Facebook Twitter Google +1     Admin

Ajuste informativo - síntesis de setiembre

20071210200451-0000-a-a-a.jpg

Domingo 30 de Setiembre de 2007

PRESIONES POR EL PROGRAMA NUCLEAR DE TEHERÁN

Las sanciones, en stand-by

George Bush no pudo convencer a todos y deberá esperar hasta noviembre para poder volver a discutir la aplicación de nuevas sanciones contra Irán. La cita por la 62ª sesión anual de la Asamblea General esta semana era el momento perfecto para que el mandatario norteamericano convenciera a las otras potencias de ponerles fin a las ambiciones nucleares iraní. Mientras los presidentes daban sus discursos frente al mundo, sus cancilleres y asesores de política externa se la pasaron en la mesa de negociación intentando llegar a un acuerdo. Pero la reticencia de Rusia y China, dos países con poder de veto en el Consejo de Seguridad, llevó a que la votación se postergara, a la espera de nuevos informes de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA).

 

La Casa Blanca ya había sumado el apoyo de Francia, Gran Bretaña y Alemania, que después intentaron restarle importancia a la nueva postergación. “Sí, es un compromiso, pero es un buen compromiso”, aseguró el ministro francés de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner. Su par alemán, en cambio, se mostró un poco más pesimista. “No va a ser sencillo”, advirtió Franck-Walter Steinmeier, reconociendo la brecha entre las potencias occidentales y China y Rusia. Además, cada vez que el Consejo de Seguridad aprueba un nuevo paquete de sanciones, éstas son más duras y afectan a intereses más sensibles, como el sistema financiero y las inversiones extranjeras.

 

El Consejo ya aprobó dos paquetes de sanciones contra el régimen de Teherán. El primero estuvo dirigido principalmente a un bloqueo o embargo de todas las importaciones relacionadas con su programa nuclear y el segundo buscó dañar las finanzas y la libertad de circulación por el mundo de los mayores responsables del programa nuclear.

 

El próximo paquete de sanciones todavía es un misterio. Se sabe que la resolución ya está lista, sólo queda esperar los informes de la AIEA para convencer a Pekín y a Moscú. Teherán y la agencia atómica acordaron el mes pasado un cronograma para que el régimen islámico explique todos los aspectos de su programa nuclear que preocupan a las principales potencias del mundo, especialmente las occidentales. Hasta el momento, los informes de la AIEA han destacado que hay algunas cuestiones poco claras del programa iraní, aunque siempre reconocieron que no hay evidencias suficientes para afirmar que Teherán está enriqueciendo uranio a los niveles necesarios para construir una bomba atómica.

 

Aprovechando el freno ruso y chino, el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad se mostró victorioso en la ONU al afirmar que el tema nuclear está cerrado. Por primera vez, el mandatario cerró la puerta a la vía diplomática, aunque aseguró que seguirá trabajando junto a la AIEA como el resto de los países firmantes del Tratado de No Proliferación. Las potencias occidentales, en tanto, pusieron toda la responsabilidad en manos de la AIEA. Su informe les dará o no la excusa que necesitan para redoblar la apuesta contra el “diablo” iraní.

 

Jueves 27 de Setiembre de 2007

Israel lanzó una operación en Gaza, matando a nueve palestinos

El gobierno de Olmert ordenó dos bombardeos en la Franja, que representó la mayor ofensiva desde que Hamas tomó el control del pequeño territorio. Hace una semana, Tel Aviv denominó a Gaza “entidad hostil”, anticipando cómo será su política.

 

Nueve palestinos murieron y al menos veinte resultaron heridos ayer, en la mayor ofensiva israelí desde que la fuerza islámica Hamas tomó el control de la Franja de Gaza en junio pasado. El primer ministro israelí ordenó dos bombardeos y más tarde un ataque terrestre sobre el territorio palestino. Unos 40 tanques y vehículos blindados realizaron una incursión en el norte de la Franja, en lo que el gobierno de Hamas interpretó como la antesala de un futuro ataque. Sus sospechas no estaban tan erradas. Horas después de la ofensiva, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, adelantó que no fue un ataque aislado. “Nos estamos acercando a una operación de gran escala en la Franja de Gaza debido al continuo fuego de cohetes,” advirtió.

 

Cinco de las nueve víctimas serían miembros del Ejército del Islam, el grupo armado que desde hace más de un año tiene como rehén al soldado israelí Gilad Shalit. Hace unos meses ganó fama internacional al secuestrar y luego liberar a un periodista de la BBC. Esta milicia palestina pertenece a una poderosa familia de Gaza, que antiguamente era uno de los pilares de la seguridad personal del presidente Mahmud Abbas. Sin embargo, con el acercamiento del gobierno de la Autoridad Palestina a Tel Aviv, el Ejército del Islam comenzó a distanciarse. Actualmente sus líderes se identifican con Al Qaida y coinciden con Hamas en reivindicar un Estado islámico para la Franja –aunque no es una fuerza totalmente alineada con el gobierno de Ismail Haniyeh–.

 

Según la milicia palestina, sus cinco miembros murieron cuando un misil disparado por un avión israelí impactó en el auto en el que viajaban en el barrio Zeitun, Este de la ciudad de Gaza. Más tarde, unos 40 tanques entraron en el norte de la Franja, en lo que calificaron como una “misión de rutina”. Según explicaron los militares israelíes, el objetivo era destruir la “infraestructura” que utilizan los palestinos para lanzar los Qassam. Los tanques patrullaron la ciudad de Beit Hanum y comenzaron a disparar artillería, a veces contra las casas. A los pocos minutos que se escucharon los primeros estruendos, decenas de milicianos palestinos salieron a las calles a repudiarlos. El saldo fue cuatro muertos, un miembro del grupo Comités de la Resistencia Popular que combatía a las fuerzas israelíes y tres civiles. Estos últimos se encontraban dentro de su casa, la cual fue totalmente destruida por un misil israelí.

 

La serie de ataques con la Franja se enmarcan en la nueva estrategia que anunció la semana pasada Olmert. La denominación del territorio palestino como “zona hostil” fue el primer paso legal para una nueva política más agresiva y contundente contra el gobierno de Hamas. Después del ataque contra una base israelí cercana a la frontera con la Franja, los sectores más duros del oficialismo y la derecha representada por el Likud comenzaron a presionar al premier para que responda militarmente a los cohetes Qassam que diariamente caen sobre el otro lado de la frontera, la mayoría de las veces impactando en el desierto. Estos grupos responden no sólo a principios nacionalistas, sino también a las demandas de seguridad de los habitantes de Sderot, una de las ciudades fronterizas más golpeadas por los cohetes palestinos.

 

A pesar de estas presiones, Olmert se venía mostrando reacio a tomar represalias. En gran parte, porque por primera vez el gobierno estadounidense salió públicamente a pedirle que no lo hiciera. La Casa Blanca temía, según sus voceros, que un contraataque pusiera en peligro las actuales negociaciones de paz con la Autoridad Palestina, que aunque responde a la facción rival de Hamas sigue necesitando el apoyo de la sociedad palestina.

 

Sin embargo, las declaraciones de Barak de ayer dejaron en claro que las represalias comenzaron y no se detendrán. El ministro de Defensa israelí reconoció que una gran ofensiva contra Gaza será complicada y, seguramente, dejará muchas bajas entre las tropas. En la Franja viven 1,5 millón de personas, la gran mayoría amontonada en la ciudad de Gaza. Pero a Tel Aviv todavía le quedan cartas por jugar antes de una invasión a gran escala. Como advirtió Olmert la semana pasada, tienen planeado cortar la electricidad y el agua, lo que dejaría a la Franja al borde de una crisis humanitaria.

 

Martes 25 de Setiembre de 2007

Oposición no da quórum en el parlamento

SUSPENDEN ELECCIÓN PRESIDENCIAL EN EL LÍBANO

La sesión para elegir un nuevo presidente del Líbano fue cancelada hoy hasta el mes próximo luego de que el Parlamento no logró reunir el quórum necesario debido a un boicot opositor encabezado por el partido Hezbolá.

    

El anuncio fue hecho por un diputado en el Parlamento luego de que la campana sonó tres veces para llamar a los diputados al recinto, donde sólo se hallaban legisladores de la mayoría oficialista antisiria, que es apoyada por Estados Unidos.

 

La frustrada sesión en el Parlamento se realizó en medio de gran tensión y celosas medidas de seguridad tras el asesinato de un diputado de la mayoría antisiria la semana pasada en un atentado con coche bomba en Beirut.

 

La postergación de la elección hasta el 23 de octubre se esperaba luego de que la oposición, liderada por Hezbolá, prometió ayer boicotear la sesión para impedir que el oficialismo elija a un presidente de sus propias filas.

 

Los diputados llegaron a la sesión en autos con vidrios polarizados y bajo una férrea custodia, con al menos un policía sentado dentro de los vehículos.

 

Los temores a nuevos hechos de violencia eran muchos tras el ataque mortal de la semana pasada al diputado oficialista Antoine Ghanem, el séptimo dirigente antisirio asesinado desde 2005.

 

Partidarios del gobierno acusaron a Siria de querer matar a miembros del bloque mayoritario para intentar frustrar la elección de un presidente antisirio, cargos que Damasco rechazó de plano.

 

El Líbano vive una severa crisis política desde el primero de los asesinatos de políticos antisirios, el del ex primer ministro Rafik Hariri, en 2005, que desató protestas que contribuyeron a poner fin a los 30 años de presencia militar siria en el Líbano.

 

Desde entonces, la clase política libanesa se enfrascó en un creciente enfrentamiento entre el gobierno pro-occidental y antisirio del primer ministro Fuad Siniora y la oposición, que reivindica los vínculos con Damasco.

 

El ministro de Telecomunicaciones, Marwan Hamadeh, dijo que la cancelación de la elección tenía por fin "dar una oportunidad a los esfuerzos de llegar a un consenso" sobre la polémica cuestión.

 

Si el Parlamento no puede elegir a un sucesor del actual presidente prosirio Emile Lahoud antes del fin de su mandato, el 24 de noviembre, el bloque antisirio podría elegir a un presidente por simple mayoría en caso de no lograr los dos tercios de los votos en una primera votación o en caso de un nuevo boicot.

 

Si se llegara a este punto, la oposición amenazó con hacer que Lahoud nombre a un nuevo gobierno antes de dejar el cargo.

 

Esto podría resultar en dos gobiernos rivales, como ocurrió en los dos últimos años de la guerra civil del Líbano (1975-1990), cuando se enfrentaron dos ejércitos leales a dos Ejecutivos.

Fuente: TELAM

 

Lunes 24 de Setiembre de 2007

LIBERARAN A 90 PRESOS, LA MAYORÍA ES DE AL FATAH

Gesto de Israel para Abbas

El gobierno de Ehud Olmert anunció la puesta en libertad de prisioneros palestinos, ninguno de Hamas –grupo islamista que domina Gaza–. Cisjordania está bajo control de Mahmud Abbas.

 

Israel sigue jugando a la división de los palestinos. Ayer el gobierno israelí aprobó la liberación de 90 palestinos presos en sus cárceles, que en su mayoría pertenecen al movimiento Al Fatah, liderado por el presidente palestino Mahmud Abbas y ninguno a Hamas. Si bien la Autoridad Palestina (AP) apoyó la noticia, deslizó críticas al igual que el movimiento Hamas, en momentos que Israel retiene cerca de 11.000 presos palestinos. La medida coincidió con el mes de ayuno musulmán, el Ramadán, en una jornada en la que Israel anunció además que permitirá el despliegue de unos 500 policías palestinos en la ciudad cisjordana de Nablus en horas del día para mantener la ley y el orden.

 

“Es un gesto de buena voluntad que ya hemos hecho en el pasado. Serán puestos en libertad conforme a criterios ya existentes”, afirmó el primer ministro israelí, Ehud Olmert. La liberación de los prisioneros, que en su minoría integran el Frente Popular para la Liberación de Palestina, fue prometida por Olmert a Abbas durante la reunión que celebraron el 10 de septiembre en Jerusalén, y constituye un apoyo al presidente de la AP. Los beneficiados por la medida, como en otras oportunidades, no deben haber perpetrado ataques antiisraelíes con víctimas, ni tener “las manos manchadas de sangre” de ciudadanos judíos, advirtió Israel, al informar que los presos abandonarían la cárcel en 48 horas.

 

Por su parte, un portavoz del primer ministro palestino saludó la decisión, pero exigió la liberación de todos los palestinos en prisiones israelíes. Al parecer el número de prisioneros que serían liberados decepcionó a la Autoridad Palestina, en un momento en que junto a Israel trata de impulsar las conversaciones de paz organizadas por Washington. “No es una solución ni se adapta a las preocupaciones del pueblo palestino”, señaló un comunicado de la oficina de Abbas.

 

El movimiento radical palestino Hamas, que se encuentra en una feroz batalla por el poder con Abbas, dio la bienvenida a la medida, pero con fuertes críticas. “Hamas celebra la liberación de cualquier prisionero palestino porque ello termina con su sufrimiento, pero al mismo tiempo quiere ver que todos los demás prisioneros sean liberados”, señaló el vocero, Fawzi Barhoum. “Israel da vueltas en una puerta giratoria, arrestando y liberando presos a placer, y esto no es aceptable para nuestra gente. Hamas cree que sólo la fuerza obligará a Israel a liberar a más presos”, agregó Barhoum, una semana después de que Hamas fuera considerada por Israel una organización terrorista.

 

Muchos de los palestinos encarcelados en Israel cumplen penas por llevar a cabo, participar o planear ataques contra israelíes desde el inicio de la segunda Intifada (levantamiento) en septiembre de 2000.

 

Otros llevan en prisión períodos más largos, y una fracción de ellos son también mujeres y niños. “Hay más de 11.000 palestinos y algunos árabes israelíes en las prisiones de Israel, algunos están enfermos y son ancianos, y algunos han pasado más de 30 años en prisión”, dijo el portavoz de Abbas.

 

Mientras tanto, Olmert espera que la liberación de los presos fortalezca a Abbas en su lucha con Hamas. A mediados de julio, Israel puso en libertad a 255 palestinos del movimiento Al Fatah, libres de crímenes de sangre, que para ser liberados tuvieron que renunciar a la lucha armada y aceptar las condiciones impuestas por el gobierno israelí.

 

Sábado 22 de Setiembre de 2007

SEGÚN EL “WASHINGTON POST”, EE.UU. APORTO DATOS DE INTELIGENCIA

Israel atacó una planta nuclear siria

El extraño incidente por el que Siria acusó a Israel de invadir su espacio aéreo y prometió responder el ataque habría sido un bombardeo a una planta nuclear no reconocida por Damasco, que habría sido construida con tecnología norcoreana, informó el Post.


Por Antonio Caño *

Desde Washington

El gobierno norteamericano fue informado con anterioridad del misterioso bombardeo israelí sobre Siria el pasado 6 de septiembre y compartió con las autoridades de Jerusalén información secreta que parecía confirmar la existencia de algún tipo de instalación nuclear en territorio sirio bajo asesoramiento de Corea del Norte. Esta es la versión de ese llamativo episodio, no confirmada oficialmente, que ayer daba el diario The Washington Post citando “fuentes de la administración de Estados Unidos”.

 

El periódico afirma que este mismo verano responsables el servicio secreto israelí transmitieron al gobierno estadounidense pruebas sobre el desarrollo en Siria de algún tipo de capacidad nuclear trasladada a ese país por técnicos de Corea del Norte, un Estado que lleva años investigando en ese campo. La administración norteamericana, que estaba en ese momento progresando en sus negociaciones para la desnuclearización de Corea del Norte en el foro conocido como Diálogo a Seis –Pyongyang, Washington, China, Japón, Rusia y Corea del Sur–, se mostró renuente a actuar de inmediato.

 

Sin embargo, el espionaje norteamericano consiguió posteriormente corroborar, siempre según lo publicado por The Washington Post, la información israelí y puso a disposición del gobierno de Jerusalén otros datos complementarios, entre ellos alguna información obtenida a través de satélites. Después de eso, Israel procedió al ataque de forma tan secreta que, según el citado diario, ni los propios pilotos que participaron en el bombardeo conocieron el objetivo hasta después de haber despegado de sus bases.

 

Nada más se conoce todavía sobre el resultado de ese bombardeo, el nivel de desarrollo nuclear efectuado por Siria o el grado de implicación de Corea del Norte. Ninguno de los gobiernos involucrados ha reconocido todavía siquiera el episodio que obsesiona a los círculos periodísticos de Washington desde hace semanas.

 

Ayer mismo, un portavoz de la Casa Blanca, Tony Fratto, como hizo el presidente George Bush el día anterior, volvió a negarse a comentar el bombardeo de Siria. “Creo saber cuándo hay que seguir la orden del jefe”, declaró, “y cuando dice ‘sin comentarios’ quiere decir sin comentarios”. El jueves, en una conferencia de prensa, Bush se negó por tres veces a opinar sobre el episodio y, ante la insistencia de los periodistas, se limitó a decir, de forma genérica, que cualquier actividad de Corea del Norte a favor de la proliferación nuclear “pondría en peligro el éxito de las conversaciones a seis”. Pyongyang se ha comprometido en esas conversaciones a suspender toda su actividad nuclear a cambio de beneficios económicos y diplomáticos.

 

El silencio oficial no ha puesto fin a las especulaciones, estimuladas también por algunas noticias de difícil acceso. En este sentido, el anuncio de las “conversaciones de alto nivel” que ayer sostuvieron en Pyongyang representantes de los gobierno de Corea del Norte y Siria – “para intercambiar puntos de vista sobre una serie de asuntos de interés bilateral”, según la lacónica versión oficial norcoreana– llega justo a tiempo para incrementar los rumores y la preocupación en Washington.

 

Igual ocurre con el misterioso cargamento detectado tres días antes del bombardeo israelí en el puerto sirio de Tartus, a bordo de un barco norcoreano. Según la información oficial siria era cemento; según Israel, material nuclear. Si la versión israelí fuera cierta, tampoco existe información fiable sobre el grado de amenaza que ese material nuclear representaría actualmente. Los expertos no se ponen de acuerdo. Unos creen que ni Siria ni Corea del Norte están en estos momentos interesados en un proyecto que los situaría en el punto de mira de Estados Unidos y de la comunidad internacional. Otros aseguran que Washington debe tomarse muy en serio la amenaza nuclear que se cierne en Medio Oriente.

 

Al margen de esta confusa situación, Estados Unidos, atrapado militarmente en Irak, se enfrenta a un desafío nuclear abiertamente presentado por Irán, seguramente confiado en que Wa-Washington no tiene actualmente capacidad de reacción. Irán es aliado de Siria en Irak y en Líbano, y aparece hoy claramente como el gran favorecido por el desequilibrio provocado por la invasión norteamericana de Irak.

 

Si las sospechas sobre lo ocurrido el 6 septiembre son ciertas, el silencio israelí y norteamericano podría se prueba, en efecto, de una cierta debilidad. Este silencio contrasta, por ejemplo, con la locuacidad con la que Israel anunció en 1981 la destrucción de un reactor nuclear en Irak o la rotundidad con la que esta misma administración norteamericana reaccionó en 2002 al descubrirse un programa nuclear secreto en Corea del Norte. En aquella oportunidad, Bush suspendió el acuerdo que el presidente Bill Clinton había firmado años antes con Pyongyang.

* De El País de España. Especial para Página/12.

 

Viernes 21 de Setiembre de 2007

Washington Post revela apoyo de inteligencia estadounidense en operación militar secreta

El inesperado ataque aéreo que Israel lanzó sobre el norte de Siria a comienzos de mes fue resultado de la cooperación entre los servicios de inteligencia israelíes y estadounidenses durante el verano (boreal), aseguró hoy el diario "The Washington Post".


Según el matutino, que cita una fuente anónima del gobierno de Washington, el ataque apuntaba a una presunta central nuclear siria en colaboración con Corea del Norte en la frontera con Turquía.

 

El incidente se produjo el 6 de septiembre y, desde entonces, quedó envuelto en un velo de silencio.

 

Durante el verano (boreal), Israel compartió con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, información que apuntaba a que expertos nucleares norcoreanos se encontraban en Siria asesorando al país para desarrollar su potencial nuclear, asegura el informe.

 

La noticia inquietó profundamente a la administración Bush, que sin embargo, optó por abstenerse de una reacción inmediata para no interferir en las negociaciones que se estaban llevando a cabo para el desmantelamiento del programa nuclear norcoreano.

 

Según el Post, Estados Unidos terminó por corroborar a Israel la sospecha de la inteligencia hebrea, lo que desencadenó el ataque.

 

Bush se negó a comentar el incidente durante una conferencia de prensa celebrada el jueves en la Casa Blanca, pero advirtió explícitamente a Corea del Norte contra cualquier intento de difundir sus conocimientos nucleares.

 

Desde que llevó a cabo la "Operación Huerto", Israel, por su parte, mantuvo una política de absoluto silencio al respecto, y el primer ministro Ehud Olmert instruyó a sus ministros para evitar cualquier comentario.

 

En una entrevista emitida el miércoles por la noche, el líder opositor Benjamín Netanyahu pareció ofrecer la primera confirmación oficial de la operación, al afirmar que había sido informado sobre "el asunto" y que apoyaba a Olmert: "Cuando un primer ministro hace algo importante y necesario para la seguridad de Israel (...) yo le doy mi apoyo", agregó sin ofrecer otros detalles.

 

Como Estados Unidos e Israel, tampoco Siria ofreció información oficial sobre el incidente y se limitó a hablar de una "violación israelí de espacio aéreo sirio".

 

Tanto el país árabe como Corea del Norte rechazaron vehemente esta semana cualquier cooperación en un programa nuclear.

 

Se especula que el ataque de Israel, sin embargo, se produjo sólo tres días después de que un barco norcoreano llegara al puerto sirio de Tartus con un cargamento que, oficialmente, fue declarado como cemento.

Fuente: DPA

 

Viernes 21 de Setiembre de 2007

RICE CON ABBAS

Ayer, la secretaria norteamericana de Estado, Condoleezza Rice, estuvo en Israel y la Autoridad Palestina para impulsar la conferencia de paz entre ambas partes. Luego de apoyar a Israel en su condena a Hamas, lo que implicaría un corte de suministros a la Franja de Gaza, Rice se reunió con el presidente palestino Mahmud Abbas y destacó la necesidad de un “Estado palestino”, en una jornada en la que tanques israelíes ingresaron en Gaza y mataron a un joven.

 

“La conferencia debe ser sustantiva y avanzar hacia un Estado palestino”, dijo Rice tras una rueda de prensa en Ramallah (Cisjordania) con Abbas. Su misión es superar el creciente escepticismo de los palestinos frente a la conferencia de paz para Medio Oriente que sería en noviembre. “Los participantes no deben asistir sólo por el simple hecho de reunirse”, añadió la secretaria antes de su segundo encuentro con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, con quien anoche mantuvo una primera entrevista. Pero Abbas desea algo más que las declaraciones de Israel. “Creemos que llegó el momento de establecer un Estado palestino independiente, con Jerusalén Este como capital, que viva lado a lado y en paz con Israel”, señaló Abbas, pese a que Hamas rechaza la conferencia convocada por Bush.

 

Viernes 21 de Setiembre de 2007

EL DUELO EMPUJA EL VOTO EN EL LÍBANO

Pese al asesinato de un diputado antisirio, los parlamentarios aseguraron que se reunirán el martes para elegir presidente.

 

El Líbano estuvo de duelo. Durante todo el día de ayer, las calles de Beirut permanecieron prácticamente vacías y los negocios y las oficinas públicas cerradas. La gente prefirió quedarse en su casa, expectante de cómo el atentado del miércoles afectará la difícil elección presidencial del martes próximo. A pesar de la aparente quietud en la que estaba sumergida la capital libanesa, para los políticos fue uno de los días más agitados de los últimos tiempos. La mayoría parlamentaria antisiria, la misma que apoya al primer ministro Fuad Siniora, intentó calmar los nervios de la sociedad libanesa y garantizó que el Congreso se reunirá la semana próxima para elegir un presidente. Para descartar los temores de nuevos atentados o de una desestabilización durante la votación, les pidió a la ONU y a la Liga Árabe que ayuden con la seguridad.

 

El primero en salir a hablar fue el gobierno. “No tenemos miedo al terrorismo y éste no quebrantará nuestra voluntad. Sólo reforzará nuestra determinación para evitar la actuación de los terroristas”, aseguró el ministro de Información libanés, Ghazi Aridi. Acto seguido, garantizó la elección del martes próximo. “El atentado no puede separarse de la elección presidencial... o de los intentos de hacer caer al país en el caos”, agregó el funcionario. Como el resto del gabinete y de los dirigentes y figuras antisirias, Aridi responsabilizó a Siria por el atentado que mató al diputado cristiano y antisirio Antoine Ghanem y a otras seis personas en un barrio residencial de Beirut el miércoles por la tarde. Anoche, la Falange, el partido de Ghanem, llamó a dos días de protestas en todo el país.

 

El diario del Movimiento Futuro de Saad Hariri, diputado antisirio e hijo del ex premier asesinado, Rafik Hariri, también señaló sin miramientos a Damasco. “El servicio secreto del régimen sirio planificó el crimen seis días antes de la sesión”, decía su editorial. La sesión a la que se refiere es la del martes próximo. El Parlamento se reunirá de nuevo después de casi un año de no sesionar debido al enfrentamiento entre las fuerzas de la coalición antisiria y la alianza opositora de Hezbolá y los cristianos maronitas, liderados por el ex general Michel Aoun. Los primeros tienen una mayoría simple suficiente para elegir al próximo mandatario y aprobar leyes. Sin embargo, la minoría opositora puede dejar sin quórum al Parlamento, como lo vino haciendo hace meses y como podría volver a hacer la semana próxima.

 

Aunque no está escrito en la Constitución, la tradición es que el cargo presidencial sea ocupado por un miembro de la comunidad maronita. Tanto el oficialismo como la oposición tienen reconocidos dirigentes disponibles. Sin embargo, el enfrentamiento al que han llegado es tal que nadie pronostica la elección de un candidato de consenso el martes próximo. Especialmente, si se tiene en cuenta que la presidencia era el último bastión que mantenían las fuerzas prosirias después de la crisis política de febrero de 2005 –provocada por el asesinato de Hariri– y el fracaso electoral cuatro meses después.

 

Ayer, la mayoría antisiria hizo un llamado a la comunidad internacional para asegurar las elecciones. “Tomen todas las resoluciones necesarias y hagan todo lo posible para garantizar la realización de las elecciones presidenciales y proteger a la república”, aseguraron en un comunicado dirigido a la ONU y a la Liga Árabe. Pero los diarios libaneses reconocían que, aunque es necesario contar con ayuda externa, eso no solucionará la impasse política del último año.

 

Jueves 20 de Setiembre de 2007

Duelo en Líbano por atentado contra diputado antisirio

FUAD SINIORA CONFIRMA LLAMADO A ELECCIONES

El primer ministro libanés prometió hoy seguir adelante con los planes de celebrar una reñida elección presidencial en el Parlamento la semana próxima, pese al asesinato de un diputado de la mayoría antisiria en un atentado cometido ayer en Beirut que agravó la crisis política del país.

    

"La mano del terror no podrá subyugarnos ni silenciarnos. Los libaneses tendremos a un nuevo presidente elegido por los diputados, sin importar cuán grande sea la conspiración", dijo el premier Fuad Siniora en un comunicado en el que ratificó que el proceso electoral comenzará el martes.

 

Los comentarios de Siniora llegaron un día después de que un poderoso atentado con coche bomba mató a uno de los diputados que debía participar de la elección, Antoine Ghanem, quien se convirtió en el octavo miembro de la mayoría oficialista antisiria que murió asesinado en el país desde 2005.

 

Otras seis personas murieron y 67 más resultaron heridas en la explosión, que ocurrió en una zona de gran movimiento en el barrio cristiano de Sin el-Fil y dañó severamente edificios y autos.

 

Ghanem, de 64 años, era miembro del derechista partido de la Falange Cristiana, y había regresado al país esta semana tras pasar dos meses en el exterior por medidas de seguridad.

 

Miembros de la coalición oficialista acusaron a Siria del asesinato, pero Damasco negó la acusación, al igual que lo hizo en los otros siete asesinatos, incluido el del ex primer ministro Rafik Hariri, que inició la macabra serie en febrero de 2005.

 

Escuelas, universidades y bancos permanecieron hoy cerrados en el Líbano como parte de la jornada de luto por la muerte de Ghanem y en observancia de un paro decretado por su partido. El entierro del diputado está previsto para mañana.

 

El presidente Emile Lahoud, un aliado de Siria, culmina su mandato el 24 de noviembre, y el oficialismo ve en las elecciones la posibilidad de ocupar el cargo con un político propio en una votación que se definirá por una mayoría simple de 65 diputados.

 

Pese a los asesinatos, el bloque antisirio todavía tiene los votos necesarios como para lograrlo.

 

La oposición prosiria, encabezada por el partido islamista Hezbolá, prometió bloquear cualquier candidato que desaprueben, y pueden boicotear la votación evitando que se reúna el quórum necesario de 85 diputados.

 

Muchos libaneses temen que la división por la Presidencia derive en la creación de dos gobiernos rivales, una ominosa perspectiva para un país que fue devastado por una guerra civil (1975-1990) que todavía proyecta su sombra sobre la fracturada sociedad y sobre los esfuerzos de reconciliación nacional.

Fuentes: TELAM, DPA.

 

Jueves 20 de Setiembre de 2007

A DÍAS DEL PROCESO ELECTORAL, ASESINAN A UN DIPUTADO ANTISIRIO EN EL LÍBANO

El estallido de un coche bomba mató a Antonie Ghanem y otras seis personas en el barrio cristiano de Beirut. Como en casos anteriores, el bloque prooccidental culpó a Siria.

 

Por Naiara Galarraga *

Desde Jerusalén

El diputado cristiano y antisirio Antonie Ghanem, de 60 años, murió ayer al ser alcanzado por un coche bomba en Beirut. La explosión, en un barrio cristiano, mató a otras seis personas e hirió a otras 56. El próximo martes comienza en el Parlamento, dividido entre los antisirios que apoyan al gobierno prooccidental y la oposición respaldada por Siria e Irán, el proceso de elegir al sucesor del presidente, el cristiano prosirio Emile Lahoud. El consenso, imprescindible, parece imposible de alcanzar. El primer ministro Fuad Siniora ya le pidió a la ONU que investigara el caso.

 

Los partidos antisirios de Líbano, un país tan frágil como pequeño, se han visto sacudidos por una serie de asesinatos políticos que comenzó en febrero de 2005 con el magnicidio del ex primer ministro Rafik Hariri. Ghanem es la octava víctima. Pertenecía a la ultraderechista Falange Cristiana, del bloque que aglutina a los partidos progubernamentales y antisirios apoyados por Estados Unidos y Francia. Ese era también el perfil de otro diputado asesinado en junio pasado. Muchos parlamentarios afines se fueron entonces a veranear al extranjero; los que se quedaron en Líbano reforzaron sus medidas de seguridad. El atentado ocurrió en una zona donde tiene casa el ex presidente Amin Gemayel, cuyo hijo, ministro entonces, murió también asesinado el año pasado.

 

Como en cada uno de los asesinatos políticos anteriores, el bloque prooccidental culpó al régimen de Damasco del asesinato de Ghanem. Sostienen que el gobierno sirio quiere neutralizar la exigua mayoría parlamentaria del premier Siniora a golpe de coche bomba o a tiros. Siria, que tuteló a su pequeño vecino hasta abril de 2005, rechaza sistemáticamente las acusaciones. Estos crímenes políticos nunca se esclarecen. Ni siquiera el tribunal internacional promovido por la ONU para aclarar el asesinato de Hariri ha llegado a arrancar. Siniora le pidió ayer a Naciones Unidas, que junto con la muerte de Hariri investigaran también el atentado de ayer.

 

El Parlamento tiene previsto iniciar el proceso para la sucesión de Lahoud, cristiano prosirio, el martes próximo. Los partidos que respaldan al Ejecutivo y la oposición discuten hace semanas sobre el primer paso: el quórum necesario para reunir a la Cámara. El partido-milicia Hezbolá, que encabeza la oposición prosiria, busca una minoría de bloqueo que haga imprescindible el consenso en este país donde viven 18 confesiones religiosas. La ley electoral libanesa establece que el primer ministro debe ser musulmán sunnita, el presidente cristiano maronita y el presidente del Parlamento, musulmán chiíta.

* De El País de España. Especial para Página/12.

 

Jueves 20 de Setiembre de 2007

UN VOTO MENOS

Antonie Ghanem era un blanco fácil. Pocos guardaespaldas, nadie podía pensar que un miembro del Parlamento que representaba a los armenios en el Líbano era un blanco. La callecita en la que vivía (edificios en torre, boutiques, florerías) no era un lugar donde alguien trataría de matar a un enemigo de Siria, pero Antoine fue volado en pedazos en su auto cuando dejaba su hogar ayer a la tarde. Y eso significa que queda uno solo en el gobierno para formar quórum. En otras palabras, se necesita un solo asesinato más para que caiga el gobierno del Líbano elegido democráticamente.

 

Hace una pocas semanas, Walid Jumblatt me llamó después de que el predecesor de Ghanem fue asesinado. “Faltan dos más, Robert”, dijo Walid. Esta noche falta uno más. Describir los restos del coche bomba, los viles, obscenos, restos de Ghanem y sus guardaespaldas se ha convertido en una suerte de rutina del horror en el Líbano. Aquellos de su séquito que no murieron me llevaron anoche a ver los horribles restos de su muerte.

 

El Líbano no es una democracia en el sentido occidental de la palabra. “Democracia”, como nos gusta llamarla en Occidente, no se encuentra fácil en esta parte del mundo. Pero los políticos libaneses (en su mayoría, pero no siempre, hombres) son tipos que saben del costo de defender a su país contra sus más poderosos vecinos, ya sea Israel o Siria. Serán pocos en este país los que no vean el asesinato de Ghanem como otro intento de los sirios de destruir cualquier forma de libertad en este pequeño país. También habrá pocas pruebas para culpar a Siria.

 

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, por no mencionar a nuestro querido Gordon Brown (premier británico), no aplaudirá este escandaloso asesinato. Faltan pocos días para que los libaneses voten a su próximo presidente, y ahora habrá un miembro del Parlamento menos para votar por ese presidente. Y de eso se trata la masiva explosión de ayer. Ghanem, que era un miembro de 60 años del Partido Falangista Cristiano de derecha fundado por Pierre Gemayel, fue el octavo político asesinado desde 2005. Su asesinato ocurre sólo seis días antes que el Parlamento en Beirut elija a un nuevo presidente.

 

Por lo menos 56 personas resultaron heridas en la explosión por la bomba detonada por control remoto que lo mató en el distrito Final Fil de la capital. El auto de Ghanem fue lanzado a 50 metros por la explosión. Uno de los ministros pro gobierno, Ahmed Fatfat, señaló más tarde que “los legisladores del partido mayoritario están siendo liquidados”.

 

Dijo: “La única respuesta al crimen sería que el Parlamento se reúna el 25 de septiembre y elija al presidente. Cada miembro que no tome parte sería directa o indirectamente participante del crimen”.

 

Los parlamentarios libaneses, que ahora toman parte en la puja por las elecciones parlamentarias, fueron superados ayer por el ex presidente Amin Gemayel, cuyo hijo fue asesinado el año pasado. “No es una cuestión de elecciones presidenciales”, dijo. “Lo que está en juego en este momento es la supervivencia del país y la democracia. Este acto criminal pagado por Siria y otros apunta a socavar los esfuerzos para lograr el acuerdo nacional libanés.”

 

* Desde Beirut. De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

 

Jueves 20 de Setiembre de 2007

LA FACCIÓN PALESTINA HAMAS LO CONSIDERO UNA “DECLARACIÓN DE GUERRA”

Israel declaró a Gaza “zona hostil”

El gobierno de Olmert aprueba sanciones a la Franja, que se impondrían por etapas: primero se cortaría la luz y más tarde la entrega de combustibles. Sólo se garantizaría el suministro de los hospitales. La medida le sigue al ataque a la base militar israelí.

 

Por Juan Miguel Muñoz *

Desde Jerusalén

En su lucha a brazo partido contra Hamas, Israel declaró ayer a Gaza “entidad hostil”. No es una declaración baladí. Es el paso previo a la decisión aprobada por unanimidad en el Gabinete de seguridad: el corte del suministro de luz y combustibles a la Franja. Si un cohete de las milicias palestinas provoca daños o una andanada causa el pánico, todo está listo para provocar un apagón que acentuará el desastre humanitario. Hamas tildó la iniciativa de “declaración de guerra”, e importantes ONG y organismos internacionales consideraron “inmoral” el eventual “castigo colectivo” contra la población civil.

 

Un veterano diplomático acreditado en la región siempre insiste en que lanzar previsiones a corto plazo en Medio Oriente es temerario. “Sólo hay que fijarse”, advierte, “en las tendencias consolidadas”. Y los acontecimientos sólo conducen a una conclusión: la decisión adoptada por el Ejecutivo israelí es sólo un eslabón más de la estrategia que arrancó el 26 de enero de 2006, un día después de que Hamas triunfara en las elecciones legislativas. El bloqueo económico de la Franja, casi dos años después, no ha logrado doblegar al gobierno islamista pese a la dramática situación económica del territorio palestino. Los cohetes han seguido impactando en el sur de Israel. Y el ataque del 11 de septiembre contra una base militar en las inmediaciones de Gaza, donde resultaron heridos decenas de soldados, fue el detonante de los planes ahora aprobados. No precisó el Ejecutivo de Ehud Olmert cuándo se ejecutará el castigo a la población de Gaza, ni por cuánto tiempo se prolongará. No obstante, en reuniones previas del gobierno se propuso cortar tres horas el fluido eléctrico por cada cohete Kassam que cayera en suelo israelí. Según una nota difundida por la Oficina del Primer Ministro, el castigo se impondría por etapas: en primer lugar se cortaría la luz y más tarde la entrega de combustibles. Sólo se garantizaría el suministro de los hospitales.

 

“Hamas es una organización terrorista que ha tomado el control de Gaza y la ha convertido en un territorio hostil...”, dice el comunicado. El paso de personas por los cruces fronterizos, permitido con cuentagotas desde que Hamas se hizo con el control total de Gaza el 14 de junio, también será prohibido. “Es una declaración de guerra que continúa las acciones terroristas de los sionistas contra nuestro pueblo”, afirmó el portavoz de Hamas, Fauzi Barhum.

 

Paradójicamente, no es la milicia de Hamas la más activa en el lanzamiento de cohetes contra Israel. Cierto es que nada hacen para impedir que otros grupos los disparen, y que su contención temporal –tampoco han perpetrado atentados suicidas en tres años en Israel– se debe sólo a su entrada con éxito en la arena política. Ayer mismo, el primer ministro islamista, Ismail Haniyeh, se reunía con dirigentes de Jihad Islámica para convencerlos de que dejen de disparar, al menos durante el mes de Ramadán que acaba de comenzar.

 

La decisión del Ejecutivo hebreo tiene también lecturas políticas internas. La presión sobre Olmert es creciente. Los partidos de la ultraderecha religiosa y laica, a los que acoge en su propio gobierno, le exigen puño de hierro. Y la opinión pública, especialmente los residentes en Sderot, a dos kilómetros de Gaza, denuncian indignados sentirse abandonados. La medida de detener el fluido eléctrico y el suministro de gasolinas granjea a Olmert una imagen de firmeza y le permite sortear otro dilema de mayor calado: la invasión militar de la Franja, que es lo que reclaman los dirigentes más radicales. Además, al primer ministro, impopular como ninguno en la historia del Estado judío, lo favorece en las encuestas su actitud de dureza. El confuso ataque de la aviación israelí en territorio sirio hace dos semanas le ha supuesto un aumento de la popularidad, todavía baja pero ya no por los suelos.

 

El gabinete de Olmert se esforzó por presentar la iniciativa como acorde a la legalidad internacional. Nadie coincide con esta tesis. Desde el secretario general de la ONU hasta relevantes ONG internacionales e israelíes se apresuraron a criticarla.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

 

RICE CONDENA A HAMAS

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, apoyó ayer la condena de Israel a la organización palestina Hamas, luego de que el Estado judío decidiera aislar la Franja de Gaza. “La organización radical islámica Hamas es de hecho una entidad hostil y lo es también para Estados Unidos”, dijo en conferencia de prensa conjunta con su homóloga israelí, Tzipi Livni. Sin embargo, Rice añadió que su país quiere ayudar a los palestinos. “Estados Unidos no abandonará a los palestinos inocentes de Gaza. Hay que hacer todos los esfuerzos para cubrir las necesidades humanitarias de la población”, señaló la secretaria que hoy se reunirá con el presidente Mahmoud Abbas, que controla Cisjordania. Tanto el líder palestino, como Hamas y grupos internacionales criticaron el corte de suministros a Gaza.

 

Jueves 20 de Setiembre de 2007

UN MILLÓN Y MEDIO SOBREVIVE AL BLOQUEO ECONÓMICO

En la Franja esperan lo peor

 

Por J. M. Muñoz *

Desde Jerusalén

“¿Podrán entrar los cooperantes? Que los palestinos no podamos salir de Gaza no me preocupa. No cambia nada. Ya llevamos años así”, comenta por teléfono un vecino de la Franja, un territorio de 365 kilómetros cuadrados poblado por millón y medio de habitantes, dos tercios de ellos refugiados. No extraña la decisión del gobierno israelí. Sólo hace unos días, cualquier comerciante, funcionario, miliciano o estudiante auguraba que lo peor estaba por llegar. El anuncio del gabinete hebreo es, para buena parte de los lugareños, un paso más. Porque el aislamiento del territorio es un hecho desde que Hamas expulsara en junio de Gaza a las fuerzas de seguridad del presidente palestino, Mahmud Abbas. Pero de ejecutarse el plan de Olmert, la Franja se convertirá, sin apenas luz ni combustible, en un agujero negro.

 

La resignación y el pesimismo de los habitantes de Gaza están mitigados por la certeza de que el porvenir deparará coyunturas aún peores. El asedio al gobierno de Hamas, elegido en las urnas en enero de 2006, no va a cesar. Caen en saco roto las denuncias de los organismos internacionales de derechos humanos y las ONG desplegadas sobre el terreno, que alertan del enorme sufrimiento de los civiles causado por el bloqueo económico. Gaza ya es un territorio en el que cientos de miles de personas se dedican simplemente a subsistir. Decenas de miles de residentes en Gaza sólo duermen, comen, beben té y café, y charlan. Muchos dicen que hablar es ya lo único que los distingue de los animales. Los cortes de energía eléctrica, de varias horas al día, son una constante desde finales de junio de 2006. Entonces, días después de la captura del soldado israelí Gilad Shalit, aún cautivo, la aviación israelí bombardeó la única central de Gaza. El bombeo de agua y el tratamiento de aguas residuales se han visto afectados. Los desechos van al mar.

 

Muchos hombres comienzan a pedir tabaco al extranjero en cuanto lo ven. Es una novedad. Ahora escasean las marcas apetecidas. Israel sólo permite que entren en Gaza alimentos y medicinas. Los cruces fronterizos para mercancías –Karni– y para personas –Rafah– están clausurados. Los campesinos siembran, pero conscientes de que sus flores, muy apreciadas en el mercado holandés, pueden pudrirse. Israel prohíbe la entrada de fertilizantes y de plásticos para los invernaderos. En cualquier sector de la economía de Gaza el panorama es similar. La construcción está paralizada y unos 80.000 trabajadores han perdido sus empleos en sólo tres meses.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

 

Miércoles 19 de Setiembre de 2007

Condolezza Rice llego hoy a medio oriente y apoyo decisión

ISRAEL DECLARA LA FRANJA DE GAZA "ENTIDAD ENEMIGA"

Israel declaró hoy a la Franja de Gaza "entidad enemiga" y dijo que cortará la provisión de luz y combustible al territorio palestino dominado por Hamas, justo cuando la secretaria de Estado norteamericana, Condolezza Rice, llegó a la región para dar nuevo impulso al proceso de paz.

    

El anuncio tuvo un doble efecto, ya que relegó a un segundo plano la misión de Rice de sentar las bases para una conferencia internacional convocada por Estados Unidos a fin de año de la que los palestinos esperan que surja un acuerdo de paz definitivo con Israel que incluya la creación de un Estado propio.

 

Por otro lado, el anuncio causó duras críticas del presidente palestino Mahmud Abbas, de su rival el movimiento Hamas y de grupos de asistencia internacional, que calificaron de "inmoral" y de "castigo colectivo" la decisión de cortar la energía a la empobrecida región y ponerla al borde de una crisis humanitaria.

 

Por el contrario, Rice no cuestionó la medida, y la avaló.

 

"Hamas es también una entidad hostil para Estados Unidos", dijo la jefa de la diplomacia estadounidense en rueda de prensa.

 

No obstante, consciente de los efectos devastadores que podría tener la decisión, Rice agregó que "no abandonaremos a los palestinos inocentes que viven en Gaza, y ciertamente haremos todos los esfuerzos posibles para manejar sus necesidades humanitarias".

 

Israel no fijó una fecha para cortar el suministro energético a los 1,5 millones de habitantes de Gaza, una medida que busca que los palestinos dejen de lanzar cohetes contra el sur de Israel.

 

La canciller israelí, Tzipi Livni, quien ofreció una conferencia de prensa con Rice, en Jerusalén, dijo que su país necesitaba responder a lo que calificó de "ataques terroristas" cotidianos contra su territorio, al explicar por qué se adoptaba la medida.


 

El movimiento islamista Hamas tomó control de la Franja de Gaza por las armas en junio último tras meses de enfrentamientos con el partido Al Fatah de Abbas, que controla los territorios palestinos de Cisjordania, que están separados de Gaza por Israel.

 

Desde entonces, Estados Unidos e Israel iniciaron una política conjunta para aislar a Hamas y reforzar a Abbas, a quien ven como "un socio moderado con quien se puede hacer la paz".

 

La estrategia incluye un bloqueo total de Gaza por tierra y mar que virtualmente cortó todo contacto de la región con el resto del mundo.

 

Pero, lejos de apoyarla, Abbas -que asegura gobernar sobre todos los palestinos, los de Cisjordania y los de Gaza- hizo a un lado su disputa con Hamas y condenó duramente la medida israelí.

 

"Esta decisión arbitraria y opresiva contribuirá a profundizar el asfixiante bloqueo que afecta a 1,5 millones de palestinos en Gaza y a agravar su sufrimiento", dijo Abbas en un comunicado, citado por la agencia alemana DPA.

 

La organización de asistencia internacional Oxfam calificó la decisión israelí de "inmoral" y de "castigo colectivo" ilegal.

 

Los ataques con cohetes artesanales desde Gaza mataron a 12 israelíes en el sur de Israel en los últimos siete años, hirieron a decenas y perturbaron la vida cotidiana en la zona.

 

Israel ocupó la Franja de Gaza durante 38 años, pero en 2005 evacuó sus bases militares y sus colonias judías.

 

La decisión se anunció en coincidencia con el arribo de Rice a la región por sexta vez en el año para promover el diálogo entre israelíes y palestinos y sentar las bases para la conferencia convocada por el presidente estadounidense, George W. Bush.

 

Pero incluso antes de aterrizar, la oficina de Abbas dijo que pedirá a Rice que no fije aún fecha para la conferencia hasta que el primer ministro israelí, Ehud Olmert, dé algunas precisiones de cómo piensa abordar los asuntos más disputados del conflicto.

 

A modo tentativo, está previsto que la conferencia se celebre en Washington en noviembre próximo.

 

Tanto los palestinos, como Estados Unidos e Israel sostienen que la creación de un Estado palestino es la medida central que permitirá solucionar el conflicto.

 

El primer obstáculo que deben superar Abbas y Olmert es llegar a una plataforma común sobre los temas más calientes: las fronteras del estado palestino, el estatus de Jerusalén y una solución para los refugiados palestinos.

 

Los palestinos esperan que la conferencia sirva de marco para un acuerdo de paz definitivo, pero Israel quiere algo más flexible, como una declaración de principios de tipo más general.

 

Tras cenar por la noche con Olmert, Rice tenía previsto reunirse mañana con Abbas en Ramallah, antes de regresar a Jerusalén para una nueva ronda de conversaciones con Olmert.

 

Condoleezza Rice, sostuvo hoy que para Estados Unidos la región de Gaza "también es zona enemiga", en concordancia con la declaración de Israel con respecto a los territorios dominados de facto por el movimiento radical Hamas.

Fuente: TELAM

 

Domingo 16 de Setiembre de 2007

SE REFORZÓ LA FRONTERA TRAS LA VIOLACIÓN DEL ESPACIO AÉREO

Israel espera el ataque de Siria

Mientras el premier israelí negocia un plan de paz con el líder de la facción palestina Al Fatah, la relación con la otra facción palestina, Hamas, y el gobierno de Damasco se encuentra en un punto crítico. El misterio del vuelo sobre Siria continúa.

 

Por Sergio Rotbart

Desde Tel Aviv

Una extraña coexistencia de tendencias opuestas, incluso contradictorias, puede notarse últimamente en el comportamiento del gobierno israelí. Tanto en el tratamiento del conflicto con los palestinos como en las relaciones con Siria, los escenarios que estarían esbozándose se ubican en ambos extremos de la gama de posibilidades: de la resucitación del proceso de paz a la irrupción o agravamiento del enfrentamiento armado, ambas opciones podrían convertirse, pese al aparente abismo que las separa, en inminentes realidades concretas.

 

En el terreno palestino, tras la caída de la Franja de Gaza a manos del movimiento islamista Hamas, el gobierno de Ehud Olmert ha encontrado en la dirigencia del titular de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abbas, y de su primer ministro, Salam Fayad, a un verdadero “partner” con el cual es posible y hasta imperioso negociar los términos de un acuerdo de paz definitivo. A siete años del fracaso de la cumbre de Camp David y del estallido de la segunda Intifada, las querellas en torno de los límites que separarían a Israel de un futuro Estado Palestino, incluida la partición de Jerusalén en dos capitales, y a una solución acordada respecto del derecho al retorno de los refugiados palestinos se deberán cristalizar en un “acuerdo de principios” de cara a la cumbre patrocinada por el presidente norteamericano, George W. Bush, y programada para el próximo mes de noviembre. Alguna demostración, aunque sea simbólica y poco representativa, de que Israel y los palestinos están encaminados a resolver el conflicto histórico entre ellos es lo que Bush demanda de sus respectivas dirigencias en calidad de aporte al afianzamiento de la coalición anti-Irán en el Medio Oriente.

 

Hasta ahora, los anuncios del gobierno israelí en favor de “renuncias significativas” (el eufemismo que éste emplea para referirse a la evacuación de asentamientos judíos en Cisjordania) en aras del compromiso negociador han sido tan vagos y tímidos que no han despertado serias protestas por parte de los sectores opuestos a cualquier tipo de “entrega” territorial. O es que, tal vez, han sido enterrados por sucesos más espectaculares y preocupantes que ocupan el escenario mediático local. Uno de ellos, el ataque con un cohete Qassam contra una base del ejército israelí ubicada al norte de Gaza, dejó un saldo de 69 soldados heridos. Con la protesta de los padres ante la falta de protección blindada para sus hijos enrolados en zonas de peligro inminente como trasfondo, la agresión puso en evidencia una vez más la ineficacia de la respuesta militar (utilizada en el pasado por Israel de manera recurrente y masiva) a una amenaza que sobrevuela sobre las poblaciones del suroeste del país hace ya seis años.

 

Desde junio de 2006, cuando el ejército llevó a cabo el último gran operativo en Gaza como represalia al secuestro del soldado Gilad Shalit, su presencia en este frente se ha reducido y, tras la última guerra del Líbano, se ha intensificado en el límite con Siria. En los últimos meses las fuerzas armadas israelíes han aumentado la profundidad de sus incursiones al interior de la Franja hasta tres kilómetros del límite con Israel. Pero su accionar ha sido relativamente reducido y no es permanente, sino más bien esporádico y focalizado. A partir del dominio absoluto de Hamas en Gaza, el premier Olmert optó por priorizar la estrategia de cierre y aislamiento que conducirían, tarde o temprano, al estrangulamiento económico. Algunos ministros, incluso, propusieron adoptar “sanciones colectivas” como el corte del suministro eléctrico, dependiente de una empresa israelí, a toda la población de la Franja.

 

Según varios especialistas en “seguridad nacional”, una clase de expertos muy requeridos por los medios locales, el “giro estratégico” ocurrirá cuando un cohete Qassam, por ejemplo, impacte contra un jardín de infantes en la localidad de Sderot, y el alto número de víctimas obligue al gobierno a ordenar una acción de reparación simbólica de grandes dimensiones.

 

En el otro extremo del ciclotímico mapa nacional, las relaciones con Siria se han recalentado considerablemente a raíz de un “incidente” que aún no ha sido dilucidado totalmente. El hecho fue denunciado días atrás por el gobierno sirio como una violación de la fuerza aérea de Israel a la soberanía aérea del país vecino, pero aún permanece oscurecido por el enigmático silencio que vienen guardando los respectivos gobiernos de los dos países. Tomando en cuenta que la censura sobre cuestiones de “seguridad estratégica” restringe a los medios informativos israelíes y sirios, la naturaleza y el objetivo de la presunta incursión aérea constituyen una caja negra que sólo fuentes extranjeras pueden descifrar.

 

Así, en efecto, según la cadena norteamericana CNN se trató de un ataque de la fuerza aérea de Israel contra un cargamento de armas localizado en el norte de Siria, proveniente de Irán y destinado al Hezbolá, en el Líbano. El diario The Washington Post, por su parte, sostuvo ayer que la misión secreta realizada por los aviones israelíes en Siria estuvo relacionada con el contrabando al territorio de ese país de equipamiento nuclear proveniente de Corea del Norte, que estaría colaborando con los sirios en el desarrollo de armamento atómico.

 

Sea como fuere, el gobierno de Bashar al Assad declaró que Damasco se reserva el derecho de replicar la “agresión” en el momento y de la forma que le parezca más adecuados. En Israel, en tanto, se conjetura que la respuesta siria no tendrá la forma de una guerra directa, para la cual difícilmente el vecino del norte esté preparado, sino que será un golpe que, en el momento y en el lugar no previstos, asestarán a un objetivo israelí sus “brazos ejecutores” que actúan tanto en el Líbano (Hezbolá) como en Gaza (Hamas).

 

Con semejantes pronósticos del alta tensión, de poco sirven los abrazos entre Ehud Olmert y Mahmud Abbas luego de una conversación cordial sobre el “acuerdo de principios” en torno de una solución definitiva del conflicto más rutinario del mundo.

 

Sábado 15 de Setiembre de 2007

SITIO ISRAELÍ A LA CIUDAD VIEJA DE JERUSALÉN

Alta tensión por el Ramadán

     

Los controles establecidos por Israel en las carreteras que conducen a la Ciudad Vieja de Jerusalén impidieron ayer a miles de devotos musulmanes participar en los rezos del mediodía el primer viernes del mes sagrado musulmán, el Ramadán. Miles de soldados y policías de fronteras israelíes, apoyados por helicópteros y puestos de observación en tejados, vigilaban los accesos y las calles de la Ciudad Vieja de Jerusalén. También había controles en las carreteras que conducen a Jerusalén desde Ramalá, Belén y otras localidades que rodean Jerusalén Este. Los portadores de carnets de identidad palestinos no pudieron llegar a la Mezquita de Aqsa, situada en el Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas, conocido para los musulmanes como Al Haram ash Sharif. Ahí se encuentran dos de los templos más importantes del Islam, la Mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca.

 

La policía israelí había anunciado anteriormente que permitiría acceder a la explanada sólo a hombres mayores de 50 años y mujeres mayores de 40 sin necesidad de llevar un permiso y que el resto debería obtenerlo primero. Sin embargo, la cantidad de gente que llegó a los puntos de control hizo que el ejército dejara de permitir la entrada, independientemente de la edad de los asistentes. Soldados israelíes de tres puestos de control militar en Cisjordania impidieron ayer al ex ministro palestino Mustafá Barguti entrar a Jerusalén, pese a que cumplía los criterios impuestos para ello. “Desde las nueve y media de la mañana intenté entrar en Jerusalén por tres puestos de control militar: Kalandia, Dahiat al Barid y otro cercano. En todos ellos me dijeron que tenía que superar los sesenta años”, aseguró. Testigos presénciales dijeron que se produjeron enfrentamientos ocasionales entre los musulmanes que no podían pasar a rezar y los soldados israelíes, y que éstos lanzaron gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a la multitud.

 

Tradicionalmente los musulmanes prefieren rezar en la Mezquita de Al Aqsa los viernes, el día sagrado de la semana, durante el mes de ayuno del Ramadán, que comenzó el jueves en la mayoría del mundo musulmán y que durará 30 días. La oración musulmana del jueves al mediodía, a la que acudieron unos 93.000 fieles, terminó sin incidentes. Israel, que impuso restricciones durante muchos años sobre el número de asistentes a las oraciones, alegando que teme el estallido de disturbios después de éstas, había reforzado sus medidas de seguridad ante posibles atentados con motivo de las celebraciones del inicio del Año Nuevo judío 5768. Los palestinos, por su parte, denuncian que las restricciones israelíes tienen como fin vaciar Jerusalén Este de su población árabe.


El complejo del Monte del Templo, el lugar más sagrado también para el judaísmo, fue durante mucho tiempo un tema candente en el conflicto palestino-israelí. Para los musulmanes es el lugar donde el profeta Mahoma ascendió al cielo y para los judíos la sede del sacrificio de Isaac y del templo bíblico de Salomón.

 

Miércoles 12 de Setiembre de 2007

Hamas bombardeó una base israelí tras la cumbre de Abbas y Olmert

El ataque de madrugada sorprendió a los soldados durmiendo y hay uno en estado crítico. La canciller israelí insinuó que puede haber atentados contra la población civil de Gaza. Estados Unidos pide que no se tomen represalias.

 

Por Donald Macintyre *

Desde Jerusalén

Israel culpó firmemente a Hamas por el ataque con cohetes sobre la base del ejército de Negev a las dos de la mañana ayer, que dejó por lo menos 35 soldados heridos, uno en estado crítico y dos con serias heridas. El cohete aterrizó sobre una carpa vacía en la base Zikkim pero las esquirlas se metieron en las carpas vecinas, donde dormían las tropas, causando el mayor número de heridos por un ataque de cohetes Qassam. Tzipi Livni, la canciller de Israel, insinuó posibles represalias de cortes de electricidad y agua a Gaza cuando dijo que “tenemos medios, medios que no son sólo militares” para responder al ataque. El Departamento de Estado de Estados Unidos le advirtió a Israel que no tome represalias.

 

El ataque a la base llegó un día después de la reunión del primer ministro israelí Ehud Olmert y el presidente palestino Mahmud Abbas y sólo horas antes de que la prensa divulgara que los dos mandatarios habrían llegado a un principio de acuerdo de paz para crear un Estado palestino según las fronteras de 1967. Aunque la responsabilidad por el ataque se la adjudicaron otros dos grupos militantes, la Jijad islámica y el Comité de Resistencia Popular, el gobierno israelí no dudó en señalar a Hamas, el mayor perjudicado ante un eventual acuerdo entre Tel Aviv y Abbas. “No importa realmente cuál de las organizaciones se adjudicó la autoría. Gaza está totalmente controlada por Hamas. Hamas tuvo la posibilidad de impedirlo y decidió no hacerlo”, aseguró Livni. Hamas no hizo esfuerzo alguno por distanciarse del ataque. “Lo consideramos una victoria de Dios para la resistencia. Consideramos a la resistencia como el derecho legítimo de los palestinos para defenderse y restaurar sus derechos”, dijo Fawzi Barhoum.

 

Livni usó el ataque (que incitó a renovados llamados de los políticos para una operación militar a gran escala en Gaza) para afirmar la estrategia del gobierno de tratar de sostener al presidente palestino Mahmud Abbas en Cisjordania a expensas de Hamas. Eli Yishai, un ministro del gabinete en el partido religioso Shas, dijo que Israel finalmente no “tendría más alternativa que actuar” y pidió cancelar la conferencia internacional de paz que incluía a Israel, Abbas y su gobierno de emergencia basado en Ramalá, planeado por Estados Unidos para noviembre. Pero Livni insistió al comienzo del ataque, que el ejército dijo que había herido a 60 soldados en total: “Por un lado necesitamos actuar contra los terroristas en Gaza. Por el otro necesitamos llegar a un entendimiento con los moderados en Cisjordania”.

 

Varios familiares de soldados en la base se quejaron por la falta de protección para las tropas, que duermen bajo carpas de lona a un kilómetro de la frontera israelí con Gaza. Shuki Wolfus, cuyo hijo debía unirse a la orquesta de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) como trompetista la semana próxima pero tuvieron que amputarle una pierna, le dijo al servicio de noticias Ynet: “Esto pudo ser evitado. ¿Por qué tienen que ubicar a los soldados en una base sin fortificación?” El ministro de Salud en Gaza dijo que dos niñas palestinas de 7 y 17 años fueron hospitalizadas anoche después de resultar heridas por un misil israelí, posterior al ataque.

 

La FDI también dijo que había cerrado el cruce de Kerem Shalom, en el sudeste de Gaza, después de que los militantes dispararon una serie de morteros hacia él. Bernard Kouchner, el canciller francés, que se reunió con Livni ayer, dijo que los grupos detrás del ataque con cohetes estaban buscando “socavar el proceso de negociaciones entre Israel y Abbas”.

 

De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

 

Domingo 09 de Setiembre de 2007

La Policía detuvo a ocho integrantes de un grupo neonazi

NEONAZIS EN ISRAEL

 

Atacaban extranjeros, homosexuales, drogadictos y judíos ortodoxos cerca de Tel Aviv. Se trata de emigrantes de la ex Unión Soviética que, si bien poseen la nacionalidad local, no se consideran judíos. El caso ha desatado una gran indignación en Israel y reabrió el debate acerca de las normas migratorias.

    

La policía israelí detuvo a ocho integrantes de una banda neonazi responsable de diversos ataques contra extranjeros, homosexuales, drogadictos y judíos ortodoxos.

 

Aunque las detenciones se produjeron hace un mes, su anuncio no se realizó hasta este domingo, informó la radio israelí.

 

Los ocho jóvenes son emigrantes judíos procedentes de la antigua Unión Soviética que, si bien poseen la nacionalidad israelí, no se consideran judíos.

 

El caso ha desatado una gran indignación en Israel. Algunos diputados parlamentarios exigieron este domingo nuevas leyes que posibiliten la desnaturalización y la expulsión de inmigrantes neonazis. Ya anteriormente inmigrantes de la antigua URSS o sus hijos protagonizaron actividades neonazis en el país.

 

Durante más de un año, esta banda aterrorizó a los marginados sociales y judíos ortodoxos de la ciudad de Petah Tikwa, al este de Tel Aviv, con ataques y oprobios antisemitas. También realizaron pintadas de esvásticas y frases denigrantes en varias sinagogas.

 

Los ocho detenidos fueron llevados ante los tribunales. Algunos negaron su participación en los hechos que se les atribuyen y señalaron que los símbolos nazis que llevan tatuados "no significan nada".

 

Durante el registro de las viviendas y computadoras de los miembros de la banda, la policía encontró propaganda nazi y películas neonazis. En un teléfono celular se halló una fotografía del grupo realizando el saludo de Hitler con una bandera israelí hecha jirones.

 

Los criterios para la inmigración legal en Israel de personas de procedencia judía no son demasiado estrictos. Una persona que acredite que uno de sus abuelos era judío tiene derecho a la residencia legal en el país. Por ello, motivados por intereses económicos, emigrantes de la antigua URSS optan a menudo por solicitar el permiso de residencia en Israel sin demostrar una vinculación real con el judaísmo.

Fuente: TELAM

 

Viernes 07 de Setiembre de 2007

SIRIA DISPARÓ CONTRA AVIONES DE ISRAEL POR VIOLAR SU ESPACIO AÉREO

Damasco acusó a Tel Aviv de infiltrarse en su territorio a través de la frontera norte y anunció que habrá una respuesta. El gobierno israelí no confirmó ni desmintió el incidente.

 

Por Juan Miguel Muñoz *

Desde Jerusalén

La cuerda se tensa una vez más en Medio Oriente, sólo un año después del alto el fuego entre Israel y Hezbolá. El gobierno sirio acusó ayer a la aviación israelí de haber violado su espacio aéreo, aseguró que disparó sus baterías antiaéreas contra un cazabombardero hebreo y anunció que habrá respuesta. El Ejecutivo israelí declinó todo comentario sobre el grave incidente, que añade leña al fuego en una región en la que cualquier acontecimiento es susceptible de desencadenar un efecto dominó.

 

El régimen sirio, por medio de la agencia oficial Sana, aseguró que “el avión enemigo israelí se infiltró la noche del miércoles en territorio sirio a través de la frontera norte, procedente del Mediterráneo, y se dirigió hacia el Este rompiendo la barrera del sonido”. Otros portavoces añadieron que más tarde el avión descargó su munición en una zona desértica sin causar daños.

 

Damasco y Tel Aviv han repetido hasta la saciedad, desde comienzos de año, su disposición a negociar la paz. Aunque, por supuesto, sin ceder un ápice en sus posiciones de partida. Si había alguna posibilidad de diálogo, ahora se ha esfumado y el lenguaje se ha tornado agresivo. “Siria se reserva el derecho a determinar la naturaleza de la respuesta al ataque israelí. El liderazgo sirio está considerándola seriamente”, declaró a la cadena Al Yazeera el ministro de Información, Moshen Bilal. “Ayer el presidente israelí, Simón Peres, hablaba en Roma de paz. Israel no quiere la paz. No puede sobrevivir sin la agresión, la traición y los mensajes militares”, añadió Bilal. “No es nuestra costumbre responder a este tipo de informes”, se limitó a contestar un portavoz hebreo.

 

A partir del mismo instante en que concluyó la contienda entre Israel y Hezbolá, en agosto de 2006, los expertos militares no dejaban de hablar de que este verano habría revancha. Y en efecto, desde el invierno pasado, las maniobras militares de las fuerzas armadas de Israel en la meseta del Golán, ocupada a Siria en la guerra de 1967, se suceden con creciente intensidad. Los ministros de Defensa (antes Amir Peretz, ahora Ehud Barak) y el jefe del Ejecutivo, Ehud Olmert, han otorgado relevancia a estos ejercicios con sus frecuentes visitas. Incluso en el desierto del Negev, en el sur del país, los militares han ejecutado simulacros de asalto a pueblos árabes.

 

El momento del incidente no puede ser más inoportuno. Sólo hace unos días, ambos países anunciaban una reducción de las maniobras y del alerta. Pero también desde hace meses, dirigentes sirios e israelíes han insistido en que un malentendido puede ser la chispa que desencadene una nueva guerra en Medio Oriente. Este es el tipo de acontecimientos que puede hacer saltar la espoleta. “Estamos sentados en una bomba de relojería”, opinaba ayer el prestigioso analista israelí Akiva Eldar.

 

Y es que en el otro lado de la frontera, el ejército sirio también ha reforzado considerablemente sus posiciones militares, y el esfuerzo por modernizar su arsenal –especialmente sus tanques, misiles de medio alcance y defensas antiaéreas– es notorio. Rusia, que trata de ganar la influencia perdida en Medio Oriente, es su suministrador. Y como era de esperar, el régimen iraní advirtió ayer raudo que respaldará a Siria en todo lo que le solicite.

 

Si en la frontera norte la sangre no llegó al río, en el límite sur de Israel, en Gaza, nueve milicianos palestinos murieron alcanzados por la aviación hebrea. Es la represalia por el lanzamiento de cohetes caseros contra la ciudad de Sderot, ubicada a un par de kilómetros de Gaza. Aunque no han causado heridos, el lunes comenzó el curso escolar y las milicias islamistas y de Al Fatah dieron la bienvenida a los alumnos y a sus padres con una salva de proyectiles. Sabedores de que sólo una amplia operación militar por tierra podría dañar la capacidad de disparar cohetes, el Ejecutivo de Olmert baraja otra medida drástica que afectaría al millón y medio de habitantes de Gaza: el corte del suministro de luz y agua a la Franja.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

 

Sábado 01 de Setiembre de 2007

VEINTE HERIDOS EN UN ACTO RELIGIOSO QUE DEVINO EN MANIFESTACIÓN

Violenta protesta de Al Fatah en Gaza

 

Al menos unas 20 personas resultaron heridas ayer en los peores enfrentamientos entre partidarios del movimiento nacionalista Al Fatah y del grupo islámico Hamas en Gaza desde que este último se hizo con el control del territorio en junio pasado. Los choques estallaron después de que alrededor de 10 mil seguidores de Al Fatah salieran a las calles a rezar la oración del mediodía. La manifestación religiosa devino rápidamente en una protesta contra el estricto control que mantiene Hamas sobre la Franja.

 

Las manifestaciones se produjeron después de que Al Fatah, el partido liderado por el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, pidiera a sus simpatizantes en la Franja que no participaran en el rezo del viernes en las mezquitas controladas por Hamas. Desde junio pasado, Al Fatah y el gobierno de la ANP sólo controlan y pueden circular libremente por Cisjordania. Sin embargo, muchos de sus partidarios quedaron dentro de la Franja, cuando se produjo la división de facto de los territorios. Fueron ellos los que, respondiendo al llamado de su líder desde Ramalá, decidieron salir a las calles y realizar sus oraciones al aire libre.

 

En el suelo, o sobre alfombras y cartones, miles de personas participaron en la tradicional oración del viernes en la gran plaza de Gaza, rodeadas de centenares de policías de Hamas. Pese a los llamamientos a la unidad nacional del imán, la muchedumbre no se retiró a sus casas después de la oración y continuó desfilando por las calles de la ciudad para criticar a Hamas y al primer ministro –destituido por Abbas–, Ismail Haniyeh. “¡Oh Haniyeh, Oh miserable! ¡Vete! ¡Bienvenido (Mohammed) Dahlan!”, gritaban, en referencia a un diputado de Al Fatah. “¡Chiítas asesinos!,” fue el otro slogan que se escuchaba ayer, este último en referencia a los supuestos vínculos entre Hamas e Irán.

 

Las consignas devinieron incluso en ataques a las fuerzas de Hamas y de algunos edificios públicos, como el Parlamento, que fueron apedreados. La Fuerza Ejecutiva, en la que convergieron los milicianos del movimiento islamista, respondió con disparos al aire y con forcejeos. El saldo final fueron unos 20 heridos y varias decenas de detenidos. Entre los heridos se encuentra un fotógrafo independiente francés, quien fue alcanzado por fragmentos de una granada lanzada por los partidarios de Al Fatah contra las milicias del gobierno de Hamas.

 

Las manifestaciones –políticas, sociales o religiosas– están prohibidas por Hamas, quien logró imponer casi inmediatamente la paz en la Franja después de expulsar a Al Fatah. El precio de esa tranquilidad fue que sólo sus milicias pueden portar armas ahora y que todos los habitantes deben cumplir con estrictos controles y un toque de queda. Abbas aprovechó los disturbios en Gaza –hasta ahora los enfrentamientos intrapalestinos sólo habían sido en Cisjordania– para volver a atacar a su rival. Aunque desde la cúpula de Hamas intentaron bajarles el tono a las protestas, lo cierto es que es la primera manifestación masiva desde que el movimiento islamista se hizo con el poder en la Franja.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris