Facebook Twitter Google +1     Admin

Párroco de Gaza: La ofensiva israelí contra los palestinos es como una "bomba atómica"

Sacerdote Manuel Musallam

"Incapaces de hablar de paz o de ofrecérselas a otros"

El dolor de los jóvenes palestinos, subraya el sacerdote, "es una herida física, mental y espiritual"

Redacción, 14 de agosto de 2014 

 

(Asia News).-El párroco Manawel Musallam cuenta las condiciones en las cuales vive la población de la Franja después de 4 semanas de bombardeos. Niños y adolescentes heridos "en lo físico y en el espíritu", incapaces de "encontrar alegría, hablar de paz o de ofrecérselas a otros". Con su modo de actuar Israel "no sólo está destruyendo la humanidad de la gente de Gaza, sino también la de su pueblo".

"Lo que la población de Gaza sufrió en estas semanas es comparable con el lanzamiento de una bomba atómica. Las explosiones de masa contra esta tierra han transformado a más de medio millón de personas en refugiados, otra vez más. No tienen más una casa, ni un lugar donde ir. Sus existencias fueron llevadas lejos, desaparecieron".

Quien habla con AsiaNews es el p. Manawel Musallam, párroco de la Santa Familia en Gaza y dirige un escuela en ese lugar. Justo hoy Israel y Hamás han iniciado una nueva tregua de 5 días, ya "manchada" esta noche, por un ataque aéreo por parte de Tel Aviv, respondiendo a cohetes de Hamás. Un cese del fuego aún pendiente de un hilo, en el cual el sacerdote no pone ninguna esperanza.

Observando los sufrimientos padecidos por la gente de Gaza, el p. Musallan habla sobre todo de los niños y los jóvenes. "por 14 años- cuenta a AsiaNews el p. Musallam- he dirigido una escuela en el barrio de Shejeiya. La mayor parte de nuestros estudiantes habitaba justamente allí. En las pasadas semanas, Shejaiya fue destruida: muchos jóvenes fueron asesinados, otros heridos. Algunos quedaron huérfanos o se los llevaron; otros han visto morir a sus propios hermanos. Ahora yo pido: si por si acaso estos chicos vuelven a la escuela, ¿En qué condiciones estarán? ¿Lograrán estudiar, cantar, leer, danzar, escribir?".

El dolor de los jóvenes palestinos, subraya el sacerdote, "es una herida física, mental y espiritual. Desde el año 2007 hasta hoy han vivido 4 guerras en apenas 7 años. Reaccionar en modo positivo a una realidad del género es imposible. ¿Soy capaz de probar alegría en sus corazones? ¿Puedo hablar de paz y ofrecerla a otros? ¿esto preparado a mara y tener compasión y aceptar a Israel? ¿Cómo podemos convencer a esto muchachos a no odiar a Israel, a explicar a ellos sobre la posibilidad de convivir con Israel, si éste continúa a atacarlos?

En la Franja de Gaza viven 2 millones de personas: mitad de la población de la entera Palestina. Vivir años "como refugiados", sin la posibilidad de conducir una existencia normal, con la amenaza constante de un nuevo conflicto, creó "una dificultad espiritual y mental". Los palestinos, explica el p. Musallam, "están rechazando al existencia de Israel a sus espaldas. Se preguntan en nombre de cual realidad o virtud humana podrían aceptar la presencia de este Estado. En la Biblia el profeta Oseas dice: "Siembren para ustedes la justicia y cosecharán con bondad". Pero Israel no está sembrando justicia, manchada como está de sangre de mujeres y niños, sin respeto por el derecho a la vida de estas personas, destruyendo cada cosa en modo indiscriminado"

Con sus acciones, nota el párroco, "Israel no se da cuenta que no sólo está destruyendo la humanidad de la gente de gaza, sino también la de su pueblo. Todos los soldados que están combatiendo, ¿qué le dirán a sus hijos, a sus madres a sus familias? ¿Cómo podrán hablar de paz a sus familias? Tomarán conciencia [de lo que han hecho], porque no podrán hablar de paz. Porque la paz no puede ser construida o aceptada en la miseria, en la humillación del otro, en el terror, en el miedo, enla destrucción. La paz se construye sólo sobre la paz. La paz puede dar seguridad, no lo contrario. La guerra no puede crear la paz".

A la luz de esto, para el p. Musallam es difícil confiar en el buen éxito de la tregua en curso. También por culpa de la actitud de la comunidad internacional. "Podemos dice- estar agradecidos por las manifestaciones en signo de solidaridad por nuestra condición, pero no podemos perdonar el silencio. Gaza no puede ser bloqueada para siempre y su gente no puede ser dejada en estas condiciones para siempre: extenuada por el hambre, por la rabia, por el miedo".

 

15/08/2014 19:27 difusionpalestina Nota anterior completa. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris