Facebook Twitter Google +1     Admin

LA LUCHA PALESTINA Y LA INTERVENCIÓN EXTERNA

20081111193222-palestina-tank-kids.jpg

Martes 19 de Agosto de 2008.

LA LUCHA PALESTINA Y LA INTERVENCIÓN EXTERNA

 

Por Lidón Soriano, La República - España

Esta tarde se ha publicado la lista de prisioneros que van a ser liberados por Israel en los próximos días en base a los acuerdos entre la Autoridad palestina e Israel.

 

La buena noticia es que Said Atabeh, el preso mas antiguo en las cárceles israelíes, esta en la lista. La mala, es que la mayoría de ellos solo pertenece a Al Fatah, lo que indudablemente ahonda la brecha interna, objetivo primero y primordial para Israel.

 

EL 29 de Julio de 1977 detuvieron a Said en su casa, pertenecía a FIDA una organización escisión del FPDP y con el tiempo prácticamente adherido a Fatah. Se le relaciono con banda armada y le sentenciaron a cadena perpetua. Desde entonces solo en una ocasión permitieron a su madre tener contacto directo con el. Su madre, una mujer de ojos claros, muy envejecida, más por las circunstancias que por la edad, nos contó que el día mas feliz de su vida fue el día que tras 29 años sin poder hacerlo, pudo abrazar a Said. Comentaba que sintió como Said ya con 55 años se sentía como un bebe y ella, sencillamente, como su madre. No pudieron separarse en todo el rato y el peor momento fue para ella cuando el guardián vino y literalmente le arrebato a Said de sus brazos.

 

Su madre no hablaba mucho, aunque cuando lo hacia era con una gran claridad y firmeza. Su hermana Sana, una mujer que rebosaba fuerza y energía por todos los poros de su piel nos comento que Said nunca había perdido la esperanza, y en sus escritos siempre mantenía la llama encendida. Llama que quizá prenda finalmente, aunque nadie se atreve a lanzar las campanas al vuelo, pues en los acuerdos con Israel nunca se puede dar nada por hecho, sino que se lo pregunten a Hussan Khader, uno de los lideres de Al Fatah que esta también en la lista de personas a liberar. A Hussan le dijeron hace unos años que iba a ser uno de los presos liberados en uno de los últimos intercambios, también se lo dijeron a la familia. Comprensiblemente, primero hubo reticencias, pero todo indicaba que la liberación iba producirse. Su familia preparo una fiesta, Hussan recogió sus cosas, se despidió de sus compañeros de celda y el mismo día que debía salir hacia su casa, le dijeron que había habido un error y que él no iba a ser uno de los presos del canje. La decepción, es terrible y la rabia enorme, pues obviamente esta actuación no es fruto de un error, sino de una política cruel de desgaste y tortura psicológica, pues no es el primer preso con el que lo han hecho, ni desgraciadamente, será el último. Espero, sin embargo, que esta vez sea cierto y que pronto estos presos puedan disfrutar de una libertad que les fue injustamente arrebatada, sencillamente, por actuar en base a una legalidad internacional que les ampara.

 

Hoy ha sido un día muy especial, estoy haciendo una nueva brigada con el grupo de Txalapartaris JOTAKUN, con los que además de la relación propia de grupo, me une un profundo cariño y respeto hacia su trabajo, hacia su forma de lucha, que no es otra que la utilización de la txlaparta como forma de expresión, comunicación y solidaridad, como forma de mantener la identidad nacional y como forma de rebeldía social, de revolución popular, buscando el cambio y la justicia social.

 

Precisamente el hecho de la recuperación de la identidad nacional a través de la cultura, ha sido una de las cosas que mas me ha sorprendido este año aquí en palestina.

 

Al principio me pareció una estrategia súper linda, sin embargo a medida que iba pasando por todos los territorios, una y otra vez, algo no me acababa de cuadrar. No sabía qué era, pero algo me tenía preocupada. Por otra parte pensaba que quizá la manía de sospechar de absolutamente todo me estaba emparanoiando, sin embargo la charla con mi amigo Majdi y la experiencia en el Teatro de la libertad de Jenín, me ha acabado de aclarar las ideas. Quizá este completamente equivocada, pero entendiendo el actual contexto y conociendo las estrategias de la comunidad internacional en lo que a cooperación y desarrollo se refiere, no es descabellado llegar a la conclusión a la que he llegado.

 

Cuando una actividad de repente se convierte en moda, se pasa de cero a cien en muy poco tiempo y detrás hay dinero de la comunidad internacional a través de las ONGs, de entrada creo que si no es para echarse a temblar, por lo menos es para estar alerta.

 

Como soy bastante curiosa, allá donde iba preguntaba sobre las actividades que se estaban llevando a cabo para la gente joven y bueno, en todas partes, había Dabka (la danza típica palestina), música y canto. No importaba si la asociación estaba relacionada con Fatah o con el Frente, obviamente no con HAMAS, y el resultado fue que prácticamente todas las organizaciones estaban haciendo estas actividades.

 

De entrada la idea es genial y como licenciada en Educación Física entiendo perfectamente que la danza es un medio estupendo de canalización y comunicación. Pero mi duda era, ¿por qué de repente?, ¿por qué en todas partes?

 

La respuesta que he encontrado apunta otra vez al apoyo de la comunidad internacional a todas las organizaciones que apoyan la “no violencia” y los métodos “no violentos” de resolución de conflictos.

 

Efectivamente, el problema no es tanto la actividad en sí, que insisto me parece excelente, sino las connotaciones y el curriculum oculto que lleva asociado.

 

En muchos de los casos y de los centros, las actividades culturales se están ofreciendo como actividades “no políticas” (como si aquí en palestina, algo pudiera ser no político), buscando una vez mas despolitizar una realidad impregnada de política por los cuatro costados, concretamente pretendiendo despolitizar la resistencia y los conceptos parejos.

 

Una vez más, transmitiendo la idea de que no hay que tirar piedras, sino aprender a actuar y a bailar.

 

Ciertamente, me parece estupendo que se baile y se cante como actividades que fortalecen el carácter, el sentido de pertenencia a una tierra, el concepto de arte al servicio de una causa justa y legitima, como hacen los compas con la txalaparta y algunos grupos de dacha que conozco y llevan tiempo trabajando. Pero me aterra el concepto y las actividades en las que se alecciona a los niños y niñas en actividades que propician el adocenamiento y el conformismo, no añadiéndose a otras formas de resistencia sino intentando suplantarlas.

 

Por supuesto no pretendo fomentar que los niños y niñas vayan a tirar piedras, pero tampoco pretendo transmitirles que eso es violencia y que no deben hacerlo, máxime estando bajo ocupación.

 

El problema principal una vez mas es, según mi opinión, la injerencia de occidente.

 

Si una organización palestina quiere fondos, las principales condiciones que les están poniendo actualmente muchas ONGs occidentales son o que trabajen en el ámbito de la “coexistencia” o que fomenten las actividades “no violentas”, e insisto, no es que este en contra del concepto de resistencia no violenta, sino que estoy en contra de que se deslegitimen las otras formas de resistencia, sobre todo cuando la historia nos enseña que a Israel solo se le puede doblegar por la fuerza de la fuerza, pues es el único lenguaje que entienden. Ciertamente en palestina no hay un Nassarala, ni un Hizbulla y su principal resistencia es su existencia, por eso deberíamos ser muy cautos con las actividades que como extranjeros potenciamos, pues la despolitización de la gente, es indudablemente el primer paso hacia la autodestrucción como pueblo y la desaparición de la causa por la que se lucha.

 

Actualmente el contexto palestino es ciertamente preocupante, desunión nacional, injerencia occidental por medio de las políticas exteriores de los diferentes países a nivel macro y a través de las ONGs a nivel micro y una solidaridad internacional que desgraciadamente en muchos casos, como comenta mi amigo Majdi que lleva toda su vida en la lucha, parece cada vez más interesada en ligar con la población autóctona, olvidándose de su verdadero objetivo. Fomentando, por otra parte la marcha de los jóvenes líderes palestinos, consiguiendo que muchos de ellos sólo deseen tres cosas: dinero, sexo y/o un visado para salir al extranjero. Afortunadamente, encontramos muchos casos de compañeros y compañeras que rompen ese modelo, pero desgraciadamente el anterior existir, existe y parece que va en aumento.

 

Hace unos días apareció un articulo de Tali Fakhima quien afirmaba que Zacharia Zbeidi, el mítico líder de las brigadas de Al Aqsa en Jenin, al que encontramos con un amigo en su jeep, se había convertido en un colaboracionista, por eso ya no estaba en la lista de ’wanted’ y podía moverse libremente. La noticia me sobrecogió, pues una persona con una historia de compromiso como la suya parece que no cuadra con pactos y menos con colaboracionismo, pero si algo tengo claro es que no soy quien para juzgar a nadie, suficiente tengo con mis propias incoherencias personales, sin embargo, sí me preocupa y sobremanera, la influencia que con la mejor de las intenciones podamos ejercer sobre, principalmente, los jóvenes palestinos y por ende en su causa. Como internacionalista creo que debemos ir a conocer otros pueblos, compartir sus luchas, aprender de sus realidades, mostrarles las nuestras, pero mantener clara la idea de que nuestra lucha está en nuestra tierra y que les apoyamos, pero sin imponerles condiciones o decirles como tienen que hacer su propia lucha. El dinero es el principio de muchos de los grandes males y otro ejemplo lo tenemos en como la llegada de dinero extranjero ha causado en el pueblo de Bilín grandes problemas entre los integrantes del comité de resistencia popular. La oenegizacion despolitizadora conlleva el final de la lucha y del mantenimiento de la identidad nacional. Por eso insisto en que deberíamos ser muy cautos al crear nuestros cauces y modos de solidaridad con otros pueblos y otras causas. Si estamos intentando cambiar el sistema, es difícil jugar con sus mismas cartas y mantener los mismos esquemas verticales y etnocraticos. Centrémonos en atacar al enemigo, en este caso en el estado de Israel como representante del imperialismo norteamericano y dejemos que cada pueblo decida cómo quiere resistir, cómo quiere luchar, cómo quiere vivir.

 

Lunes 18 de Agosto de 2008.

CRÓNICAS DESDE PALESTINA: LA SEGUNDA BRIGADA ACABO CON UNA NUEVA VISITA A LA FRANJA DE GAZA.

 

Por Lidón Soriano, Zk - info, La Haine.org

LA SEGUNDA BRIGADA ACABO CON UNA NUEVA VISITA A LA FRANJA DE GAZA.

Desafortunadamente no todos los integrantes del grupo obtuvieron el permiso para entrar en la Franja. Israel cierra el acceso a la población palestina, pero también va poniendo más pegas a las personas que desde diferentes países pretenden visitar la Franja o a sus gentes. Parece que su última táctica cuando pides la coordinación para un grupo es dar el permiso solo a una parte de la delegación. Nos paso la semana pasada y les ha pasado a otro grupo hoy mismo, eran 4 personas y solo 1 ha obtenido el permiso. Para el resto el término utilizado es: “still in process”. Una vez mas las sutilezas de la ocupación, no te dicen que no, pero tampoco te dicen que si, el tiempo, una vez mas, es utilizado como una herramienta de desgaste, juegan con la incertidumbre y tu vida depende de una decisión que te es ajena y sobre la que no puedes incidir. Nosotros solo queríamos entrar a la Franja, no era una necesidad, sino un deseo, pero para muchos palestinos y palestinas es una necesidad perentoria y a veces una urgencia vital. Sin embargo, nada inmuta a las autoridades de la ocupación, nada inmuta a aquellos que deciden quien pasa por los puestos de cruce para recibir asistencia medica y quien no, nada inmuta a las personas que aplican sentencias de muerte negando la posibilidad de un tratamiento que existe y que esta al alcance de la mano.

 

La impotencia sentida estos días nos acercaba mas y nos permitía empezar a comprender que supone vivir bajo ocupación, una palabra que para nosotras no es mas que la unión de una serie de letras, pero que para ellos es, sencillamente, un infierno. Las que tuvimos la suerte de conseguir el permiso pudimos, de nuevo, compartir las alegrías, tristezas, penas y esperanzas de toda la gente que nos íbamos encontrando en nuestro recorrido, de los y las compañeras de tantos años de encuentros, de tantos años de lucha.

 

Entre otras actividades visitamos a la familia Al Azamna y hablamos con la madre de la familia, Yamila y con su nieto Abdala.

 

Mientras nos mostraba las heridas que la habían obligado a compartir su vida con aquel andador que le permitía poder desplazarse a duras penas, Yamila, la madre de la familia, nos contó lo sucedido aquel 8 de noviembre de 2006. Nos relató como al amanecer y sin razón alguna, un misil israelí impacto al lado de su casa, un segundo dio de lleno en la casa y un tercero cayó en cuestión de segundos. Una lluvia de muerte, explosiones brutales que sesgaron vidas inocentes, sueños y esperanzas. 13 fueron los misiles que inmisirecordemente destrozaron la vida de 19 miembros de la misma familia, padres, madres, hijos, primas, tíos......hiriendo a 75 y dejando solos y huérfanos de amor y amistad a otros tantos. Como, en un mal sueño, como en el peor de los sueños, ella solo se recodaba corriendo, gritando, sin sentir sus heridas, sin ver la sangre entre la inmensa nube de polvo que la rodeaba, sin saber donde estaba, hasta que perdió el conocimiento que recupero tras tres días de coma para darse de bruces con la mas cruel de las realidades: la perdida de 9 miembros de su propia familia, entre otros, su marido, su hija de 15 años, su hijo de 25 y dos nietas de 6 meses y 3 años de edad respectivamente. Su relato me estremeció e inundó mis ojos de lagrimas, pues si bien es cierto que la historia era conocida y personalmente ya había escrito algún articulo haciendo mención explicita al caso en cuestión, no había tenido la oportunidad hasta de conocer a la familia. Pero lo mas duro, lo mas doloroso fue escuchar la versión de Abdala, que con solo 10 años había visto, sin poder hacer otra cosa que salvar su propia vida, como su madre y sus dos hermanas de 6 meses y 3 años morían mientras intentaban huir de la casa convertida en una trampa mortal de fuego y destrucción. Empezó a hablar con naturalidad, con una cadencia y un tono de voz que me sorprendió por su serenidad y su madurez. Solo escuchar su voz, sin siquiera entender sus palabras, sentí un nudo en el estomago que me estaba partiendo por dentro, solo sentía deseos de abrazarle e intentar quitarle parte de su inmenso e imborrable dolor. Hablaba con claridad, sentado en su silla de ruedas, sujetando entre sus manos la prótesis, rota de tanto desgaste, que utilizaba para suplir la amputación de su pierna derecha. Rehuya la mirada y en ningún momento le vi sonreír. Me recordó a la nieta pequeña de la casa en la que pase unos días en el campo de refugiados de Jenin tras la masacre de Abril de 2002: mirada ausente, esquiva, que cuando te mira te traspasa, faz hierática, postura cansina, actividad motriz nula. Una niña sin alegría, sin infancia, sin vida. Así sentí a Abdala, no es para menos, lo incomprensible es como lo ha podido superar, como sigue adelante. Para mas inri, como en su día Abu Mazen les presto ayuda, a día de hoy, Hamas se la niega en este tu-a-tu estupido y pueril, de venganzas y castigos, en donde el único perjudicado, como siempre, es el pueblo llano. Pueblo, al que por cierto, he hallado tremendamente cansado por estas acciones de acción-reacción, avergonzado por la imagen que se transmite al exterior y decepcionado por estos lideres políticos que, como sabiamente dijo un chico de Ramallah en una conversación informal en la calle: “se están pegando por sentarse en una silla dibujada en un papel”. Nunca había escuchado una definición tan acertada y sencilla sobre la Autoridad palestina.

 

Otro momento que me impactó fue cuando con un compañero palestino visite la construcción de uno de los famosos túneles que atravesando el corredor Filadelfia comunican Gaza con Egipto. Era tremendamente profundo y se construía con una cuerda, un pozal y un ventilador como máxima expresión de material de alta tecnología. Abajo personas cavando, un dólar por metro excavado, las paredes del túnel apuntaladas con maderos y por supuesto, ninguna medida de seguridad. Lo mas alucinante es ver como la frontera egipcia esta a 500 metros, distancia que no esta vigilada y que con la destrucción del muro se puede recorrer tranquilamente, y sin embargo, una vez mas, se impide que los productos que deberían entrar por el puesto de cruce, pasen y dificultando el proceso hasta limites impensables, se obliga a los palestinos a buscar triquiñuelas para buscarse la vida pasando gasolina, que se vende a 18 shekels (casi 4 Euros) el litro, o medicinas o alimentos o materiales de construcción, todo por no romper el ilegal estado de sitio que Israel impone sobre la Franja de Gaza. Una vez más, nadie se atreve con la criminal vaca sagrada. Un compañero periodista me paso un material en el que se presentaban pruebas de que los ingenieros de la armada norteamericana habían vendido unas máquinas vibradoras a Egipto para que fueran utilizadas en el corredor Filadelfia. Obviamente el objetivo era destruir por vibración los túneles, construidos y a medio construir. Estas máquinas ya se estaban utilizando y provocaban una serie de movimientos sísmicos a modo de terremoto que destruya las precarias estructuras de cruce construidas por los palestinos, aprisionando y matando a todos aquellos que se encontraran en aquel momento atravesándolos o construyéndolos. Desde Junio del año pasado se habían contabilizado 25 muertos por el desplome de estos túneles. Pero a quien le importa, solo son palestinos, además pobres y probablemente...... terroristas.

 

Sin embargo, parece que algo se esta moviendo, como casi siempre por hache, por debajo de la mesa. Fuentes de total credibilidad me informan de que hace solo unos días representantes de diferentes países occidentales, entre ellos Francia y Gran Bretaña han estado de visita en la Franja y se han entrevistado con los lideres de Hamas, parece que a la comunidad internacional no le va a quedar mas salida que reconocer de alguna forma la fuerza que Hamas representa en los territorios del 67 y aceptar que no hay posibilidad de ignorar a un porcentaje elevado de la población palestina que apoya a Hamas y que en el caso de Gaza ronda el 65-70%. Además y como fuente de esperanza parece que un grupo de reconocidos intelectuales y personas de prestigio social y profesional entre el pueblo palestino, están trabajando muy duro en la consecución de unas negociaciones que no tienen otro objetivo que el acercamiento de las dos grandes fuerzas políticas para retomar la senda de la unidad nacional, paso necesario e imprescindible para seguir avanzando en la lucha por los legítimos derechos del pueblo palestino. Es un camino difícil y desgraciadamente, lleno de obstáculos, pero parece que algo se mueve y que por una vez, es para bien.

 

Salud, amor y fuerza, Li

 

Lunes 18 de Agosto de 2008.

UN TEXTO DE 1994: SOBRE EL POETA MAHMUD DARWIX

 

Por Edward Said, mahmuddarwix.blogspot / Rebelión

Rescatamos este texto de 1994, en el que Edward Said presenta a Mahmud Darwix al público norteamericano. Ofrece contrastes curiosos: tan pronto es didáctico y se dirige al lego como se lanza a un veloz análisis saidiano.

 

Me encontré con Mahmud Darwix por primera vez en 1974, y desde entonces hemos sido grandes amigos. Dirige al-Karmel, una revista cuatrimestral de temas literarios y culturales que se edita en Chipre y que ha publicado varios de mis ensayos. Aunque no nos hemos visto demasiado, estamos en contacto frecuente por teléfono. Darwix lee inglés y francés pero no habla con fluidez ninguna de estas lenguas, a pesar de que ha vivido en Francia casi una década. Su medio emocional y estético sigue siendo árabe y en menor medida (por razones obvias) israelí. A pesar de su ironía a veces mordaz y de que no vive ni en palestina ni en Israel, es una presencia determinante en la vida de las dos naciones. Tiene un público inmenso en todo el Mundo Árabe (en 1977 ya se habían vendido más de un millón de ejemplares de sus libros), no sólo entre los palestinos, y eso que está lejos de ser un personaje populista. En Israel, se le sigue con atención debido a su estrecha relación con el Comité Ejecutivo de la OLP. Hasta tal punto su palabra alcanza al público del otro lado que, hace muy pocos años, uno de sus poemas, que expresaba un punto de vista ácido y airado acerca de Israel, fue motivo de discusión en la Kneset. Ninguna otra figura intelectual palestina -ni siquiera el novelista Emil Habibi, que ganó el Premio Israel de las Letras en 1992, y al que Darwix condenó por aceptarlo- tiene una influencia comparable.

 

En Darwix, lo personal y lo público siempre guardan una tensa relación: la fuerza y la pasión que en él tiene lo personal casan mal con los requerimientos de la corrección política y el activismo que exige la actuación pública. Pero siendo como es un escritor concienzudo y meticuloso, Darwix es a la vez un poeta-artista de un tipo que tiene pocos equivalentes en Occidente. Tiene un estilo sorprendentemente personal y sugestivo que provoca una respuesta inmediata de la audiencia. Sólo unos pocos poetas occidentales -Yeats, Walcott, Ginsberg- poseen la irresistible y rara combinación de un estilo que encandila al público y una profundidad, incluso un hermetismo, que refleja un universo sentimental exclusivo. Como éstos, también Darwix posee un gran virtuosismo técnico: se sirve de la incomparablemente rica tradición prosódica árabe de manera siempre innovadora, lo cual le permite algo bastante excepcional en la poesía árabe moderna, a saber: poseer a la vez un estilo virtuoso y un sentido poético depurado, a la postre simple a fuer de refinado. [...]

 

La poesía de Darwix no sólo es una puerta de inusual claridad a un universo alejado de lo convencional, sino que al mismo tiempo es una unión inextricable de poesía y memoria colectiva, que se presionan mutuamente. La paradoja se ahonda de manera casi insoportable cuando la intimidad del sueño se ve invadida o incluso violada por una realidad siniestra y amenazante que colapsa la inquietante dialéctica entre poesía y memoria colectiva, sin resolverla o trascenderla. Esta cualidad al límite y deliberadamente irresuelta de la más reciente poesía de Darwix la convierte en un ejemplo de lo que Adorno llamó late style, en el cual la estética convencional y la intangible, lo histórico y lo trascendental se combinan para proporcionar un sentido increíblemente concreto de más allá, en el que nadie ha vivido en la realidad.

 

Grand Street, nº 48, invierno 1994

 

Traducción de Luz Gómez García

 

Lunes 18 de Agosto de 2008.

ISRAEL COBRA CARO LA LIBERACIÓN DE PRISIONEROS PALESTINOS

 

Por Ulises Canales, Agencia Prensa Latina

La liberación por Israel de 200 presos palestinos encaja en una estrategia dirigida a exacerbar las conocidas divisiones en ese pueblo y a aplacar presiones norteamericanas, pero sin llegar al fondo del estancado proceso de paz.

 

El gobierno israelí definió este lunes la lista de nombres que serán beneficiados con el perdón de Tel Aviv, presentado como “gesto de buena voluntad” hacia el presidente de la Autoridad Nacional palestina (ANP), Mahmoud Abbas, y otros sectores “moderados”.

 

Según Mark Regev, portavoz del primer ministro, Ehud Olmert, la acción de Israel es “una medida de confianza al presidente Abbas, para reforzar a los moderados” palestinos e impulsar el proceso de paz.

 

Incluso, el vocero de Abbas, Nabil Abu Rudeina, la valoró como “un paso en la buena dirección”, aunque abogó por similar beneficio para los más de 11 mil palestinos en cárceles hebreas a fin de crear el clima propicio para negociaciones exitosas.

 

Por su parte, el Movimiento de la Resistencia Islámica (Hamas), que gobierna en la Franja de Gaza desde junio de 2007, calificó la liberación sólo de miembros de su rival Al-Fatah, liderado por Abbas, de “un intento por ahondar las divisiones internas de los palestinos”.

 

Sami Abu Zuhri, portavoz del grupo que despojó a Al-Fatah del poder en Gaza, pidió a Israel incluir a correligionarios de Hamas entre los que serán favorecidos.

 

En ese sentido, recordó que la excarcelación de integrantes de todas las facciones palestinas fue una de las condiciones centrales fijadas para un eventual canje de prisioneros, en referencia a las tratativas para liberar al soldado israelí Gilad Shalit.

 

Pero la medida israelí se producirá en una coyuntura de coincidencia de varias acciones que inciden, en mayor o menor medida, en el hasta ahora improductivo diálogo pacificador.

 

Al mismo tiempo que quedarán en libertad 200 palestinos, las tropas de ocupación mantienen sus redadas en los territorios de la Ribera Occidental administrados por la ANP y los arrestos de personas sospechosas de ser terroristas.

 

Este domingo, dos palestinos fueron capturados -uno en Ramada y otro en Hebrón-, mientras residentes en Naplusa trataron de repeler a pedradas uno de los frecuentes patrullajes hebreos en Cisjordania.

 

Los diarios Jerusalén Post y Haaretz relacionaron la liberación con la visita que la secretaria de estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, realizará a la región a finales de agosto para activar las negociaciones de paz lanzadas en Annapolis, en noviembre de 2007.

 

Entretanto, el partido ultraortodoxo Shass, integrante de la coalición gobernante, consideró el beneficio a los 200 palestinos una “mala decisión, pues reduce las posibilidades de regreso de Shalit”, detenido desde junio de 2006 en la Franja de Gaza.

 

Además de Shass, el ministro de Vivienda de Israel, Zeev Boím, allegado a Olmert, votó en contra de esa decisión al declarar que prefería liberar presos palestinos para Abbas que para Hamas.

 

Asimismo, el Jerusalén Post citó a un jefe de la Agencia Israelí de Inteligencia (Shin Bet) quien consideró que la excarcelación desmotiva a sus agentes, pues “trabajan día y noche por capturar y neutralizar a terroristas, y todo su esfuerzo se va en un instante”.

 

Tales posturas son coherentes con el razonamiento predominante entre líderes políticos israelíes, incluso los que forzados por presiones internacionales procuran mostrar tolerancia y disposición a hallar un arreglo al conflicto más complejo del Medio Oriente.

 

De hecho, las movidas de Tel Aviv ocurren una semana después de que Olmert propuso a Abbas un acuerdo de paz en el que Israel se anexaba un 7,3 por ciento de Cisjordania y retenía los polémicos asentamientos de Male Adumin, Gush Etzion y otros que rodean Jerusalén.

 

A cambio, el estado hebreo cedería el equivalente de un 5,4 por ciento de territorio en el desierto del Negev y compensaría un dos por ciento con una vía que enlazaría a Gaza con la Ribera Occidental.

 

Para colmo, los israelíes exigían que el futuro estado palestino careciera de ejército, además de que se negarían a reconocer el derecho de retorno de los cuatro millones de refugiados palestinos, y obviaron referirse a Jerusalén, que consideran “eterna e indivisible”.

 

Lo innegable para muchos palestinos residentes en Gaza es que en vísperas de comenzar el curso escolar en septiembre, el bloqueo israelí a ese enclave ya no solo provoca escasez de alimentos, medicinas y otros bienes, sino también de útiles y uniformes.

 

Lunes 18 de Agosto de 2008.

EL ASEDIO DE GAZA: ISRAEL UTILIZA LOS MÉTODOS DE HITLER CONTRA LOS PALESTINOS

 

Por Suzanne Weiss, La Estrella palestina / Taric Islamic Centre / Rebelión

Este texto es la ponencia presentada por la colaboradora de Socialist Voice Suzanne Weiss en un encuentro conjunto de defensores de los derechos palestinos musulmanes y judíos en el Taric Islamic Centre (www.taric.org) de Toronto 14 de junio de 2008.

 

Este inspirador encuentro trata de tender la mano a las comunidades judías y musulmanas, de ayudar a entender el conflicto en Oriente Próximo. Gracias por el honor de invitarme a participar en él.

 

Mi vida ha estado modelada por el Holocausto judío bajo Hitler. Mi madre murió en Auschwitz y yo escapé por muy poco a ese mismo destino fatal. Como muchas otras personas he tratado de resistir a las fuerzas de la guerra y de la opresión que vimos en el nazismo y que todavía perduran. Hemos logrado victorias, como la destrucción del apartheid en Sudáfrica.

 

Pero hoy vemos que los métodos del nazismo se emplean contra los palestinos con el objetivo último de exterminarlos como pueblo. Y este horror se justifica haciendo referencia a las víctimas del Holocausto. ¡Qué enorme mentira!

 

Israel es quien utiliza métodos del nazismo para oprimir a los palestinos. Mientras tanto, la lucha de resistencia palestina permanece como una continuidad de las resistencias de mi pueblo y de otros pueblos en Europa contra el nazismo.

 

El objetivo fundamental del Holocausto nazi fue la limpieza étnica: liberar Alemania y todos los territorios que ocupaba del todo el pueblo judío. Los nazis se plantearon expulsar de Europa al pueblo judío, pero al no encontrar la manera de hacerlo decidieron matarlos a todos. Se sacó a los judíos de sus casas, se les robaron sus posesiones, los apiñaron en ghettos y millones de ellos fueron enviados a la cámara de gas.

 

El Holocausto es uno de los acontecimientos históricos mejor documentado de todos los tiempos. Los nazis fueron metódicos (contaron a sus víctimas y mantuvieron registros meticulosos de ellas). En la ciudad polaca de la que mi familia era originaria, Piotrkow, había 30.000 judíos. Sólo sobrevivieron cien. En el tren que llevaba a mi madre a Auschwitz había mil judíos de los cuales sólo sobrevivieron diez. No se niega la verdad este deplorable capítulo de la historia humana.

 

Otro hecho histórico que no se puede denegar es la Nakba, la catástrofe que los sionistas infligieron a los palestinos en 1948. La idea básica era la misma: la limpieza étnica. Desposeer a los palestinos y expulsarlos de sus casas y de sus tierras. El objetivo de los sionistas no era matar a todos los palestinos, sino matar sólo a los suficientes como para expulsarlos y apoderarse de su tierra.

 

Los historiadores sionistas inventaron una historia de un “voluntario” éxodo masivo de cientos de miles de palestinos que, según dicen los sionistas, habían decidido abandonar temporalmente sus hogares y sus pueblos para dejar libre el camino a los ejércitos árabes invasores. Esto es una mentira descomunal. Es tan deshonesto y tan absurdo como las historias de Hitler acerca de cómo los judíos supuestamente iniciaron la Segunda Guerra Mundial. De hecho la expulsión de los palestinos empezó en 1948 en condiciones de paz.

 

Los sionistas y sus aliados desplazaron a cientos de miles de palestinos, les robaron sus tierras que tradicionalmente habían dedicado a la agricultura y los dejaron sin hogar. Lo hicieron con la ayuda de asesinatos masivos.

 

El objetivo de los sionistas era eliminar a palestina de la familia de las naciones del mundo. Esperaban que el mundo olvidara que alguna vez había existido el pueblo palestino. Ésta es la “solución final” sionista para los palestinos.

 

Esto es también una forma de genocidio y hoy en día continúa.

 

Déjenme contarles algunas de las cosas que los nazis hicieron en Piotrkow, la ciudad polaca de donde era mi familia. Les parecerá que es muy similar a lo que hoy ocurre en Gaza y Cisjordania.

 

La GESTAPO alemana y sus aliados expulsaron a los judíos de Piotrkow de la sociedad y los confinaron en un ghetto rodeado de un muro inmenso. La idea era mantener en la ignorancia [de lo que ocurría] a las personas que estaban a ambos lados del muro, segregar a los leprosos, los judíos, de manera que los nazis pudieran cometer sus acciones asesinas en secreto.

 

Dentro del ghetto se privó a los judíos de lo esencial para vivir y se les impidió entrar o salir. Eran hostigados y humillados en los checkpoints. Miles de ellos fueron asesinos de manera arbitraria, incluidos niños inocentes.

 

El ghetto de Piotrokov creció y cada vez se superpoblaba más a medida que judíos de otras ciudades eran enviados a apiñarse en él. Las condiciones del ghetto se deterioraron. Las casas estaban extraordinariamente superpobladas y las condiciones sanitarias eran muy malas. Se empezaron a propagar epidemias.

 

Dentro del ghetto había un gobierno y una policía judíos, pero estaban controlados por las autoridades nazis. Algunos dirigentes judíos, incluido un miembro de mi familia, Yakov Berliner, organizaron la resistencia, pero se les dio caza y fueron ejecutados.

 

Esto resulta muy familiar para cualquiera que conozca las condiciones actuales de palestina.

 

Hoy la inmensa mayoría de los palestinos han sido desposeídos de sus tierras y expulsados de ellas. En la ocupada palestina la gente está confinada en pequeños enclaves, rodeados de altos muros y de checkpoints intimidantes. Los palestinos son humillados, incluso se les obliga a arrastrarse desnudos. Gaza se parece a los ghettos de Hitler. Los palestinos están encerrados y privados de las necesidades vitales.

 

Existe una Autoridad palestina, pero su poder está limitado por los sionistas. La policía palestina, adiestrada por los enemigos de su pueblo, incluido el gobierno canadiense, suelen reprimir a la población. Los palestinos sufren una persecución y una humillación permanentes. No pueden ganarse la vida y tiene que padecer una pobreza que amenaza sus vidas.

 

Los palestinos sufren ataques arbitrarios y no provocados, la demolición y el bombardeo de sus casas y de sus pueblos. Se da caza y se ejecuta a los dirigentes de la resistencia palestina.

 

En Gaza los palestinos han sido capaces de mantener un gobierno establecido por medio de unas elecciones libres. Por este crimen han sido situados bajo asedio y bombardeados.

 

El vice-ministro de Defensa de Israel, Matan Vilnai, ha lanzado una terrible amenaza contra el pueblo de Gaza. Los jóvenes palestinos utilizan los únicos medios de defensa de los que disponen. No son comparables a las bombas y los tanques que destruyen su sociedad. El pueblo palestino tiene el derecho inalienable a defenderse a ellos mismos, de defender su tierra y sus propiedades por cualquier medio que puedan, incluido por medio de su gobierno elegido democráticamente, Hamas. Sin embargo Vilnai ha dicho que si se intensifica el lanzamiento de cohetes artesanos “atraerán sobre ellos (los palestinos) un holocausto mayor porque nosotros utilizaremos todo nuestro poder para defendernos”.

 

Un holocausto mayor: la referencia a las acciones de Hitler es evidente. Esto significa que tratará de borrar físicamente del mapa a la población de Gaza.

 

Fuerzas poderosas han tratado de borrar el crimen cometido contra los palestinos de la memoria pública del mundo. Pero el pueblo palestino ha sobrevivido y su resistencia continúa, con la simpatía de pueblos de todo el mundo. La verdad acerca de los crímenes cometidos contra los palestinos no se puede silenciar.

 

Los sionistas emplean mal el recuerdo del Holocausto para alimentar y justificar nuevas guerras en Oriente Próximo. Esto es un crimen contra la memoria de mi familia y de otras víctimas judías bajo Hitler.

 

Lo sionistas actúan con un fuerte apoyo de Estados Unidos, que tiene sus propias razones criminales para ver a los palestinos derrotados. Los sionistas quieren su exclusivo Estados judío, y quieren que se expanda y domine la zona. Estados Unidos, con el apoyo de Ottawa, quiere el petróleo y otros recursos, quiere controlar todo Oriente Próximo. Esta es la razón por la llevan a cabo una guerra contra Irak y Afganistán, y están amenazando a Irán.

 

Estar en contra del gobierno de Israel no es antisemita. Debemos defender la justicia y la humanidad. Nos oponemos al sistema del sionismo que oprime a un pueblo, los palestinos. Y pone en peligro a otros, a los judíos israelíes, al tiempo que condena a estos últimos al odio del mundo.

 

Si prevalece el crimen contra los palestinos, esto significaría que ha triunfado el espíritu de Hitler. Para ser fieles a la memoria de las víctimas del Holocausto y de todas las víctimas de Hitler debemos defender a los palestinos.

 

Debemos unirnos a su lucha de resistencia para recuperar su tierra. Podemos hacerlo aquí, en Canadá.

 

Necesitamos una campaña unitaria por la paz y la justicia para palestina, por una sociedad en la que todos los habitantes, judíos y palestinos, tengan igual voz e iguales derechos. Todos los palestinos expulsados de su país deberían tener derecho a retornar a él.

 

Durante la época de Hitler los gobiernos del mundo apoyaron en silencio estos crímenes contra el pueblo judío, incluyendo el gobierno canadiense que se negó a aceptar a inmigrantes judíos que huían del Holocausto. Hoy no podemos permitir el silencio en torno a los crímenes perpetrados contra el pueblo palestino. Debemos exigir justicia desde nuestros propios gobiernos.

 

Pertenezco a “Not in Our Name (NION): Jewish Voice Against Zionism” [“No en Nuestro Nombre: Voz Judía contra el Sionismo”] y también estoy con la Coalition Against Israeli Apartheid (CAIA) [“Coalición contra del Apartheid Israelí”] [1]. Estas organizaciones apoyan el derecho palestino a retornar y a recuperar su tierra. Hacen un llamamiento al boicot, las desinversiones y las sanciones contra las políticas de apartheid israelíes.

 

Llegará el día en que caerá el Muro del Apartheid y veremos la liberación de los palestinos. Será un nuevo día para la libertad de todos nosotros en todo el mundo.

 

Trabajemos juntos por ese día de liberación.

 

¡Libertad para los palestinos!

 

Traducido del inglés por Beatriz Morales Bastos

 

[1] Not in Our Name: Jewish Voices Opposing Zionism Coalition Against Israeli Apartheid

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris