejos, horas después de conocerse el pacto dos hombres morían a balazos en un choque armado entre miembros de Al Fatah y Hamas en Gaza.  

ooooooooooooooooooooooo 

PROTESTA LIBANESA CONTRA LA VISITA DEL PREMIER BRITANICO  

Mal trago para Blair en Beirut  Por Andy McSmith - Desde Beirut  

Una joven manifestante logró interrumpir una conferencia de prensa de Tony Blair al final de su viaje al Líbano, donde fue boicoteado por los líderes políticos de la poderosa comunidad chiíta. La llegada de Blair a Beirut provocó una manifestación de dos mil libaneses. Su automóvil pasó en medio de la policía fuertemente armada y de tropas que estaban en la calle para mantener bajo control a los manifestantes. Una gran parte de Beirut fue sellada con alambre de púas y barreras de cemento. En un intento de escurrirse a través de la red de seguridad para interrumpir la conferencia de prensa conjunta con el primer ministro libanés, Fouad Siniora, una activista de la paz, Caoimhe Butterly, desenrolló una bandera que atacaba a Israel y declaró: “Esto es un insulto para los miles de libaneses que han muerto como resultado de las políticas de Blair”. Siniora recalcó que el Líbano era una democracia que toleraba la libertad de expresión. Y elogió el rol de Blair como mediador y dijo que el daño causado al Líbano durante el conflicto podría haber sido peor si no hubiera sido por su intervención. Blair defendió su papel en el conflicto al insistir en que la paz podía llegar a Medio Oriente a través de un acuerdo firmado por Israel y Palestina, y que era necesario hablar con ambos lados. Blair debía reunirse con el vocero del Parlamento, Nabih Berri, que actúa como mediador entre Hezbolá y el gobierno. Pero el personal de Downing Street tuvo que admitir que la reunión se había suspendido. Berri, quien estaba en Ginebra durante el fin de semana, había pensado que no valía la pena regresar a Beirut para la cita. Los ministros de trabajo y energía del Líbano que están alineados con Hezbolá también se negaban públicamente a reunirse con Blair. El boicot chiíta sucede a continuación de la advertencia del domingo del clérigo Sayyed Mohammed Hussein Fadlallah de que Blair no es bienvenido. Blair prometió 22 millones trescientos mil dólares para reparar los daños producidos por la guerra, que están estimados en 4800 millones de dólares, así como 20 millones de dólares para financiar la fuerza de paz de la ONU. El buque “HMS York” ayudará a patrullar la costa.  

oooooooooooooooooooooo 

Abas está dispuesto a reunirse con Olmert   

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, declaró hoy que se reuniría con el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, "sin condiciones", después de entrevistarse con Tony Blair. Abas indicó igualmente que las diferentes formaciones palestinas hacían todo lo posible para conformar un gobierno de unión nacional "en los próximos días". Blair declaró, en una conferencia de prensa conjunta que ofrecieron en Cisjordania, que "si se forma dicho gobierno (de unión nacional), pienso que la comunidad internacional debería tratar con él”. El primer ministro israelí, Ehud Olmert, había declarad el sábado por la noche que tenía la intención de reunirse con el presidente palestino. "No pongo ninguna condición para tal encuentro, para el cual ya he dado mi acuerdo en el pasado". El primer ministro israelí estimó que dicho encuentro podría contribuir a la liberación del soldado Gilad Shavit, raptado el 25 de junio por tres grupos armados palestinos. "Sé muy bien que Abas no tiene detenido al soldado y que quiere su liberación", señaló el jefe de gobierno. En tanto, Tony Blair llamó, por su lado, el sábado a reactivar el proceso de paz con los palestinos, actualmente en punto muerto. "Es muy importante que intentemos reanudar el proceso", declaró el primer ministro. "El único acuerdo que podrá perdurar, (...) es un acuerdo en el que las partes estén dispuestas a superar sus diferencias por medio de la política y no de la violencia", agregó, citando el ejemplo de Irlanda del Norte. Olmert afirmó, por su parte, que toda reanudación de las negociaciones con los palestinos debía enmarcarse estrictamente en lo establecido en la 'Hoja de Ruta', el último plan internacional para la paz en Oriente Medio. El plan, de 2003, exige el desarme de los grupos armados palestinos y la creación de un Estado palestino independiente.  

oooooooooooooooooooooooo  

Furor en Israel contra Olmert por el levantamiento del bloqueo de Líbano  

Los familiares de los dos soldados secuestrados se sumaron al ejército israelí en criticar la decisión del primer ministro. Le objetan que haya perdido una herramienta de presión contra Hezbolá.  Por Sergio Rotbart - Desde Tel Aviv  Israel levantó el bloqueo aéreo y marítimo sobre el Líbano que había impuesto desde el pasado 12 de julio, cuando comenzó la guerra librada en ese país entre el ejército israelí y la milicia armada del Hezbolá. A través de esta medida, destinada a aliviar la presión ejercida sobre el gobierno libanés de Fouad Siniora, el premier Ehud Olmert accedió al reclamo de la administración norteamericana y del titular de la ONU, Kofi Annan. Pero, por otro lado, el desmantelamiento del control militar israelí sobre los accesos por aire y por mar al Líbano despertó no pocos cuestionamientos en Israel. En primer lugar, reaccionaron airadamente los familiares de Ehud Goldwaser y Eldad Regev, los soldados secuestrados por el Hezbolá en la frontera norte, quienes expresaron su disgusto al saber que la “concesión” del gobierno no estuvo condicionada por la aceptación de algún indicio positivo respecto del destino de los dos israelíes capturados. Su secuestro, que –según la versión oficial israelí– fue la causa de la ofensiva militar desplegada en el territorio libanés, sigue siendo un asunto irresuelto luego del cese de fuego y la parcial retirada del ejército. “No creo que el objetivo de esta guerra haya sido conseguir la liberación de nuestros hijos”, dijo Moshé Goldwaser, padre de Ehud, uno de los soldados secuestrados por el Hezbolá. En un encuentro con el primer ministro Olmert, los familiares de los dos israelíes que –según se estima– aún se encuentran cautivos en manos de la organización chiíta, le expresaron su decepción ante la decisión de aceptar levantar el bloqueo al Líbano antes de haber obtenido algún avance orientado hacia la liberación de sus seres queridos. Tras la reunión, Goldwaser aclaró su posición: “No es posible que esta medida se cumpla solamente en una dirección. Nosotros exigimos del gobierno que actúe con rapidez para hallar un mediador que inicie negociaciones directas con la organización Hezbolá. Ello exigirá un pago, y nosotros reclamamos que, en el marco de un acuerdo, el gobierno acepte liberar prisioneros libaneses”. El gobierno aprobó el levantamiento del bloqueo aéreo y marítimo sobre el Líbano, pese a las recomendaciones del ejército que, en cambio, sostenía que hubiese sido preferible mantenerlo como instrumento de presión ante el Líbano y la comunidad internacional destinado a mejorar los términos de un posible acuerdo sobre el intercambio de prisioneros y un control más riguroso del contrabando de armas desde Siria al territorio libanés. En ese sentido se pronunció días atrás Dan Halutz, el jefe del ejército, quien afirmó que el desmantelamiento del bloqueo “es una carta que hay que saber cuando poner sobre la mesa”. Una vez usada por el gobierno de Olmert, tal vez la retirada total de los efectivos militares del sur del Líbano sea la carta que le queda para conseguir un avance en dirección a la devolución de los soldados secuestrados y la disposición de las fuerzas internacionales a controlar la frontera entre el Líbano y Siria, el enorme acceso terrestre para el abastecimiento de armas al Hezbolá. El gobierno ha desmentido, hasta ahora, las versiones sobre la existencia de negociaciones paralelas en torno de la liberación de los dos israelíes secuestrados por el Hezbolá y de Gilad Shalit, el soldado capturado por un grupo palestino en la frontera sur, lindante con la Franja de Gaza. En cambio, Olmert ha declarado que Israel exige su devolución previa a cualquier discusión acerca de la liberación de prisioneros libaneses y palestinos. De hecho, una vez que el principio de la reciprocidad ha sido reclamado por los propios familiares de los soldados cautivos, ningún vocero oficial puede asegurar que el declamado retorno se conseguirá sin la simultánea liberación de prisioneros que Israel retiene en sus cárceles. Quizá, para intentar restaurar algo de su dañada imagen pública, el gobierno ceda a las demandas de las contrapartes libanesa y palestina devolviéndoles a sus compatriotas detenidos en forma gradual. Esa mínima muestra de reciprocidad, por cierto, bastaría para darle curso a alguna iniciativa negociadora en el plano más amplio del conflicto regional. La semana pasada, y no por primera vez, veintidós cancilleres de la Liga Arabe convinieron en la necesidad de convocar a una nueva conferencia internacional de paz como la celebrada en Madrid en 1991, la cual le dio impulso a las conversaciones entre israelíes y palestinos que condujeron al Acuerdo de Oslo. Un decisión similar adoptó cuatro años atrás la cumbre árabe que tuvo lugar en Beirut, basada en una iniciativa de Arabia Saudita. Ella contemplaba la normalización de las relaciones entre los países árabes y el Estado de Israel a cambio de una retirada israelí de Cisjordania y Gaza, de acuerdo con los límites de 1967, donde se crearía un Estado palestino independiente. Israel, entonces, se desentendió de la propuesta, argumentando que la inclusión del tema del retorno de los refugiados palestinos y la partición de Jerusalén no daban espacio a ninguna respuesta positiva. El actual pedido de tratar el tema del proceso de paz será presentado por el bloque de países árabes con respresentación en la ONU, en la reunión que el Consejo de Seguridad del organismo realizará el próximo 23 de septiembre.    

Oooooooooooooooooooooooo  

Blair la va de mediador   

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, y su par británico, Tony Blair, se reunieron ayer en Jerusalén para tratar de dar un nuevo impulso al proceso de paz con los palestinos. “Quiero hacer avanzar el diálogo con el pueblo palestino”, dijo el premier israelí después del encuentro. Olmert indicó que está dispuesto a reunirse con el presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abbas, sin condiciones previas y a “cooperar estrechamente con él para aplicar la “Hoja de Ruta”. Además precisó que la liberación del soldado Gilad Shalit, secuestrado por grupos radicales palestinos en Gaza, no es una condición previa a la reunión. Blair viajará precisamente hoy a Ramalá para entrevistarse con el líder palestino.  Alta tensión en el frente libanés  Ayer se levantó el bloqueo marítimo, pero hubo incidentes en la frontera entre el ejército israelí y milicianos chiítas. “El bloqueo naval a el Líbano ha sido levantado”, afirmó ayer Miri Eisin, portavoz del primer ministro israelí, Ehud Olmert. Así, un día después de levantar el bloqueo aéreo, Israel puso fin también a ocho semanas de bloqueo marítimo. Barcos franceses, italianos y griegos comenzaron a patrullar las costas del país árabe ayer al mediodía, en espera del despliegue de una flota alemana que tomará el control de la parte marítima de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (Finul) en las próximas dos o tres semanas. En tanto, soldados israelíes detuvieron a seis hombres en la zona sur del Líbano. Israel había levantado el bloqueo aéreo el jueves por la tarde, pero prolongó el bloqueo marítimo a causa de las dificultades jurídicas para definir la misión de la fuerza naval temporal. Las dificultades se resolvieron ayer. “El bloqueo marítimo y aéreo terminó. Un almirante italiano asume en este momento el control de las aguas territoriales bajo mandato de la ONU y con el acuerdo del gobierno libanés”, dijo Massimo D’Alema, el jefe de la diplomacia italiana. El gobierno israelí confirmó la noticia. “La fuerza naval de la ONU, dirigida por Italia, tomó la responsabilidad del sector en coordinación total con el ejército israelí y hará aplicar el embargo sobre las armas destinadas al Hezbolá en Líbano”, precisó Eisin. Este embargo está previsto en la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, que puso fin el 14 de agosto a más de 30 días de combates entre Israel y la milicia chiíta Hezbolá, desencadenados por el secuestro de dos soldados israelíes por parte de Hezbolá en la frontera entre Líbano e Israel. En un comunicado difundido en Nueva York, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, saludó el despliegue de la fuerza naval multinacional, señalando que colaborará en “asegurar la frontera marítima y los puntos de entrada marítima a el Líbano”. El primer día de cese del bloqueo tuvo, sin embargo, sus críticas. Las fuerzas navales israelíes interceptaron un barco sin identificar a 60 millas de la costa libanesa y le impidieron continuar hacia el puerto de Beirut. El ejército libanés no tardó en criticar a Israel. “Esta es una violación de la resolución 1701 de las Naciones Unidas y el anuncio del levantamiento del bloqueo marítimo”, sostuvo la declaración del ejército. Más allá de la buena noticia del cese del bloqueo, ayer se vivieron horas de tensión en el sur del Líbano. Cinco hombres fueron arrestados en Aita al Shaab y un sexto en Marwaheen. Ambas localidades todavía se encuentran bajo control israelí. De acuerdo con informes libaneses, entre los hombres se encuentran un colaborador de las fuerzas de seguridad libanesas y varios maestros que inspeccionaban una escuela. Los israelíes se defendieron ante las denuncias de que las personas fueron secuestradas. “No hay secuestrados. Ha habido un incidente al sur de la aldea libanesa de Aita al Shaab, cuando una patrulla ordinaria del ejército israelí detectó a cinco milicianos armados. Ahora están siendo interrogados”, dijo una portavoz militar. En tanto, la fuerza multinacional de la ONU continúa su despliegue en el sur del Líbano, reemplazando a los militares israelíes que se encuentran en la zona. El ministro israelí de la Defensa, Amir Peretz, confirmó que Israel pretende retirar todas sus tropas del Líbano de aquí a dos semanas al recibir al jefe de la diplomacia alemana Frank-Walter Steinmeier, de visita en Jerusalén. En tanto, el Congreso español respaldó el jueves por unanimidad el envío de hasta 1100 militares al Líbano, de los cuales la mitad partieron ayer con ese rumbo. La diplomacia también sigue su camino. Los países europeos y Rusia intensificaron esta semana sus esfuerzos para mantener y consolidar el alto el fuego en el Líbano e intentar revitalizar el proceso de paz con los palestinos. En los últimos días, los jefes de las diplomacias de Italia, Rusia y Alemania se sucedieron tanto en el Líbano, como en Israel y Cisjordania, mientras que el primer ministro británico, Tony Blair, es esperado hoy en la noche en Israel y el lunes en Beirut para intentar reflotar el proceso de paz.  

Oooooooooooooooooooooooo  

Israel levantó el bloqueo aéreo del Líbano, pero a su ejército no le gustó  

En un acto que tuvo mucho de simbólico, un avión de línea sobrevoló Beirut. Otros aviones ya habían entrado, pero se espera que el anuncio oficial facilite la reconstrucción. El ejército no está de acuerdo, porque teme perder poder de negociación.  Por Patrick Cockburn - Desde Jerusalén  Israel comenzó a levantar el bloqueo aéreo y naval que mantiene contra el Líbano desde hace dos meses, a pesar de los deseos del ejército israelí. El bloqueo se había impuesto un día después de que los milicianos islámicos de Hezbolá secuestraran a dos soldados israelíes en la frontera con Israel, el 12 de julio pasado. Un avión de la empresa libanesa Middle East Airlines sobrevoló tres veces el centro de Beirut, en una especie de ceremonia, antes de aterrizar en el aeropuerto ayer, poniendo fin de forma oficial al bloqueo aéreo. Pero Israel aseguró que el embargo naval continuará hasta que la fuerza naval internacional sea desplegada. Según una primera versión de la televisión pública israelí, el ejército se terminaría de retirar del Líbano el próximo 22 de septiembre. El ejército israelí criticó su suspensión, ya que lo veía como uno de los pocos medios que tenía para obtener la liberación de los soldados. Nunca pareció probable que la detención de barcos y de aviones con destino al Líbano pudieran causar inconvenientes a Hezbolá, ya que la organización no mueve a sus hombres ni transporta sus armas por aire o por mar. La naturaleza del embargo parecía estar más orientada a un castigo colectivo contra el Líbano. “El efecto directo del bloqueo sobre la actividad comercial se estima que ronda los 45 millones de dólares por día”, explicó el ministro de Finanzas libanés, Jihad Azour. Aun antes del anuncio israelí ya había algunas señales de que el bloqueo se estaba debilitando. Varias aerolíneas ya volaban a Beirut y otras, como British Airways, estaban por reanudar sus vuelos después de haber recibido garantías del gobierno británico sobre su seguridad. Israel ya había dicho que mantendría el embargo comercial hasta que se implementaran las medidas necesarias para evitar que Hezbolá obtuviera más armas de Irán y Siria. Pero esta demanda parecía muy irreal a la luz de la incapacidad de Israel para encontrar y destruir las fuerzas de Hezbolá y sus cohetes en los 34 días que duró la guerra. La lucha más feroz que se está peleando actualmente en Israel es entre los líderes políticos y los militares, y es para evitar asumir las responsabilidades por la derrota en el Líbano. Es difícil imaginar cómo el primer ministro Ehud Olmert, el ministro de Defensa, Amir Perets, y el jefe de Gabinete Dan Halutz pueden salvar sus carreras. La afirmación del general Halutz de que habían ganado por puntos fue ridiculizada por los medios israelíes. Olmert, en una declaración ante el Comité de Asuntos Externos y Defensa del Knesset (Parlamento), contestó diciendo otra vez que Israel había perdido poco. A lo que añadió un escalofriante comentario: “La mitad del Líbano está destruida. ¿Es eso una derrota?” El Estado Mayor Conjunto israelí está ansioso por retener su influencia sobre el Líbano, continuando los vuelos de reconocimiento y manteniendo tropas en el sur libanés. También tiene cinco prisioneros de Hezbolá. Hezbolá dice que no se desarmará hasta que haya un fuerte Estado libanés, y esta demanda está siendo sutilmente dejada de lado. Los familiares de los dos soldados capturados, Ehud Goldwasser y Elded Regev, se iban a reunir con Olmert ayer para expresar su preocupación, ya que la suspensión del bloqueo hará más difícil conseguir la liberación de los prisioneros. Además, ayer la televisión pública israelí aseguró que el ejército podría finalizar su retirada del Líbano el próximo 22 de septiembre, casualmente, el Año Nuevo judío. El bloqueo aéreo israelí ya había sido desafiado por la empresa Middle East Airlines, la aerolínea de bandera libanesa, y la Royal Jordanian que volaban de Amman a Beirut y otras líneas que planeaban hacer lo mismo. El gobierno libanés está enviando 8600 soldados para patrullar la frontera con Siria. Sin embargo, Hezbolá, como toda fuerza de guerrilla, necesita suministros militares limitados y, por ello, será extremadamente difícil detener los insumos en los cruces fronterizos. La apertura de los puertos libaneses a las importaciones permitirá que la reconstrucción de la economía comience. James Morris, el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, aseguró: “Es simbólicamente importante y es importante porque la gente estima que quizás haya hasta 60 mil containers con bienes varados en el mar ahora, que esperan ingresar al Líbano”. Se espera que Alemania lidere un contingente naval multinacional que, a pedido libanés, patrullará la costa del Líbano. El general mayor Alain Pellegrini, el comandante de la fuerza de paz de la ONU, dijo ayer que la tregua en el país es inestable: “Por ahora es frágil ya que mientras haya una presencia israelí en el Líbano, cada incidente, malinterpretación o provocación puede escalar muy rápidamente”, aseguró su vocero. No obstante, ni Israel ni Hezbolá parecen estar dispuestos, por el momento, a un segundo round.  

Oooooooooooooooooooooooooo  

Mahmoud Abbas, dispuesto a dialogar con Olmert; recibe en Ramallah
a Tony Blair

LLAMA EL PRESIDENTE PALESTINO A DESTRABAR EL PROCESO DE PAZ CON
ISRAEL

Siria redoblará la vigilancia en la frontera con Líbano para evitar el tráfico de armas: ONU

THE INDEPENDENT, DPA, REUTERS Y AFP

Ramallah, 10 de septiembre. El presidente palestino, Mahmoud
Abbas, se declaró hoy dispuesto a sostener conversaciones con el
jefe de gobierno israelí, Ehud Olmert, e hizo una llamado a una
rápida reactivación del proceso de paz con Israel, al término de
un encuentro con el primer ministro de Gran Bretaña, Tony Blair,
quien a su vez abogó por un gobierno de unidad nacional en
Palestina.

El premier británico estimó que la comunidad internacional podría
negociar con ese gobierno de unión nacional, si llegara a
formarse, para impulsar el proceso de paz.

Abbas, quien recibió a Blair en Ramallah, Cisjordania, afirmó que
las distintas formaciones palestinas se esfuerzan por formar un
gobierno de unidad nacional en los próximos días.

Hamas, mediante el vocero Sami Abu Suhri, declaró que su
movimiento espera formar una coalición, pero mantuvo su rechazo a
reconocer a Israel, los tratados firmados y renunciar a la
violencia, así como las condiciones del Cuarteto de Paz para
Medio Oriente por ser "injustas".

Más tarde, Zurhi adelantó que Abbas y el primer ministro
palestino, Ismail Haniyeh, de Hamas, lograron, durante un
encuentro en Gaza, un importante avance para la formación de un
nuevo gobierno de unidad nacional en cuestión de días.

Blair también llamó a israelíes y palestinos a retomar el diálogo
para la paz en Oriente Medio, interrumpido desde la victoria
electoral de Hamas en enero. Al respecto, Abbas se declaró
dispuesto a reunirse "sin condiciones" con el primer ministro
israelí.

La visita de Blair a Ramallah no estuvo excenta de incidentes,
cuando una joven británica residente en esta ciudad cisjordana se
presentó en la rueda de prensa que ofrecía el primer ministro
británico para protestar contra el apoyo que el gobierno de Gran
Bretaña otorga a políticas bélicas.

A su vez, durante una reunión con Blair, Olmert expresó su deseo
de mantener conversaciones con Abbas para avanzar realmente en la
puesta en marcha del plan de paz para Medio Oriente, el Mapa de
ruta, lanzado en 2003 por el cuarteto internacional.

El ministro del Exterior español, Miguel Angel Moratinos, también
llamó a israelíes y palestinos a retomar las negociaciones de paz,
durante una gira por Medio Oriente que inició hoy en El Cairo,
donde se reunió con el presidente egipcio Hosni Mubarak.

Pero en el operativo militar israelí en la franja de Gaza murió
hoy un adolescente de 14 años y su hermano resultó herido en
Rafah, donde, de acuerdo con el ejército de Israel, sus soldados
vieron a dos personas sospechosas que perecían colocar
explosivos.

En Líbano, la marina israelí realizó disparos de intimidación
contra tres embarcaciones en las costas libanesas, luego que
levantó un bloqueo marítimo de dos meses.

Siria por, su parte, anunció a la Organización de Naciones Unidas
que reforzará la vigilancia en su frontera con Líbano para
prevenir el tráfico de armas a la milicia chiíta Hezbollah, dijo
el secretario general de la ONU, Kofi Annan, a la radio francesa.


oooooooooooooooooo  

Exigen indagatoria sobre la actuación de su gobierno

 

PROTESTAN UNOS 30 MIL ISRAELÍES CONTRA RESULTADOS DE LA INVASIÓN
A LÍBANO

REUTERS, AFP Y DPA

Beirut, 9 de septiembre. En la mayor protesta que haya ocurrido
contra los resultados de la invasión israelí sobre Líbano, unas
30 mil personas -acompañados de decenas de soldados reservistas
que participaron en la escalada militar de 34 días- realizaron
hoy aquí una manifestación para demandar que el primer ministro,
Ehud Olmert, ordene una investigación independiente sobre la
conducción de su gobierno en la guerra en Líbano.

Los manifestantes, que llenaron la plaza Yitzac Rabin, se
quejaron de que el ejército haya estado mal equipado durante las
operaciones sobre territorio libanés y que los civiles residentes
en el norte de Israel no hayan recibido la preparación suficiente
para enfrentar la respuesta de Resistencia Islámica, la guerrilla
del movimiento Hezbollah.

"¡Olmert, regresa a casa!", fue la consigna principal en la
protesta, a la que acudieron también líderes de fuerzas políticas
conservadoras, que perdieron las elecciones parlamentarias frente
al partido Kadima, un desprendimiento del derechista Likud, que
fundó el ex primer ministro Ariel Sharon, en coma desde enero
pasado en un hospital de Jerusalén.

Para responder a las presiones, Olmert ordenó la semana pasada la
realización de una investigación interna sobre la guerra, que
estará a cargo de una comisión que su gabinete debe nombrar.

Mientras, el gobierno de Italia sugirió este sábado al de Siria
que tropas de la Unión Europea (UE) patrullen la frontera
sirio-libanesa, al tiempo que el secretario general de la
Organización de Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, dio a conocer
una propuesta para que Alemania capacite a las fuerzas de
seguridad sirias que podrían asumir próximamente los controles
limítrofes con Líbano.

El primer ministro italiano, Romano Prodi, reveló que la
iniciativa de enviar una fuerza militar europea a la extensa
frontera de Siria con Líbano -país al cual rodea por el norte y
el este- fue presentada al presidente Bachar Assad, quien "dio su
firme acuerdo en principio".

La idea de llevar tropas europeas, que será parte de la agenda
temática de los ministros de Relaciones Exteriores de la UE el 14
de septiembre, busca dar respuesta a la negativa de Damasco para
que algunas compañías de la Fuerza Interina de Naciones Unidas
para Líbano (FINUL) se establezcan en los montañosos límites
sirio-libaneses.

El objetivo de que una fuerza multinacional vigile la demarcación
entre Líbano y Siria pretende dar respuesta a una parte de la
resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, que pide
acciones internacionales para impedir la transferencia de armas a
Resistencia Islámica, que repelió durante 34 días la escalada
militar israelí sobre territorio libanés.

A pesar de la supuesta aprobación de Assad a los contingentes
europeos, el gobierno sirio mantuvo silencio este sábado sobre la
propuesta, al tiempo que la agencia oficial de noticias siria,
Sana, señaló en un despacho que "no es verdad que Siria haya
aceptado que guardias fronterizos europeos vigilen las fronteras
sirio-libanesas".

A estos planes se sumó también la sugerencia de Estados Unidos de
que Alemania sea la que se encargue directamente con sus tropas de
custodiar los linderos de Líbano con Siria, aunque no en el sur,
en la frontera con Israel.

Mientras, 250 ingenieros militares franceses que participarán en
las misiones logísticas de la FINUL desembarcaron hoy en el
puerto de Beirut.

Con la llegada de estos militares franceses, la FINUL dispone
ahora de 3 mil 350 soldados, según el recuento de su portavoz,
Alexander Ivanko. El proyecto de la resolución 1701 es que los
contingentes multinacionales lleguen a 15 mil soldados.

Además de los franceses, una fragata griega con 200 marinos se
integró a las labores de patrullaje en el mar territorial
libanés.

En tanto, en Tel Aviv, el primer ministro británico, Tony Blair,
inició el sábado por la noche una visita oficial a Israel, donde
Tiene previsto entrevistarse con su homólogo israelí. En Cisjordania tiene una cita con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, y hay planes para que visite la franja de Gaza, aunque desde el jueves pasado ha habido protestas de palestinos contra esas intenciones.



   

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris