Facebook Twitter Google +1     Admin

Estados Unidos se opuso a la decaración de ONU contra agresiones israelíes en Palestina y Líbano

20061112225336-palestina-nino-herido.jpg

El veto de Estados Unidos a la resolución presentada por Qatar cayó como balde de agua fría en el seno de la Oragnización de Naciones Unidas (ONU). Si bien es costumbre que Washington respalde cualquier acción del gobierno de Israel en Medio Oriente, por desproporcionada y criminal que sea, la decisión estadunidense desató una ola de indignación en Naciones Unidas que se ha propagado rápidamente por el mundo, especialmente en esa conflictiva zona.

El proyecto había recibido 10 votos en favor, cuatro abstenciones (Dinamarca, Perú, Eslovaquia y Reino Unido) y uno en contra, el de Estados Unidos, país que goza del derecho de veto, poder que comparte con China, Reino Unido, Francia y Rusia, las principales potencias atómicas del orbe.

El texto pedía la liberación de todos los funcionarios palestinos detenidos por Israel y solicitaba a la Autoridad Nacional Palestina la adopción de acciones "inmediatas y sostenidas" para detener los ataques con misiles desde Gaza hacia territorio israelí. Además, de haberse aprobado, la resolución hubiese condenado explícitamente el ataque de Tel Aviv sobre Gaza que, dice, "ha causado muerte y heridas a docenas de civiles palestinos" y destruyó la principal central eléctrica de esa zona.

El proyecto de resolución también solicitaba a la comunidad internacional ayuda de emergencia para la población palestina, con el fin de aliviar la difícil situación humanitaria. En este sentido, la iniciativa pedía al gobierno de Israel la restitución y mantenimiento ininterrumpido del suministro de combustible a Gaza, y "actuar expeditamente" para remplazar los equipos destruidos en la planta eléctrica.

El embajador estadunidense, John Bolton, justificó el veto al señalar que el proyecto era desequilibrado y tardío. "Demandaba acciones sólo a una parte del conflicto del Medio Oriente, y no a la otra" puntualizó. Palabras vacías.

No hay que olvidar que la represalia israelí, una andanada de artillería lanzada en la madrugada del miércoles pasado, dejó 19 civiles muertos en el poblado de Beit Hanoun, al norte de Gaza. Por otra parte, de acuerdo con los postulados de la ONU e innumerables tratados internacionales, las sistemáticas y desproporcionadas respuestas de Tel Aviv son condenables por sí mismas, sin importar lo que pase antes o después de la agresión.

Resulta especialmente indignante que Bolton afirmara que, de haberse aprobado, "el texto hubiese exacerbado las tensiones en la región", cuando es el veto de Estados Unidos el que mueve el agitado avispero del Medio Oriente. El secretario de la Liga Arabe, Amr Moussa, manifestó su "sorpresa y decepción" ante el veto de Estados Unidos a la resolución. "Este ­dijo­ sólo incrementará el enojo; es inexplicable que un veto pueda usarse para proteger acciones israelíes contra civiles". El ministro de Relaciones Exteriores egipcio, Ahmed About Gheit, comentó que el veto estadunidense "sólo llevaría a imponer la situación que Israel quiere, y aumentar la frustración del pueblo palestino".

Es la segunda vez que Estados Unidos censura este año una resolución del Consejo de Seguridad concerniente a operaciones militares israelíes en Gaza. Washington bloqueó la acción de un documento después que Israel lanzara su ofensiva, hace unos meses, en respuesta a la captura de un soldado israelí por extremistas palestinos vinculados a Hamas.

Ante este panorama, cabría preguntarse cuándo llegará el momento en que la ONU realmente sirva a sus propósitos y no como un instrumento de las potencias atómicas. En este contexto, únicamente la presión de la comunidad internacional, podría cambiar esta situación. Después de todo, el poder que esos países tienen en el seno de las Naciones Unidas es perjudicial para el mundo en su conjunto.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris