Facebook Twitter Google +1     Admin

ISRAEL CONTRA EL MUNDO ENTERO

20100327025609-lula-da-silva-presidente-de-brasil-300x350.jpg

Por Niko Schvarz
Montevideo, jueves 18 de marzo de 2010 (La República).

La actitud provocativa del gobierno israelí de construir 1.600 nuevas viviendas en territorio palestino de Jerusalén Oriental (sumada a las nuevas construcciones en asentamientos de Cisjordania), todo ello coincidiendo con las visitas del vicepresidente Biden y del presidente Lula, ha concitado una repulsa generalizada. En el mundo entero, nadie la apoyo. Fue condenada por el secretario general de la ONU y por la Unión Europea, Hillary Clinton la califico de "insulto", el enviado especial de Obama, George Mitchell, suspendió el viaje ya concertado a la región, el vocero del presidente de EEUU dijo que era un sabotaje directo al proceso de paz. Y se han agregado nuevos actos provocativos, como veremos.

 

Al principio, el primer ministro Benyamin Netanyahu ensayó diversas excusas, admitió que no había sido oportuna la publicación del comunicado del ministro del Interior Eli Ishai anunciando las construcciones, pero nada dijo sobre el fondo del asunto y el ministro quedó tan campante en su cargo. Una periodista escribió desde Jerusalén que "Netanyahu parece que realmente no sabía nada acerca del comunicado que se iba a publicar"; pero en seguida quedó en falsa escuadra, porque Netanyahu se sacó la careta y con todo descaro declaró que "la construcción en Jerusalén, y en cualquier otra parte, seguirá como en los últimos 42 años" y que las construcciones proseguirán también en Cisjordania (como de hecho está sucediendo). Y el canciller Avigdor Lieberman, que es la eminencia gris de todo este proceso (y que está siendo investigado por maniobras de corrupción en vasta escala), agregó que "el Estado judío no tiene ninguna intención de cancelar sus proyectos".

 

No conforme con esto agregó una nueva provocación, al negarse ostensiblemente a estar presente en la comparecencia del presidente Lula ante la Knesset, un acto oficial programado con antelación. Alegó en su descargo que Lula había rechazado visitar la tumba de Theodor Herzl, el fundador del sionismo. Pero esta visita no estaba acordada entre las actividades a desarrollar. Tenemos a la vista la conferencia de prensa del vocero presidencial brasileño, Marcelo Baumbach, sobre la visita de Lula a Israel, Palestina y Jordania, y allí no figura. Por otra parte, tampoco concurrieron a ese lugar Nicolas Sarkozy ni Silvio Berlusconi en sus recientes visitas de Estado. Lula sí concurrió al Museo del Holocausto (Yad Vashem), como estaba programado.

 

Y lo más importante es que su discurso en la Knesset fue un fundamentado alegato a favor de la paz en la región, que reiteró en su visita inmediatamente posterior a los territorios palestinos, a Belén y Ramalah. En el Parlamento israelí Lula señaló: "El Estado de Israel debe vivir al lado del Estado palestino. Debe haber una coexistencia". Defendió la creación de "un Estado palestino independiente, soberano, cohesionado y económicamente viable. Solamente así el pueblo palestino podrá convivir en paz y seguridad con Israel. Tenemos urgencia en ver a los israelíes y palestinos viviendo en armonía. Rechazamos el mito de que estén condenados al conflicto, de que sus hijos estén sometidos para siempre a la irracionalidad de la guerra". En la cena ofrecida por el presidente de Israel, Shimon Peres, insistió en estos conceptos: "Defendemos la existencia de un Estado de Israel soberano, seguro y pacífico. El mismo deberá coexistir con un Estado palestino soberano, seguro y pacífico. Lo que está en juego no es solamente la paz en la región, sino la estabilidad en el mundo". Puso el ejemplo de lo que sucede en el Brasil, donde coexisten en paz las colectividades judía y árabe.

 

Esta es la clave. Tanto más desde que se agregaron nuevos actos provocativos por parte de Israel, como el bloqueo de territorios cisjordanos y de la Explanada de las Mezquitas, tercer lugar sagrado del Islam, y la reinauguración de la sinagoga de Hurva, en territorio palestino de Jerusalén. Además, arreció la represión contra los palestinos que salieron a protestar. Hemos visto escenas de esta violenta represión a cargo de 3.000 efectivos, a pie y a caballo, con gases lacrimógenos, granadas y balas de goma, que dejaron un saldo de 50 palestinos heridos (16 hospitalizados), 3 policías heridos y decenas de detenidos. Un asesor de Obama dijo, en referencia a las acciones del gobierno israelí, que "todo parecía calculado para sabotear (la reanudación del diálogo), algo preocupante para todo aquel que promueve la idea de la paz y la seguridad en la región".

 

Esto preocupa a todo el mundo, menos al gobierno de Israel, que una vez más exhibe su desprecio sin límites por la opinión pública internacional y sigue adelante en sus planes de dominar toda la zona y reducir los territorios palestinos a meros islotes separados entre sí, como eran los bantustanes en Sudáfrica.

 

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris