Facebook Twitter Google +1     Admin

RECORTES DE PRENSA

20060903013129-0000-aaa-14ibomba.jpg

BOMBAS DE FRAGMENTACIÓN

 

EL PREMIER ISRAELÍ DIJO QUE SEGUIRÁ EL BLOQUEO

LLUVIA DE CRÍTICAS CONTRA OLMERT POR LAS COMISIONES INVESTIGADORAS

YA LLEGAN LOS ITALIANOS

oooooooooooooooooooooooo

 

 

 

 

 

BOMBAS DE FRAGMENTACIÓN

  Jueves, 31 de Agosto de 2006 -  Se intensificó ayer la presión para imponer una prohibición internacional a las bombas de fragmentación. Israel fue acusado de llenar el sur del Líbano con miles de bombas que no explotaron en las últimas horas de su guerra contra Hezbolá. Los que impulsan la prohibición acusaron a la Fuerza de Defensa de Israel de dejar un “campo minado” de bombas mortíferas en pueblos y campos, después de disparar cientos de bombas de fragmentación, misiles y bombas desde su frontera norte en los tres días anteriores al fin de las hostilidades, a comienzos de este mes. Los funcionarios de las Naciones Unidas advirtieron que 12 personas habían muerto y otras 49 resultaron heridas por bombas que no explotaron desde que terminó la guerra y dijeron que el porcentaje de bajas probablemente aumentaría. El gobierno israelí insiste en que no apuntó a civiles durante el conflicto y dice que todas las armas utilizadas están aceptadas por la ley internacional. También insiste en que el uso de sus armas es legal. Sin embargo, los defensores de las campañas antiminas han estado presionando por una prohibición internacional sobre su uso, sosteniendo que las bombas de fragmentación son indiscriminadas y su uso en áreas pobladas puede ser una contravención a la ley internacional.  

ooooooooooooooooooooooooooo   

EL PREMIER ISRAELÍ DIJO QUE SEGUIRÁ EL BLOQUEO

 

Annan se reunió con Olmert

 El secretario general de la ONU le había pedido al jefe del gobierno israelí que levante el bloque al Líbano, pero éste le contestó que sólo lo hará cuando se cumpla la resolución que puso fin a las hostilidades. 

Por J. P. Velásquez-Gaztelu * -

Desde Amman Jueves 31 de Agosto de 2006  - Israel respondió con un “no” rotundo a la petición del secretario general de la ONU, Kofi Annan, de levantar el bloqueo aéreo, marítimo y terrestre sobre Líbano y afirmó que lo hará sólo cuando se cumpla íntegramente la resolución 1701 del Consejo de Seguridad. “Como el propio secretario general ha dicho, la resolución es un menú cerrado e Israel cumplirá sus compromisos, incluido el levantamiento del embargo, como parte del cumplimiento de todos los artículos”, dijo Olmert tras recibir en su residencia de Jerusalén al secretario general de la ONU. Olmert, cuyo gobierno de coalición atraviesa una delicada situación por las crecientes críticas en su país a su manejo de la guerra con Hezbolá, dejó claro que no hará un gesto hacia el gobierno libanés mientras no se produzca la liberación de los dos soldados israelíes capturados por Hezbolá y se despliegue la fuerza internacional no sólo en el sur de Líbano, sino también a lo largo de la frontera con Siria para impedir el rearme del movimiento islámico. El primer ministro israelí también reaccionó con frialdad al anuncio, por parte de Annan, de que en los próximos días la Fuerza Interina de Naciones Unidas para Líbano (Finul) tendrá 5000 hombres sobre el terreno, y que ello hará posible una pronta retirada de las tropas israelíes del sur de Líbano. “Israel se retirará de Líbano cuando la resolución se cumpla”, dijo Olmert. La reunión puso de manifiesto serias discrepancias entre el gobierno de Olmert y el secretario general de la ONU, que el pasado lunes emprendió una ofensiva diplomática por ocho países de Oriente Próximo con el objetivo de consolidar el alto el fuego entre Israel y Hezbolá. Annan considera vital el levantamiento del bloqueo para que el Líbano pueda recuperarse económicamente y para que el gabinete de unidad nacional presidido por Fuad Siniora pueda extender su soberanía a todo el país. “El gobierno libanés está cumpliendo en serio la resolución 1701 y ésta es una buena oportunidad para reforzarlo”, dijo Annan, quien esperaba, al menos, que Israel anunciase ayer el levantamiento del bloqueo aéreo sobre Líbano. Ahmad Fawzi, portavoz de Annan, declaró que éste sigue siendo optimista y que espera que Israel reconsidere su petición de levantar el embargo, aunque sea gradualmente, empezando por el aeropuerto internacional de Beirut. Israel impuso un férreo bloqueo sobre Líbano el pasado 13 de julio, un día después de que milicianos de Hezbolá atacasen un puesto fronterizo del ejército israelí y secuestraran a los dos soldados. Durante la guerra posterior, Israel bombardeó el aeropuerto de Beirut, impidió la llegada de mercancías a los puertos libaneses y destruyó las carreteras que llevan a Siria, única conexión terrestre de Líbano con el exterior. A pesar de la entrada en vigor del alto el fuego, el pasado 14 de agosto, Israel sólo permite actualmente el aterrizaje de aviones de las líneas aéreas Royal Jordanian y Middle Eastern, siempre que pasen antes por el aeropuerto de Ammán para pasar una revisión de seguridad. Fouad Siniora, el primer ministro del Líbano, rechazó un llamado de Olmert para que los gobiernos de Israel y el Líbano tuvieran un contacto directo para establecer “la piedra angular de una nueva realidad” entre los estados vecinos. El Líbano, dijo, sería el último país árabe que firmará un tratado de paz con Israel. “Que quede claro –añadió–, no estamos buscando un acuerdo hasta que haya una paz justa y completa.” Mohammed Fneish, uno de los dos ministros Hezbolá en la coalición de Siniora, rechazó el llamado de la resolución de la ONU para la libertad incondicional de los dos soldados capturados. “Esto no es posible –dijo-. Debería haber un intercambio a través de negociaciones indirectas.” Annan también se entrevistó ayer con Tzipi Livni, ministra de Asuntos Exteriores israelí, quien expresó su malestar por la visita que el secretario general de la ONU tiene previsto efectuar el próximo fin de semana a Teherán. Livni, según un asistente a la reunión que pidió el anonimato, sostuvo que viajar a Teherán contribuye a reforzar un gobierno que preconiza la destrucción del Estado de Israel. Annan, según la misma fuente, respondió a las críticas de la ministra israelí con el argumento de que Irán es un país miembro de Naciones Unidas y que su misión como secretario general es hacer todo lo posible para resolver, mediante el diálogo, los enormes problemas de Oriente Próximo. Livni, sin embargo, no puso objeciones cuando Annan habló de la participación de países islámicos como Indonesia y Malasia, que no reconocen al Estado de Israel, en la fuerza internacional en Líbano. Tras su visita de 24 horas a Israel, Annan se trasladó en un helicóptero militar jordano hasta Ramalá sede de la Autoridad Palestina, para conversar con el presidente Mahmud Abbas. De allí voló hacia Ammán, donde hoy tiene previsto entrevistarse con el rey Abdalá a orillas del mar Muerto. * De El

País de Madrid. Especial para Página/12.  

ooooooooooooooooooooooooo   

LLUVIA DE CRÍTICAS CONTRA OLMERT POR LAS COMISIONES INVESTIGADORAS

 Miércoles 30 de Agosto de 2006  - El premier israelí anunció la formación de dos comisiones para investigar lo actuado en la guerra del Líbano, pero recibió muchos cuestionamientos por el limitado alcance del mandato. 

Por Sergio Rotbart desde Jerusalén 

“La responsabilidad por la decisión de salir a la guerra y por sus resultados es totalmente mía”, dijo Ehud Olmert en el marco del discurso con el que anunció que no creará una comisión investigadora estatal sobre el desempeño de su gobierno durante la guerra en el Líbano. Si bien el premier israelí pidió paciencia para evaluar en forma más íntegra los logros del conflicto militar con el Hezbolá, por otro lado sentenció: “No permitiré que se convierta al ejército en blanco de la flagelación colectiva, no dejaré que se lo paralice durante largos meses o aún más”. No obstante, Olmert designó dos “comisiones examinadoras” sobre la guerra: una se ocupará del papel de la dirigencia política y la otra se centrará en el accionar de la cúpula militar. Los miembros de la primera ya fueron elegidos: la encabezará Nahum Admoni, ex titular del Servicio de Inteligencia (Mosad), y junto a él la integrarán los juristas Ruth Gabison y Yehezkel Dror y los generales (de la reserva) Yedidya Yaari y David Ivri. Se estima que la segunda comisión estará basada en la que ya designó el ministro de Defensa, Amir Peretz, liderada por Amnon Lipkin-Shahak, ex jefe del ejército, y a ella se sumarían personalidades del ámbito jurídico. Con respecto a la preparación de la defensa civil durante la guerra, el gobierno le encomendará la revisión del tema al contralor del Estado, el juez Micha Lindenstrauss. David Ibri, uno de los integrantes de la comisión encargada de examinar la actuación del gobierno durante la guerra, fue comandante de la fuerza aérea y titular del Consejo de Seguridad Nacional. En un artículo publicado ayer en el diario Haaretz, Ibri argumentó: “Pudimos haber conseguido los objetivos razonables en el tercer día de la guerra. De ahí en adelante no había chance de mejorar los logros diplomáticos, por eso lo correcto hubiese sido parar”. Varios representantes del campo político criticaron la decisión del primer ministro y su opción de haber descartado la creación de una comisión investigadora estatal. El ministro laborista Ophir Pines dijo que se opondrá a la medida, dado que “la comisión que propuso Olmert para investigar al poder político carece de una clara autoridad y de agenda”. Pines agregó que la existencia de más de una comisión creará un estado de confusión. El líder de su partido, Amir Peretz, se abstuvo hasta el momento de pronunciarse sobre el tema. Zehava Gal-On, titular de la bancada parlamentaria del partido de centroizquierda Meretz, llamó a los designados miembros de la comisión creada por Olmert a no servir como taparrabos encubridores de la verdad. Desde el otro flanco del arco político, el vocero del partido derechista Likud señaló que “es ilógico que el primer ministro designe una comisión que revisará su propio desempeño”. Mientras que Efi Eitam (Unidad Nacional) definió la instancia investigadora “comisión de encubrimiento y rehuida de la responsabilidad”. Los organizadores de la protesta de los soldados reservistas que combatieron en el Líbano, por otro lado, manifestaron su condena a la decisión gubernamental de no crear una comisión investigadora estatal. Y si bien la causa que defienden no ha crecido, a juzgar por el número de manifestantes que congrega, sus líderes esperan que el paso dado por Ehud Olmert sea un buen motivo para promover la concurrencia de adherentes que hasta ahora preferían no salir de sus casas. “Olmert creó tres comisiones, sólo falta la comisión de decorado. Es un acto de manipulación, trucos de abogado”, dijo Nir Hirshman, vocero de la protesta. Eliad Shraga, titular del Movimiento por la Transparencia Gubernamental, inició, junto con otros tres miembros del organismo, una huelga de hambre destinada a conseguir la creación de una comisión estatal. Shraga no oculta su enojo: “El primer ministro demuestra que quizá la exigencia de su renuncia sea lógica, quizá no sea digno del puesto que ocupa. Se crearon comisiones investigadoras por cosas más ínfimas, como la caída de las acciones de la bolsa en los años ’80. Se trata de otra maniobra sucia de sus asesores de imagen”. Por su parte, los familiares de soldados caídos en el Líbano decidieron endurecer los términos de su protesta contra el gobierno. Ayer realizaron una marcha desde el Centro Beguin, en Jerusalén, hasta la casa del primer ministro bajo la consigna “Olmert, no podés más” (parafraseando al dicho del ex premier Menajem Beguin, quien abandonó su cargo a raíz de la primera guerra del Líbano). Allí iniciaron una huelga de silencio hasta que el actual premier acepte recibirlos. “Si no se reúne con nosotros debido a la potencia de las palabras, lo hará debido a la potencia de nuestro silencio”, explicó Elifaz Baluha, cuyo hijo Nadav murió en la reciente guerra.  

ooooooooooooooooooooooooo  

YA LLEGAN LOS ITALIANOS

Miércoles 30 de Agosto de 2006 - Naciones Unidas cree posible tener, en pocos días, desplegado el primer contingente de cascos azules, que se sumarán a los efectivos que el organismo tiene ya al sur del Líbano. Italia será el mayor contribuyente a la fuerza de paz, con el envío de un total de 2496 soldados, que empezarán a llegar a la zona antes del fin de semana. Europa será la espina dorsal de la misión. Francia informó que sumará 1600 soldados a los 400 efectivos que ya tiene en el Líbano, Bélgica prometió hasta 400 soldados para octubre, Finlandia hasta dos centenares y Polonia doblará su presencia hasta llegar a los 500 soldados. Pero la ONU quiere que haya aportes de otros países árabes o musulmanes, idea a la que Israel plantea reservas.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris